76th Annual Academy Awards - Arrivals

El mundo del cine se despide de Sean Connery

Tras el fallecimiento del actor Sean Connery (1930 – 2020) han sido innumerables los mensajes de despedida o vídeos que homenajeaban a este gran actor escocés.
Gran actor y galán, será para siempre el mejor y primer James Bond de la historia del cine. Pero no solo se le recordará por este papel, si no por su carisma y su participación en películas tan memorables como Los Intocables (1987), Marnie (1964), Asesinato en el Orient Express (1974), Robin y Marian (1976), Indiana Jones y la última cruzada (1989), La caza del Octubre Rojo (1990), El hombre que pudo reinar (1975), El nombre de la Rosa (1986), Los inmortales (1986), o La Roca (1996) cuyo director Michael Bay recuerda alguna anécdota con el actor:

— ‘La Roca’, persecución de coches, Sean conduciendo y yo filmando. El pisa los frenos y mi cabeza se golpea contra la ventana. Me dijo «¿Estás bien?» y yo le respondo «No, la gente de Disney está aquí para patearme el trasero por estar dos días más de lo previsto». Sean, con esa mirada astuta suya me dijo «¿Quieres que te ayude?» . Almorzamos con los ejecutivos de Disney en un salón de clases de tercer grado, sentados en pequeñas mesas y sillas. Parecíamos gigantes. Anuncio que al Señor Connery le gustaría venir a saludarles. Sean entra, se sienta frente a los ejecutivos que tenían la boca abierta. Con su clásico estilo Sean Connery, grita con acento escocés: «¿Este, el chico, está haciendo un buen trabajando, y tú estás viviendo en tu maldita Torre de Marfil de Disney y necesitaos más dinero!». Sin pausa respondieron «Está bien, ¿cuánto?» —
–“Lo hizo porque adoraba las películas”, concluye Bay. “Amaba la excelencia y hacía lo mejor que podía. Su ética de trabajo no tenía rival, la mejor que he experimentado nunca”.–

Películas, estas o otras, que cada uno recuerda por un motivo especial.

Un actor que ha dejado huella en el cine a lo largo de muchos años, y que se retiró formalmente de su profesión en 2006 presentando una autobiografía el 25 de agosto de 2008, a los 78 años, Being a Scot.
Fallecido esta pasada semana, su mujer ya ha comentado que en los últimos años padecía demencia senil, sin saber a veces quién era él mismo. Micheline Roquebrune ha hablado con el diario británico Daily Mail para narrar cómo era el verdadero estado de salud del actor. “No era vida para él. Últimamente no podía valerse por sí mismo”. “Al menos murió mientras dormía, de una forma muy pacífica. Estuve con él todo el tiempo y simplemente se fue. Era lo que quería”

Recordado por todos, os dejamos con algunos de los mensajes del mundo del celuloide en los que se despiden del profesor Henry Jones, del inmortal Juan Sánchez Villalobos Ramírez, del fraile franciscano Guillermo de Baskerville o del por siempre James Bond, el agente 007.

El mundo del cine se despide de Sean Connery