El juzgado de Vilanova i la Geltrú ha archivado la causa abierta contra Ángel Sala, director del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya. Ángel fue imputado por un delito de pornografia infantil al exibir en dicho festival (que se celebra en Sitges) la película A Serbian Film que incluía imágenes de sexo y violencia con menores.

La resolución judicial considera que los hechos no son constitutivos de infracción penal.