El propio Stallone comentó en su instagram que Escape Plan 2 tuvo una mala producción y un mal resultado y que en esta tercera parte estuvo en mejores manos. Ciertamente el resultado final es mejor pero tampoco es para tirar cohetes. Nos volvemos a encontrar frente a una producción dirigida hacia el mercado asiático (donde triunfó la primera parte) pero comete fallos similares a su antecesora.

Como es habitual el argumento es lo de menos. Las motivaciones de los personajes son muy básicas. Toca todos los tópicos ya vistos en multitud de ocasiones. Revancha, secuestro, rescate. El problema es que se nutre de un casting repleto de actores que no tienen ningún carisma ni presencia en pantalla (Stallone y Bautista a parte).

Realizar coreografías de artes marciales ya no es suficiente. Se debe traspasar la pantalla y dejar poso. En otros (lejanos) tiempos recuerdo descubrir a Jet Li en Arma Letal 4 y quedar impregnado. Los actores vistos en estas dos secuelas no dejan rastro que podamos seguir para acordarnos de ellos positivamente.

Dirigida por John Herzfeld (amigo de Stallone) el filme se rodó en 20 dias en el Reformatorio de Ohio (Ohio State Reformatory) donde también fue grabada Cadena Perpétua (The Shawshank Redemption) hace 25 años.

Claramente se trata de un direct to video del que Stallone empieza a hacer uso (como fue Escape Plan 2 o Backtrace). Después de cerrar las sagas de Rocky y Rambo no sabemos si este mercado secundario es en el que se moverá. En Escape Plan: The Extractors Stallone confirma el fin de esta saga carcelera. Veremos hacia donde conduce ahora su carrera.

 

OSCAR

 

Tráiler de Escape Plan: The Extractors

Título original: Escape Plan: The Extractors
Año: 2019
Duración: 97 min.
País: Estados Unidos
Dirección: John Herzfeld
Guion: Miles Chapman, John Herzfeld
Música: Víctor Reyes
Fotografía: Jacques Jouffret
Reparto: Sylvester Stallone, Dave Bautista, Curtis ’50 Cent’ Jackson, Jaime King, Malese Jow, Jeff Chase, Tyler Jon Olson, Sergio Rizzuto, Devon Sawa