ROBOCOP_214_BANNER
2028, Detroit es la ciudad con un índice de criminalidad más alto de EEUU. Omnicorp, empresa fabricante de robots y drones que ganan batallas por todo el mundo quiere entrar en el ámbito nacional empezando por esta ciudad.

Robocop (2014) es un claro reflejo de los tiempos que vivimos, mucho más recatados y conservadores, y con conservadores no sólo me refiero a la política sino a la política de los estudios de Hollywood. La huella del director José Padilha (Tropa de élite) se encuentra en algunos detalles de la cinta. A diferencia del filme de 1987  dicha huella es mucho más débil dando como resultado una película que aunque correcta es más impersonal y políticamente correcta que el filme de 1987. Se toma más en serio a sí misma que el filme de Verhoeven y abandona su parte más gamberra. Aún así Padilha entrega un filme entretenido y no exento de crítica.

El filme tiene un buen arranque con un Samuel L. Jackson en el papel de orador televisivo. Donde asistimos a una especie de reportaje que pronto acabará en una brutal escena de acción. Esta escena de precréditos muestra lo brutal que pueden ser las máquinas de Omnicorp con los ciudadanos con el apoyo de los medios. Por desgracia después el filme empieza a contarnos la historia de Alex Murphy y su compañero en su empeño por acabar con el crimen organizado. Y en ese sentido el filme pasa a convertirse en un thriller policíaco bastante correcto, pero convencional. Murphy herido de gravedad se convertirá en Robocop y deberá lidiar con el hecho de ser mitad hombre mitad máquina y además encargarse de luchar contra el crimen. La misma historia contada de un modo muy distinto.

Una de las principales diferencias con el original es que aquí se pretende enfatizar la idea del libre albedrío frente a la máquina. Otra más patente si se tiene más de treinta años es que falta garra, sátira y violencia (¿Por qué nadie en Hollywood se da cuenta que las escenas de acción CGI no tienen el mismo impacto que las reales o generadas con efectos más tradicionales?). La sátira aparece en los últimos minutos del personaje interpretado por Samuel L. Jackson. Pero sabe a poco, ¿podría haber comparado al villano con Steve Jobs?, comparar Omnicorp con Apple no es tan descabellado, si veis el filme puede que estéis de acuerdo.

Pero el filme de Padilha cuenta también con elementos a su favor. Una digna reelaboración de la historia que mantiene la identidad del personaje. Un montaje ágil y entretenido y un buen villano, comedido pero muy real en su papel de empresario. Los personajes del doctor interpretado por Gary Oldman así como el de Michael Keaton y el mencionado Samuel L. Jackson son de lo mejor de la función. El difícil papel de la mujer que fácilmente podía caer en el ridículo es salvado dignamente por los guionistas y su intérprete. Y Joel Kinnaman es un correcto Alex Murphy y Robocop.

Robocop (2014) es un digno entretenimiento que funciona por sí mismo y tiene entidad. Dos versiones distintas de un mismo personaje, ambas hijas de su tiempo. Las dos dignas en su cometido de entretener contando esta historia. Es decisión y gusto personal de cada uno abrazar el “cafrismo” de Verhoeven o el ritmo de Padilha.

ROGER MONTFORT

 

 


Ficha técnica:

Título original: Robocop
Año: 2014
Duración: 118 min.
País: Estados Unidos
Director: José Padilha
Guión: Joshua Zetumer, James Vanderbilt, Nick Schenk
Música: Pedro Bromfman
Fotografía: Lula Carvalho
Reparto: Joel Kinnaman, Gary Oldman, Michael Keaton, Abbie Cornish, Samuel L. Jackson, Jackie Earle Haley, Michael K. Williams, Jay Baruchel, Jennifer Ehle, Marianne Jean-Baptiste
Productora: MGM / Columbia Pictures / Strike Entertainment
Estreno en USA: 12/02/2014
Estreno en España: 14/02/2014
Calificación: No recomendada para menores de 12 años

Web Oficial: https://www.facebook.com/RoboCop