La película cuenta como Gus Lobel (Clint Eastwood) un veterano cazatalentos en el mundo del béisbol va acercándose al final de su carrera mientras la edad le va pasando factura.
Tiene que viajar hacia Carolina del Norte para ojear a un posible nuevo crack de este deporte, lo que para los directivos con los que trabaja podría significar su retirada si no consigue hacer un buen papel.
En este viaje le acompañará inesperadamente su hija Mickey (Amy Adams), hecho que provocará el inevitable acercamiento entre ambos, mientras Mickey pone en peligro su carrera.

Película del debutante como director Robert Lorenz, un hombre con una gran experiencia como productor y sobretodo como ayudante de dirección en muchas de las películas dirigidas por Clint Eastwood.
Precisamente, es por estas colaboraciones con Eastwood por las que el ya veterano actor ha decidido regresar para colocarse frente a la cámara y no al mando de ésta. Aquí encontramos el gran acierto de la película.

Seguramente si Eastwood no actuara en la cinta, estaríamos frente a una producción normalita, pero a pesar de sus años, Clint Eastwood, vuelve a hacer un gran papel, como ya nos demostró en Gran Torino. De nuevo, encarna un personaje cascarrabias, inaccesible y testarudo que tiene mucho que aprender de su hija Mickey con quien empezará un viaje de reencuentro.
Este gran director (Eastwood) nos recuerda que no ha olvidado su faceta de actor, realizando una buena actuación en un registro que conoce y domina a la perfección.

La película se enmarca en el mundo del béisbol, aunque es la excusa perfecta para el tema central de la película, la relación entre Gus (Clint Eastwood) y su hija Mickey (Amy Adams).
Nos narra un drama familiar donde padre e hija se han distanciado tanto, uno del otro, que son incapaces de tener una conversación normal. En esto, si sabe moverse muy bien el director. Con una manera de rodar muy sobria nos va narrando la relación entre padre e hija y como ésta va avanzando, una narración que no se hace nada aburrida al estar siempre flirteando con el béisbol, la otra parte de la cinta, y gracias a lo creíble que se muestra la relación entre los dos actores en la mayoría de escenas en que interactúan.
El resto de personajes que aparecen, tanto Timberlake (Johnny) como Goodman (Pete), y otros secundarios que acompañan a la pareja de actores principales, sólo hacen que rellenar positivamente la película. El peso de la interpretación de Clint Eastwood y Amy Adams, sustenta toda la narración de este drama.

Tenemos en Golpe de efecto una película que el director lleva de manera clásica, tal vez sin arriesgar demasiado personalmente, dado que se parece mucho a la manera de rodar de Eastwood (salvando las grandes distancias, algo se le ha pegado de éste), una historia bien contada con una gran interpretación del veterano actor con la que la película juega su gran baza.

SALVA

logo findelahistoria

 

 

Ficha técnica:
TÍTULO ORIGINAL: Trouble with the curve.
DIRECTOR: Robert Lorenz
GUIÓN: Randy Brown
MÚSICA: Marco Beltrami
FOTOGRAFÍA: Tom Stern
REPARTO: Clint Eastwood, Amy Adams, Justin Timberlake, John Goodman, Matthew Lillard, Robert Patrick, Chelcie Ross, Bob Gunton.
PRODUCCIÓN: Clint Eastwood, Robert Lorenz, Tim Moore, Michele Weisler
PRODUCTORA: Warner Bros, Malpaso
ESTRENO EN USA: 21 Septiembre 2012
ESTRENO EN ESPAÑA: 23 Noviembre 2012
DURACIÓN: 111 minutos