Película de culto dirigida por Christian Nyby en 1951 (aunque con el productor Howard Hawks interviniendo también en la dirección). En la que nos presentan una estación situada en el ártico que descubre una nave espacial enterrada en el hielo.
En ella rescatarán un cuerpo humanóide congelado en la nieve. La criatura acaba por despertar y revelarse contra todos los integrantes de la estación.

La época de los años 50 fue una máquina de realizar producciones de ciencia ficción, y muchas de éstas de serie B. Tenemos grandes clásicos como Ultimátum a la tierra, Llegó del mas allá, o la gran La Guerra de los mundos de H.G Wells.
A lo largo de esta época y al igual que la película que nos corresponde, la ciencia ficción se centraba en ataques alienígenas contra humanos o de monstruos tentaculares que atacaban a la población. Teniendo ejemplos como El monstruo de tiempos remotos, o La mujer y el monstruo.

En El enigma de otro mundo, (The thing from another world, 1952) nos encontramos con la invasión de un extraterrestre con forma humanoide y de composición vegetal que a diferencia de otras ocasiones no se trata de un ser con forma viscosa o lleno de tentáculos. Aquí la espectacularidad del film no se centra en el monstruo, el cuál simplemente parece un hombre con mucha fuerza, sino en la tensión que aporta la cinta al no mostrar demasiadas veces a la criatura, haciendo así que estés pendiente de cuando aparecerá el alienígena tal y como les ocurre a los propios protagonistas.

Tenemos una buena interpretación de la mayoría de los artistas, como es el caso del Capitán Patrick Hendry (Kenneth Tobey), el Doctor Arthur Carrington (Robert Cornthwaite) o Margaret Sheridan (Nikki) que con sus buenas interpretaciones en un papel de suspense y un buen dialogo entre personajes hacen que la película se sostenga por si sola sin necesidad de constantes ataques de monstruos. Los personajes secundarios también están bien trabajados, con interés y peso en la trama, no como en otras producciones donde sólo existen para acabar muertos.

El querer centrar la trama de la película en cómo será destruida la criatura por los humanos, sin mostrarla demasiado, junto con la buena y cuidada interpretación de los actores, hace que la cinta sobresalga entre otras similares en las que se daba mucho más protagonismo al alienígena y a las muertes que producía. Esta manera de rodar hace que ésta película de ciencia ficción de los 50s sea de las más recomendables de su época. Tiburón (Jaws, Steven Spielberg, 1975) es otro ejemplo de esto.

El enigma de otro mundo, basada en una historia creada por John W. Campbell titulada Who goes there? forma parte de la iconografía de la ciencia-ficción del siglo XX. Como fan de la original y del relato de Campbell, John Carpenter realizó en 1982 un remake superior al de Nyby, La cosa (The thing, 1982). Carpenter mostraba un monstruo capaz de adoptar la forma de cualquier ser vivo con gráficas transformaciones realizadas por Rob Botín. Como guiño al original, Carpenter utilizó los mismos títulos de crédito que en el film de Nyby.

En 2011 llega una tercera versión del relato de Campbell, llamada igual que el film de Carpenter pero situada en la historia como una precuela de la película de 1982. Este film aporta más bien poco, se dedica a mostrarnos transformaciones digitales de la criatura y copia torpemente los buenos momentos de la versión anterior. A día de hoy, el remake de 1982 es uno de las mejores películas de cine fantástico de su director y de la historia de la ciencia ficción.

SALVADOR VILA

logo findelahistoria

 
 

Imágenes:


Tráilers:

http://www.youtube.com/watch?v=T5xcVxkTZzM

http://www.youtube.com/watch?v=p35JDJLa9ec

 

Ficha técnica:
DIRECTOR: Christian Nyby
GUIÓN: Charles Lederer (Historia: John W. Campbell)
MÚSICA: Dimitri Tiomkin
FOTOGRAFÍA: Russell Harlan (B&W)
REPARTO: Kenneth Tobey, Margaret Sheridan, Robert Cornthwaite, Douglas Spencer, Dewey Martin, James Arness
DURACIÓN: 87 minutos