Después del gran éxito conseguido con El sexto sentido, M. Night Shyamalan dirigió El protegido (Unbreakable, 2000). En ella un gran Samuel L. Jackson acompañado de Bruce Willis bordaban una obra donde se mostraba el mundo del cómic y los superheroes desde un punto de vista distinto al habitual.

Shyamalan continuó una carrera desigual con grandes títulos y otros más o menos afortunados. En su afán de siempre arriesgar en 2017 presentaba Múltiple (Split). Parecía una película más en su camino, pero el genial giro final la emparentaba con el mundo creado en El Protegido. Según Shyamalan siempre había deseado continuar con ello.
17 años después empezaba a rodar lo que sería el final de una trilogía.

En Glass (Cristal) Shyamalan vuelve a mostrar su maestría. La realización del film es exquisita. Cómo está todo pensado y su puesta en escena es sublime. Con la cámara te sitúa dentro de la acción, viviéndola casi en primera persona.

Adolece en algún punto de falta de arranque (la parte central es la más pesada), pero la segunda mitad del filme es apasionante. La visión de los superheroes es tratada de forma directa, sin artificios, explosiones ni multitud de efectos especiales pero con gran fuerza y brillantez.
Juega con la duda y la creencia. Se basa en la búsqueda de la verdad y en dar valor a lo que cada uno somos en un mundo dominado por otros.

Hablemos de los protagonistas. Vistos sus últimos trabajos no era esperanzadora su participación pero la calma y porte mostrados por Bruce Willis son sobresalientes. James McAvoy llena la pantalla cada vez que aparece y Samuel L. Jackson muestra de nuevo su fiabilidad.

 

OSCAR

 

Tráiler de Glass


Título original: Glass
Año: 2019
Duración: 129 min.
País: Estados Unidos
Dirección: M. Night Shyamalan
Guion: M. Night Shyamalan
Música: West Thordson
Fotografía: Mike Gioulakis
Reparto: James McAvoy, Bruce Willis, Samuel L. Jackson, Sarah Paulson, Spencer Treat Clark, Anya Taylor-Joy