Vacaciones en el infierno

Crítica:

Mezcla entre thriller de acción y drama carcelario, Vacaciones en el infierno (llamada How I Spent My Summer Vacation primero y Get the gringo después) nos cuenta la historia de un americano de oscuro pasado que aterriza en El pueblecito, penal de Ciudad de Méjico con tanta sobrepoblación de reclusos como miseria y corrupción. Puesto en una situación a priori compleja, Driver, nuestro gringo, se.mueve como pez en el agua en este infierno poblado de criminales y simples desgraciados por igual. Lo único que se necesita para sobrevivir en esta sucia y peligrosa ciudad carcelaria es dinero, y Driver sabe bien como apañárselas para conseguirlo en un entorno al que supera de largo en inteligencia y habilidad.

Con un buen arranque que nos brinda una persecución cerca de la frontera mejicana que culmina con una espectacular entrada de nuestro protagonista en Méjico volando, literalmente, Get the gringo goza de un gran ritmo argumental que consigue mantener sorprendentemente durante todo el metraje a pesar de la complejidad de la trama. Es de esos filmes que no por ser ligeramente previsibles pierden ningún interés.

Evidentemente el filme se apoya totalmente en la figura de su única estrella Mel Gibson, también productor y guionista, que realiza un enorme papel dominando la pantalla en todo momento de forma impresionante, con un personaje que transpira simpatía. El veterano actor consigue transmitir con su interpretación una seguridad y una tranquilidad absorventes a pesar de estar en un entorno que no parece el ideal, demostrando sobradamente que todavía tiene mucho que dar a su edad al séptimo arte.

Como curiosidades destacan la inclusión en una muy peculiar la banda sonora de una canción del cantante Manu Chao, y la presencia de en escena de Peter Stormare, actor de duros rasgos nacido para encarnar a villanos que descubrimos en Fargo (1996) y posteriormente hemos visto en filmes como El gran Lebowski (The big Lebowski, 1998), Armageddon (1998) o Chocolat (2000), y próximamente veremos en la prometedora Lockout.

Dirigido por Adrian Grunberg, que debuta en la dirección con Get the gringo, el filme esta remarcablemente bien realizado por este director novel que ya trabajó con Mel Gibson en Apocalypto (2006) y Al límite (Edge of Darkness, 2010), y que aparte ha trabajado en filmes como Traffic (2000), Daño colateral (Collateral damage, 2002), Jarhead – El infierno espera (Jarhead, 2005) y Wall Street 2: El dinero nunca duerme (Wall Street: Money Never Sleeps, 2010)

Podemos concluir que Get the gringo es una buena película que nos trae de vuelta al mejor Gibson para garantizarnos el pasar un buen rato y vibrar con una historia que huye de moralejas obvias para ofrecernos un filme en mi opinión absolutamente redondo.

   JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

Imágenes:

 

Tráiler:

 

Ficha técnica:

DIRECTOR: Adrian Grunberg
GUIÓN: Mel Gibson, Adrian Grunberg, Stacy Perskie
MÚSICO: Antonio Pinto
FOTOGRAFIA: Benoît Debie
MONTAJE: Steven Rosenblum
VESTUARIO: Anna Terrazas
REPARTO: Mel Gibson, Peter Stormare, Dean Norris, Bob Gunton, Stephanie Lemelin, Kevin Hernandez, Scott Cohen, Patrick Bauchau, Aaron Cohen, Sofía Sisniega, Jesús Ochoa, Tenoch Huerta, Daniel Giménez Cacho, Denise Gossett
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Bernardo Trujillo
PRODUCCIÓN: Bruce Davey, Mel Gibson, Stacy Perskie
PRODUCTORA: Airborne Productions / Icon Productions
DURACIÓN: 95 minutos