Operacion bikini Matthew McConaughey a

Operación bikini, Matthew McConaughey

Seguimos con la recopilación ya mítica de las transformaciones físicas más espectaculares del mundo del cine, y en esta ocasión, motivados por su reciente Oscar al mejor actor, nuestro objetivo es el actor estadounidense Matthew McConaughey.


McConaughey, nacido en Texas, se ha revelado como un auténtico camaleón, adaptándose últimamente de forma espectacular, casi dramática, a un papel extremadamente exigente en cuanto a forma física y peso. Le hemos podido ver absolutamente delgado en la oscarizada Dallas Buyer’s Club, en la que interpreta al enfermo de SIDA Ron Woodruff. El esfuerzo realizado se intuye en El lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street, 2013) de Martin Scorsese, en la que observamos el gran cambio de su cara debido a la delgadez, pero es en la película en que comparte papel con otro gran mago del físico como Jared Leto donde más nos ha impresionado su aspecto.


Ya en 2002 McConaughey se mostraba en buena forma junto a otro monstruo de las metamorfosis físicas como es Christian Bale en la película El imperio del fuego (Reign of Fire) para confirmar posteriormente su buena línea en la comedia romántica Novia por contrato (Failure to Launch, 2006), en la que compartía protagonismo con Sarah Jessica Parker.


Posteriormente le vimos lucir figura junto a la bella Kate Hudson en la divertida comédia tropical Como locos… a por el oro (Fool’s Gold, 2008) y en Surfer, Dude (2008), drama existencial sobre el mundo del surf en el que actuaba junta a Woody Harrelson. En sendos filmes siguió ampliando su fama, ya motivo de broma constante en Hollywood, de aparecer sin camiseta en prácticamente todas sus películas.


Fue en 2012 cuando Matthew ganó peso para mostrarse pletórico en la película de Steven Soderbergh titulada Magic Mike, en la que interpreta a Dallas, un streaper maduro que regenta un club en Tampa. Tras un significativo aumento de volumen adecuado a su papel en este filme que protagoniza Channing Tatum es cuando McConaughey se propuso perder más de 20 kg para interpretar al enfermo Ron Woodroof de Dallas Buyer’s Club. Para acometer tan titánica tarea pidió consejo a Tom Hanks, «Tom me llamó y tuvimos una gran conversación sobre el tema de perder peso. Me ayudó mucho«, ha declarado el actor.


El actor pesaba 85 kilos cuando comenzó su estricta dieta centrada en la pérdida de peso y masa muscular. La intención inicial era conseguir llegar a bajar hasta unos impresionantemente bajos 65 kilos, pero como triunfador y ambicioso que es, una vez alcanzada su meta siguió bajando hasta alcanzar los 60 kilos a pesar de los comentarios de su entorno, que destacaban su claro mal aspecto. No es de extrañar pues según cuenta se alimentaba a base de pechuga de pollo, clara de huevo, y coca-cola light. 60 kilos fue el peso que McConaughey pensó que era el perfecta para parar de perder peso e interpretar el personaje que a la postre le ha valido la preciada estatuilla dorada así como también un Globo de Oro.


Se dice que Matthew preguntó a muchos actores de Hollywood sobre el hecho de perder peso de forma exagerada para un papel, y todos coincidieron en asegurarle que no volverían a pasar por tal suplicio. Incluso Tom Hanks hizo unas declaraciones sobre su convencimiento de que sus dos grandes pérdidas de peso, para Philadelphia (1993) y Náufrago (Cast Away, 2000), son la causa de su diabetes, «La adquisición y la pérdida de peso puede haber tenido algo que ver con eso, porque se come tanta mala comida y no tomas ninguna medida para evitarlo«.

Veremos como evoluciona Matthew McConaughey, al que ya vimos ligeramente recuperado en El lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street, 2013), y qué retos físicos le depara el futuro a este oscarizado actor en su exigente carrera enbusca del estrellato hollywoodiense. Como él diría, habrá que ver qué acaba pesando su héroe, que para los que no lo entendieron no es otro que él mismo dentro de diez años.

Deja un comentario