Crítica:

Thriller bastante aceptable, Sin rastro (Gone), no confundir con la famosa serie, nos cuenta la historia de Jill, una joven con fuertes traumas psicológicos y falta de integración social que vive con su hermana y trabaja en una cafetería en el turno de noche. Sus problemas mentales estan causados por un secuestro que sufrió en el pasado, y que nadie creyó, a manos de un perturbado que la tuvo atrapada en un agujero en el bosque con el propósito de matarla como ya había hecho con otras chicas anteriormente.

Jill escapó milagrosamente, pero tras contar su historia sin poder aportar ninguna prueba de su veracidad, terminó pasando por una institución mental y siendo tratada como una loca por la sociedad. Dos años después, y todavía recuperándose del trauma, bajo estricta medicación y con periódicas sesiones de psiquiatra, vuelve tranquilamente una noche de trabajar en la cafetería y descubre que su hermana Molly ha desaparecido sin dejar rastro, de ahí el título de la película Sin rasto quizás. Arrastrada por sus propios miedos no tarda en en decidir que su hermana ha sido raptada por el mismo hombre que la tuvo presa a ella, y emprende una frenética búsqueda para encontrarla huyendo de la policía que, lejos de creerla, pretende apresarla convencidos de su absoluta locura y de que es un peligro para sí misma así como para los demás.

Sin rastro goza de un buen ritmo argumental y una trama intrigante en la que la protagonista, Jill, parece ir poco a poco acercándose al maniaco que la obsesiona sin poder estar segura en ningún momento de haber encontrado a su hombre ni tampoco tener la certeza de que su hermana realmente ha sido secuestrada, ya que ésta tiene un pasado de alcoholismo y en ningún momento queda descartada la opción de que simplemente haya recaído por la presión a la que estaba sometida el día de su desaparición, en el que tenia un importante examen. Todas estas dudas y sospechas van creciendo para Jill mientras siente que el tiempo de su hermana se acaba rápidamente y que ella es la única que puede evitar su cruel destino.

El filme, que se ha traducido también como 12 horas, está decentemente realizado y deja gran parte del peso argumental y comercial del filme en manos de la joven actriz Amanda Seyfried, que pudimos ver coprotagonizando el interesante filme In Time (2011) junto a Justin Timberlake, o interpretando a Sophie, la hija de Maryl Steep, en el filme musical Mamma Mia! (2008). Seyfried realiza un buen trabajo y soporta el peso de la historia sin problemas a pesar de la soledad del personaje, aún así, en los momento de persecución no acaba de encajar del todo en la situación. Sin rastro cuenta también con algunos actores destacables en papeles secundarios como el buen actor Wes Bentley, que pudimos ver hace poco en Los juegos del hambre (The Hunger Games, 2012) y anteriormente vimos en filmes como Rites of Passage (2011) o Ghost Rider. El motorista fantasma (Ghost Rider, 2007), y que en Sin rastro interpreta al único agente de policía que parece entender por lo que está pasando la protagonista. También actúa en el filme la actriz Jennifer Carpenter, que pudimos ver protagonizando el digno remake americano de la primera entrega de la saga [REC] del gran Balagueró llamado Quarantine (2008), y que los teleadictos conoceréis como la Debra de la serie Dexter (2006-2012).

Dirigida por Heitor Dhalia, director y guionista brasileño que tuvo un prometedor paso por el Festival de Cannes en el año 2009 con su filme dramático escrito y realizado por él mismo llamado À Deriva (2009), Sin rastro es un thriller cuyo mérito más destacable es el de saber transmitirnos la absoluta incomprensión de la cual es víctima nuestra protagonista, así como el hecho de que tiempo se le acaba para salvar la vida de su hermana. Podemos concluir que Sin rastro es un filme aceptable, sin excesivas sorpresas pero muy honesto y cuidado, que nos dará hora y media de agradable suave tensión sostenida.

   JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

Imágenes:


 

Tráiler:

 

Ficha técnica:

DIRECTOR: Heitor Dhalia
GUIÓN: Allison Burnett
MÚSICA: David Buckley
FOTOGRAFÍA: Michael Grady
MONTAJE: John Axelrad
VESTUARIO: Lindsay McKay
REPARTO: Amanda Seyfried, Jennifer Carpenter, Wes Bentley, Michael Paré, Daniel Sunjata, Sebastian Stan, Emily Wickersham
PRODUCCIÓN: Dan Abrams, Sidney Kimmel, Gary Lucchesi, Tom Rosenberg y Chris Salvaterra
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Charisse Cardenas
PRODUCTORA: Lakeshore Entertainment / Sidney Kimmel Entertainment
DISTRIBUIDORA: Aurum
ESTRENO EN ESPAÑA: 29 de Junio 2012
DURACIÓN: 94 minutos