El cuerpo de Jamie Marks aparece sin vida en medio del bosque. Los compañeros de su clase están todos sorprendidos por el hecho, pero realmente nadie lo conocía, ningún alumno se acercaba demasiado a él.
Tan solo Adam y Gracie son acechados por los remordimientos de no haber hecho nunca nada por Jamie. Tras visitar el lugar en el que murió el joven, los dos chicos empiezan a encontrarse cara a cara con el cadáver.

jamie marks is dead

El director Carter Smith regresa al género del terror tras sus películas Las ruinas (The Ruins, 2008) y Bugcrush (2006), presentando Jamie Marks is dead en el Festival de Sundance y en el Festival de Sitges 2014. Se trata de una película sobrenatural con jóvenes adolescentes como protagonistas. En una época en la que aparecen varias adaptaciones para la gran pantalla sobre sagas con protagonistas adolescentes, véase Los juegos del hambre o The Host, le toca el turno a lo sobrenatural.

En 2013 vimos Memorias de un zombie adolescente (Warm bodies, Jonathan Levine) en la que el protagonista es un joven muchacho zombie que se enamora de una muchacha. Con el filme de Smith no nos alejamos de lo fantástico y nos adentramos en el mundo de los espíritus.
Jamie es un joven atormentado en la escuela, sujeto de las burlas de muchos de sus compañeros y sin ningún amigo conocido. Curiosamente esta faceta suya cambiará tras su muerte. Empezará entonces a relacionarse con un compañero de clase, Adam, quién parece ser el único que se siente triste por la muerte del chico.

Una curiosa manera de denunciar el bullying sufrido por parte de algunos, resultado de las crueldades entre los jóvenes adolescentes y de la falta de empatía por parte de los compañeros que se alejan de las agresiones que ven que sufren otros.

Jamie Mark is dead

Smith convierte el paisaje de una América rural, muy parecido al entorno de Twin Peaks, en un lugar violento, solo hay que ver el ciervo que cuelga de una canasta a lo largo de toda la película.

Crea una atmósfera intimista entre los dos personajes principales junto a los paisajes invernales de esta bonita población. Un drama bien elaborado que tendría que resultar más atractivo de lo que termina siendo. El ritmo pausado de las escenas y los acontecimientos que se van sucediendo, lleva por crear una película aburrida. Tan solo al llegar al final del filme encontramos una subida en la acción que consigue devolvernos de golpe a la narración.
Solo es un pequeño espejismo, llega demasiado tarde para solucionar el tema del aburrimiento.

En definitiva, un drama intimista con aire sobrenatural, en el que los dos actores principales llevan bien el peso de la película, con una buena fotografía y una buena banda sonora. Lo que de un inicio parece ser una buena historia, se vuelve en algo aburrido y largo por culpa de la lentitud en que va sucediendo todo. El filme se alarga innecesariamente y tal vez Carter Smith falla en querer realizar algo tan intimista.

SALVA VILA

logo findelahistoria

Tráiler de Jamie Marks Is dead

jamie mark is deadFicha Técnica

Título Original: Jamie Marks Is Dead
Director: Carter Smith
Guión: Carter Smith (Novel: Christopher Barzak)
Música: François-Eudes Chanfrault
Fotografía: Darren Lew
Reparto: Cameron Monaghan, Morgan Saylor, Liv Tyler, Judy Greer, Madisen Beaty, Erin Wilhelmi, Noah Silver, Ronen Rubinstein, Erin Wilhelmi
Productora: Verisimilitude
Año: 2014
Duración: 100 min.
País: Estados Unidos