Es un placer poder volver la mirada atrás y visionar hoy la película Crepúsculo (Twilight, 2008), origen del impresionante fenómeno de masas en el que se ha convertido, y todavía es, esta saga de carácter supuestamente juvenil que cautiva a niños, adolescentes y adultos de todo el mundo. Si nos hubiesen dicho antes de su estreno en lo que se convertirían tanto la saga como los principales actores del filme ninguno nos lo habríamos creído, sobretodo partiendo de una historia puramente romántica de mentalidad casta que mezcla vampiros con hombres lobo, al más puro estilo serie B.

Crepúsculo

Todo parte de las novelas de la escritora estadounidense Stephenie Meyer, que publicó Crepúsculo en 2005, a la que siguieron Luna nueva en 2006, Eclipse en 2007 y finalmente Amanecer en 2008. La primera entrega de la saga ha sido traducida a 37 idiomas y ha vendido ya más de 25 millones de copias en todo el mundo, convirtiéndose en un best-seller internacional.

Crepúsculo

A finales de 2007 la novela Crepúsculo fue adaptada al cine por Melissa Rosenberg y la dirección del filme recayó en Catherine Hardwicke, que había ejercido de directora de producción de filmes como Tank Girl (1995), Tres reyes (Three Kings, 1999) o Vanilla Sky (2001), y dirigido entre otras la película la exitosa Thirteen (2003), por la que la actriz Holly Hunter fue nominada al Oscar. La producción de Summit Entertainment concluyó, tras 48 días de rodaje, con la película Crepúsculo estrenándose a finales de 2008 y recaudando más de 7 millones de dólares en venta de entradas la noche de su estreno y 70 millones el primer fin de semana en Estados Unidos. Cuando el 21 de marzo de 2009 fue lanzado el DVD del filme, vendió más de 3 millones de unidades en su primer día, confirmando la gran acogida por parte del público.

Crepúsculo

Hablamos de una novela primero, y sobretodo un filme después, que convirtieron la hasta el momento temida y fría figura del vampiro, siempre villano y oscuro, en un icono sexual y romántico objeto de fantasías adolescentes. Pero eso no es todo, también transformó un indio americano fiel a las costumbres de su reserva en un héroe moderno con loables principios, y finalmente se atrevió a buscar la complicidad de los jóvenes predicando la abstinencia hasta el matrimonio. Los tres conceptos parecen ser sin ninguna duda inasumibles y lejanos para el público al que iban dirigidos, augurando un negro futuro comercial al filme en el mundo de hoy en día, y aún así, el éxito fue, y sigue siendo, absolutamente rotundo.

Vale la pena volver a visionar el origen de todo esto una vez más, la película Crepúsculo, el nacimiento de toda esta saga cinematográfica de rotundo éxito y el orígen de la fama de gran parte de sus actores. Así podremos apreciar y valorar ahora este filme, de formato en el fondo totalmente clásico, en su justa medida. Es siendo ya conscientes de su trascendencia que podemos apreciar más profundamente los detalles de la película.

Crepúsculo

Si nos fijamos en Crepúsculo e intentamos entender su desmesurado éxito, veremos una historia que parte de una desdichada adolescente con padres separados que no la entienden y ni siquiera lo intentan, cosa muy habitual, para seguidamente ver como esta joven protagonista afronta el duro trance de tener que adaptarse a un entorno que desconoce y hacer amigos en un nuevo instituto. Esa sensación de soledad y aislamiento que transmite el personaje consigue recrear la eterna incomprensión adolescente con gran habilidad. Bella solo cuenta para su integración social con el apoyo incondicional del raro Jacob, joven e inmaduro pero amigo de la infancia y eterno enamorado de ella que interpreta Taylor Lautner.

Aquí nos vamos dando cuenta de que la empatía con el personaje es probablemente generalizada entre las adolescentes, más aún cuando a su entorno se añade un guapo y misterioso Edward, a priori inalcanzable y profundamente diferente a todo lo establecido. A partir de entonces el filme nos regala un Edward de fría fachada y profundas preocupaciones con un corazón de oro y todopoderoso protector de su amada, a la vez que es un culto y maduro hombre en el fondo, que alberga peligrosos instintos animales. Pero todavía puede ser mejor este rebelde, ya que para estar con ella debe luchar contra su propia naturaleza, que la desea de forma incontrolable. Vais entendiendo ya el tirón de todo ello?

La historia entonces se convierte en la de un amor prohibido, infinito e inquebrantable, que parece no poder ser a pesar de lo mucho que se quieren los jóvenes amantes, al estilo Romeo y Julieta, para luego dar un dramático vuelco cuando solo Edward puede proteger a Bella de un serio peligro, que su padre no puede comprender ni conocer, y que tiene relación con el secreto que los dos amantes comparten. Llegado este punto ya estamos enganchados a la absorbente fuerza del personaje de Robert Pattinson y empatizamos completamente con Bella, interpretada por Kristen Stewart. Ya en este punto voy viendo la película y cada vez me parece menos sorprendente su gran impacto en taquilla.

Crepúsculo

Finalmente la historia nos lleva al punto en que nuestro caballero andante debe luchar para rescatar a su princesa de las garras del malvado James, arriesgando su propia vida para salvar a su amada en una escena impresionante en la que él consigue salvarla “in extremis” haciendo un enorme esfuerzo de auto control. A estas alturas uno ya se ha dado cuenta perfectamente de que estamos frente a un peliculón de los que hacen afición y que catapultará la carrera de estos desconocidos actores directamente al estrellato, como así ha sido.

Crepúsculo

En conclusión, Crepúsculo es una gran película, en el fondo romántica y de ideales conservadores, con toques de acción y tragedia, de visionado obligado para todo amante del cine, que sigue y seguirá dando réditos a sus creadores y actores durante mucho tiempo. Eso sí, hay que ser prudentes al analizarla, ya que si nos fijamos, veremos que no sólo promueve la abstinencia entre los jóvenes, fomentando la idea religiosa de “esperar al matrimonio”, sino que en realidad también da validez y supuesta modernidad a un modelo conservador de relación de pareja, en el que la mujer adopta una postura sumisa mientras que el hombre ejerce de protector y líder. Así que no os dejéis influir por sus mensajes y simplemente disfrutadla sin complejos, vale la pena.

   JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

Imángenes de Crepúsculo:

 

Tráiler de Crepúsculo:

http://youtu.be/BSedu44YaVQ

 

Ficha técnica:

DIRECTOR: Catherine Hardwicke
GUIÓN: Melissa Rosenberg (Historia: Stephenie Meyer)
MÚSICA: Carter Burwell
FOTOGRAFÍA: Elliot Davis
VESTUARIO: Wendy Chuck
REPARTO: Kristen Stewart, Robert Pattinson, Billy Burke, Peter Facinelli, Elizabeth Reaser, Nikki Reed, Ashley Greene, Jackson Rathbone, Kellan Lutz, Cam Gigandet, Edi Gathegi, Rachelle Lefevre, Anna Kendrick, Taylor Lautner
PRODUCCIÓN: Mark Morgan, Greg Mooradian y Wyck Godfrey
PRODUCTORA: Summit Entertainment
ESTRENO EN USA: 21 de Noviembre 2008
ESTRENO EN ESPAÑA: 5 de Diciembre 2008
DURACIÓN: 122 minutos

WEB OFICIAL: