Crítica:

Buen thriller de suspense repleto de trepidante acción, Sin Frenos (Premium Rush) nos mete en el mundo de los mensajeros que trabajan en la ciudad de Nueva York, una urbe tan densa y poblada que la única manera de garantizar envíos con límite de tiempo en la propia ciudad es contratar a alguno de la multitud de valientes y temerarios mensajeros que se mueven a velocidad de vértigo por las repletas calles montados en sus bicicletas a contrarreloj. El filme nos presenta a Wilee, supuestamente el mejor de este peculiar grupo de arriesgados mileuristas en versión americana, que recibe un encargo aparentemente rutinario de Nima, compañera de piso de su ex-novia, que a la postre resulta ser vital para el futuro de un pequeño y desvalido niño chino, que al otro lado del planeta anhela obtener luz verde para subir a un lúgubre barco que se dirige a la tierra prometida, Estados Unidos, y que sólo obtendrá si nuestro protagonista consigue completar la hazaña encargada.

Des del principio Wilee empieza a encontrarse problemas para realizar el citado servicio, que no es mas que llevar un misterioso sobre a una peluquería regentada por asiáticos del centro, al otro lada de la ciudad. Empezará topándose con un agente de la ley, evidentemente corrupto y acuciado por las deudas, para seguidamente verse perseguido por la policía primero, y retado por uno de sus propios compañeros mensajeros después. Todo con una hora límite que permite al filme jugar con los flashbacks y el tiempo, siempre en una especie de cuenta atrás, dando más interés a este vulgar encargo de transporte que nuestro protagonista acaba convirtiendo en una epopeya heroica muestra de resistencia, fuerza, fe, valentía y coraje.

Hay que destacar las escenas que nos brinda el filme de desplazamientos a toda velocidad por las calles de La Gran Manzana, que son dignas de verse y nos ofrecen sensaciones ciertamente trepidantes. También hay que destacar la realización de lo que parece ser la evaluación de opciones en una fracción de segundo que hace la mente de nuestro protagonista, que nos regala secuencias verdaderamente impactantes. La verdad es que Sin frenos lo tiene todo, romance, acción, espectacularidad, suspense y maldad a partes iguales, aún así el filme parece quedarse a un paso de ser lo que los aficionados llamaríamos “un auténtico peliculón”, quizás porque el guión peca de previsible en varios momentos o quizás por un simple error de cásting, pues el carisma del prometedor actor Joseph Gordon-Levitt no llega al nivel del que poseía el intrépido mensajero-ciclista que fue Kevin Bacon en el clásico Quicksilver (1886), consiguiendo convertir este empleo en una forma y una filosofía de vida, aun contando con menos medios y efectos especiales.

Buena interpretación a pesar de todo de Joseph Gordon-Levitt, al que recientemente vimos junto a Bruce Willis en Looper, hace poco como compañero de Batman en El caballero oscuro: La leyenda renace (The Dark Knight Rises, 2012), y anteriormente habíamos visto en el filme Origen (Inception, 2010) o en la serie cómica Cosas de marcianos (3rd Rock from the Sun, 1996-2001). En cuanto al malvado, está interpretado por Michael Shannon, que habréis visto en la serie Boardwalk Empire (2010-2012) o en películas como Pearl Harbor (2001), Vanilla Sky (2001), 8 millas (8 miles, 2002) o World Trade Center (2006).

Podemos concluir que Sin Frenos es un filme que se deja ver, aunque fracasara estrepitosamente en la taquilla americana, que nos ofrece un gran ritmo y espectacularidad, así como un fondo de superación personal, una trama intrigante y, como no, una historia romántica. No descartéis ver Sin Frenos a la ligera pues quedará fijada como una actuación destacada en el currículum de uno de los actores más prometedores del momento como es Gordon-Levitt.

   JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 


Imágenes:


 

Tráiler:

Ficha técnica:

DIRECTOR: David Koepp
GUIÓN: David Koepp, John Kamps
MÚSICA: David Sardy
FOTOGRAFÍA: Mitchell Amundsen
MONTAJE: Derek Ambrosi, Jill Savitt
VESTUARIO: Luca Mosca
REPARTO: Joseph Gordon-Levitt, Jamie Chung, Michael Shannon, Aasif Mandvi, Dania Ramirez, Aaron Tveit
PRODUCCIÓN: Gavin Polone
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Thérèse DePrez
PRODUCTORA: Columbia Pictures / Pariah
DISTRIBUIDORA: Sony Pictures Releasing de España
ESTRENO EN USA: 24 de Agosto 2012
ESTRENO EN ESPAÑA: 21 de Septiembre 2012
CALIFICACIÓN: No recomendada para menores de 7 años
DURACIÓN: 91 minutos