titane banner

Titane, vista en Sitges

A una joven le implantan una placa de titanio en la cabeza tras sufrir un accidente en coche con su padre. Años más tarde se hace pasar por un chico desaparecido. Para el padre de este chico desaparecido hace años es el final de una pesadilla y se lo lleva a casa.

La directora de Crudo (2016) regresa con otra historia extraña en la que los asesinatos y la obsesión por los coches se vuelven algo enfermizos y seductores. Julia Ducournau se centra en su bella manera de contar una historia dramática de terror, mezclada con un thriller obsesivo.

Titane es una película llena de excesos, de aquellas que puedes terminar odiando al no encontrar la sensatez en lo que cuenta. Parece todo un sin sentido. Pero contiene algunos momentos exquisitos llenos de locura y sangre que pueden hacerte querer este tipo de películas violentas.

El argumento es una tontería absurda, la violencia que nos muestra nos deja grandes momentos y los dos protagonistas (Vincent Lindon y Agathe Rousselle) están perfectos. Todo ello servirá, o no, para algunos. Una historia entre la realidad y la ilusión al estilo Cronemberg, con una primera parte violenta y una segunda con un giro radical y tierna.
Se trata de un filme que o gusta, o simplemente te aborrece por la historia que cuenta. A pesar de que dentro del cine fantástico puede caber de todo. Es de esta manera que encaja Titane.

Titane

Ficha Técnica:
Título original: Titane
Dirección: Julia Ducournau
Guion: Julia Ducournau
Fotografía: Ruben Impens
Reparto: Vincent Lindon, Dominique Frot, Agathe Rousselle, Nathalie Boyer, Myriem Akeddiou, Théo Hellermann, Anaïs Fabre, Mehdi Rahim-Silvioli, Lamine Cissokho, Céline Carrère, Mara Cisse
Año: 2021
Duración: 107 min.
País: Francia
Productora: Coproducción Francia-Bélgica; Kazak Productions, Frakas Productions