La família de Martin es atacada por un vampiro y todos sus miembros asesinados. Un misterioso "Míster" le salva de la muerte y emprenden juntos un viaje hacia el norte por una Norteamérica azotada por los vampiros, el fanatismo y la crueldad.

Stake Land es un muy buen filme de vampiros, con algo de comic en sus personajes, duro en sus situaciones y planteamientos y con un toque fantástico (supongo no pudieron evitar salirse del realismo imperante en todo el filme para hacer un guiño al origen fantástico del mito vampírico.) Se pudo ver en el Sitges Festival Internacional de Cinema de Catalunya de 2010.

La historia utiliza los vampiros para mostrar a unos humanos mucho más peligrosos que la amenaza que les ha caído encima. La idea que el hombre es un lobo para el hombre ya tratada en The Road, filme con el que guarda similitudes como la fotografía (menos pálida eso sí) y el uso del paisaje (la producción sale bien parada y su poco presupuesto sólo se adivina sin llegar hacerse evidente.) Esta idea es más cruda que la de Romero para su primera trilogía de zombies. Aquella en que los humanos son destruidos por la amenaza exterior a causa de su incapacidad para trabajar juntos.

El filme es una road movie donde los dos protagonistas se encontrarán distintas comunidades de humanos e irán recogiendo algunos compañeros de viaje en su aventura. Los protagonistas no dejan de perseguir un sueño americano (llegar a la tierra sin vampiros) enmedio de las cenizas del antiguo sueño americano convertido ahora en pesadilla.

Se aplaude y agradece la presencia de Kelly McGillys (Top Gun y Acusados la encumbraron, luego más o menos desapareció) que últimamente parece encontrar trabajo en producciones de terror de calidad como la presente o The Inkeepers. Danielle Harris (quien fuera hija de Bruce Willis en El último Boy Scout y que desde que apareció en Halloween 4 con 11 años ha construido una carrera con el género del terror). En España se puede encontrar el DVD en cualquier gran superfície pues no llegó a estrenarse en salas. Una auténtica pena pues merecía una oportunidad y una distribución decente. En fin, así nacen las películas de culto.

Sin extenderme más recomendar Stakeland a todos aquellos amantes del mito vampírico por ser una aproximación diferente y con bastante mala leche. Además aqui los vampiros acojonan bastante, hay diferentes clases y son prácticamente monstruos. Cuan lejos estan de los de Crepúsculo...


ROGER

logo findelahistoria