Crítica:

Buen thriller de acción al estilo de la saga, El Legado de Bourne (The Bourne Legacy) nos cuenta la historia de Aaron Cross, el sujeto numero cinco de un programa militar secreto llamado Outcome cuya finalidad es crear a soldados con habilidades especiales gracias al tratamiento con fármacos experimentales.

Cuando la agencia decide dar el programa por terminado por miedo a que todo se haga publico debido a la información facilitada por Bourne acerca del Proyecto Treadstone a la prensa, Aaron y la Doctora Shearing Marta son los únicos que consiguen sobrevivir a la implacable limpieza de pistas y cabos sueltos llevada a cabo por orden del Coronel Byer. Es entonces cuando juntos emprenderán una trepidante huida sin descanso que les acabará llevando a Filipinas, lugar donde se fabrican las sustancias que los sujetos del programa como Aaron necesitan para vivir.

El filme parece ser poco más que un remake de la original, El caso Bourne (The Bourne Identity, 2002), sobre el personaje creado por Robert Ludlum. Si bien en este caso la actriz protagonista Rachel Weiz supera con creces el nivel de su antecesora Franka Potente, no es el caso de la actuación de Jeremy Renner, que sin hacer un mal trabajo no consigue acercarse a la inspirada interpretación de Matt Damon de ese casi idéntico fugitivo con capacidades especiales tanto a nivel físico como mental. Si bien Renner posee una presencia más adecuada para el personaje en cuanto a rasgos y facciones, Damon aportaba algo más que músculo y rapidez a su interpretación. Por el resto el filme nos ofrece un nivel de acción y thriller parecidos a esa primera entrega de la saga Bourne sin tener ese punto de suspense que tanta gracia le daba.

El filme goza de buenos secundarios como el gran Edward Norton en el papel del intransigente y expeditivo Coronel Byer, o el veterano actor Stacy Keach, que interpreta a Mark Turso, y destacan las fugaces reapariciones de Joan Allen en el personaje de Pamela Landy y Albert Finney en el papel del Dr. Albert Hirsch. Hay que destacar también las buenas escenas de acción, brindándonos El Legado de Bourne una persecución por las calles de Manila de gran ritmo y vistosidad, filmada con gran acierto por el director Tony Gilroy, que es de agradecer. Para los que difrutamos con los excesos el filme nos deja una delirante escena en la que los dos protagonistas eslayan en una barandilla con el cárter de la moto de cross en la que van montados. Tom Gilroy comparte la autoría del guión de El Legado de Bourne con su hermano Dan y coge también las riendas de la dirección después de encargarse ya del guión en las tres primeras entregas, El caso Bourne (The Bourne Identity, 2002), El mito de Bourne (The Bourne Supremacy, 2004) y El ultimátum de Bourne (The Bourne Ultimatum, 2007), tomando así el relevo de Paul Greengrass, quien dirigió las dos últimas entregas y abandona así el proyecto junto al protagonista Matt Damon. Por desgracia el filme peca en esta ocasión de un guión poco elaborado y que no ayuda en absoluto a separar el filme de sus anteriores entregas, provocando las comparaciones constantes que pocas veces consigue aguantar esta producción. Echamos en falta más presentación y construcción de los personajes malvados del filme, que al no ser-nos debidamente introducidos no consiguen arrancarnos las sensaciones que deberían.

El fallo mas importante y flagrante de El Legado de Bourne radica no obstante en la falta de un cameo por parte de Matt Damon. Uno no puede evitar pasarse el filme esperando que el escurridizo e inmortal Jason Bourne haga acto de presencia el mejor momento aunque sea de forma testimonial, y aun estando presente el personaje durante todo el filme y siendo una pieza importante, éste no nos ofrece a Bourne en ningún  momento. Gran decepción para los fans de la saga, que habrían disfrutado mucho más del filme simplemente con tres segundos de Damon a modo de capote hacia esta producción que lleva el nombre del personaje, hace constante referencia al mismo, y pretende ser una continuación de esta exitosa saga comercial de acción. Así podemos concluir que El Legado de Bourne tiene acción, espectáculo y emoción pero no tiene lo más importante, a Jason Bourne.

JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 


Imágenes:


 

Tráiler:

 

Ficha técnica:

DIRECTOR:Tony Gilroy
GUIÓN: Tony Gilroy, Dan Gilroy
MÚSICA: James Newton Howard
FOTOGRAFÍA: Robert Elswit
MONTAJE: John Gilroy
VESTUARIO: Shay Cunliffe
REPARTO: Jeremy Renner, Rachel Weisz, Edward Norton, Joan Allen, Albert Finney, Oscar Isaac, Scott Glenn, Stacy Keach, David Strathairn, Corey Stoll
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Kevin Thompson
PRODUCCIÓN: Patrick Crowley, Frank Marshall, Ben Smith y Jeffrey M. Weiner
PRODUCTORA:    Universal Pictures / Bourne Film Productions / Bourne Four Productions / Captivate Entertainment
DISTRIBUIDORA: Universal Pictures International Spain
STRENO EN USA: 10 de Agosto 2012
ESTRENO EN España: 15 de Agosto 2012
CALIFICACIÓN: No recomendada para menores de 12 años
DURACIÓN: 135 minutos

WEB OFICIAL: http://www.ellegadodebourne.es