Magnífica película de ciencia ficción dirigida por Robert Wise en 1951, en la que un platillo volante aterriza en la tierra para que su tripulante Klatuu acompañado de Gort,  un robot gigante de aspecto humanoide, pueda lanzar un mensaje a todos los habitantes de la tierra. Pese que en un principio la petición de Klatuu es rechazada, éste huye y se esconde entre la gente para observar su vida e intentar explicar al mundo científico el mensaje que lleva de las estrellas.

Tal vez es la película de ciencia ficción más importante de la década, y todo un icono de este género. Con un tono totalmente pacifista, la película quiere mostrar el rechazo a las guerras y a la moral americana del momento.  A través del visitante Klatuu, nos lanzan un mensaje de paz en el que nos indican que si seguimos por el camino de las guerras y de la destrucción, acabaremos por matarnos entre todos. Un mensaje que curiosamente todavía es aplicable al mundo actual.
La película critica también la sociedad americana que tiene miedo al extranjero, no han pasado tantos años de la segunda guerra mundial o del comunismo, y utilizando la excusa de un visitante extraterrestre, nos muestra como la gran mayoría de los jefes políticos, ejército e incluso la población civil, lo primero que hace es desconfiar del extraño.
Como ejemplo podemos ver que el visitante Klatuu, nada más bajar de su nave, ya recibe un disparo por parte de los militares.
La única persona que se muestra antibelicista desde un inicio y recibe bien al extraterrestre es representada por Helen Benson (Patricia Neal), una madre soltera con un hijo (Billy Gray) que ha entablado amistad con Klatuu.
Esta crítica a la sociedad civil también la podemos encontrar en El ser del Planeta X, otra película de 1951 con muy bajo presupuesto.

En lo que a la actuación se refiere, encontramos una  buena interpretación de todos los actores. Michael Rennie (Klatuu) representa a la perfección el papel de extraterrestre pacífico. La actriz Patricia Neal (Helen Benson), creíble en su papel y el resto de actores de la película, sumado a los  buenos efectos especiales de ésta, hacen de Ultimátum a la tierra una gran película de ciencia ficción, contrariamente a lo que vemos en otras películas de la década en las que las interpretaciones, decorados y efectos especiales no están nada cuidados. Es un período en el que sale una gran cantidad de películas de ciencia ficción de Serie B.

Otra característica por la que se recuerda esta película es por la célebre frase que la Sra.Benson le dice al robot Gort , KLATUU BARADA NIKTO, frase a la que se le han hecho diferentes guiños en otras cintas, como en El ejército de las tinieblas (Army of darkness Sam Raimi, 1992).

Ultimátum a la tierra tuvo un remake en 2008 protagonizado por Keanu Reeves, que como en muchos casos ocurre, por muchos efectos especiales y otras características que tenga, la película no llega al nivel de la original.

                                                                                                                                                                                                            SALVA  VILA

logo findelahistoria

 

 

 

                                                                                                                                                                                                              

 

 

 

Ficha técnica:

TÍTULO ORIGINAL: The day the Earth stood still.
DIRECTOR: Robert Wise
GUIÓN: Edmund H. North (Basado en el relato corto Farewall to the Master, de Harry Bates, 1940)
MÚSICA: Bernard Herrmann
FOTOGRAFÍA: Leo Tover (B&N)
REPARTO: Michael Rennie, Patricia Neal, Hugh Marlowe, Sam Jaffe, Billy Gray, Frances Bavier, y Lock Martin (como Gort)
PRODUCCIÓN: Julian Blaustein
PRODUCTORA: Twentieth Century-Fox Film Corporation
ESTRENO EN USA: 28 Septiembre 1951
DURACIÓN: 92 minutos