Con el capítulo trece ha terminado la segunda temporada de la brillante serie The Walking Dead. Como no podía ser de otra manera, la trama ha terminado por centrarse en el enfrentamiento entre los dos principales personajes, polos opuestos enamorados de la misma mujer que comparten una posible paternidad. Pero aparte de eso, también nos ha brindado la preocupante revelación respecto a la infección latente que sufre el grupo, causando una inevitable desesperación y proyectando un negro futuro que rompe definitivamente con los momentos de estabilidad vividos durante esta segunda temporada en la granja.


Esta temporada ha estado marcada por los más de dos meses de parón entre el capítulo siete y el ocho, que nos dejaron a todos extremadamente sobrecogidos tras el impresionante final de capítulo. Gran momento televisivo con la inesperada aparición de la desaparecida Sofía saliendo del temido pajar convertida en zombie, y Rick asumiendo la dura responsabilidad de acabar con ella, recuperando así el liderazgo del grupo y dejando atrás una bondad insostenible en un mundo sin piedad como es el de The Walking Dead.


No podemos omitir tampoco la presentación en el último momento del misterioso y escalofriante personaje armado con una espada samurai y encadenado a dos zombies mancos que nos ha dejado más que sorprendidos en una imagen de gran fuerza visual que nos quedará en la retina hasta el comienzo de la próxima temporada, que todos deseamos que sea cuanto antes pero no será hasta septiembre u octubre. Por los cómics sabemos que este nuevo personaje se llama Michonne. pero no desvelaremos más detalles.


En resumen, esta segunda temporada de The Walking Dead, a pesar de ser clarísimamente menos espectacular que la primera, que abundaba en impresionantes paisajes de la ciudad desierta y en los grandes grupos de caminantes, esta segunda temporada ha sabido ser completamente distinta y aportar mucho a las relaciones personales del grupo, centrándose mucho más en los protagonistas que en la acción y la huida de los sedientos zombies. Sin desvelar nada, acabamos despidiéndonos de los grandes personajes que nos han dejado a lo largo de esta temporada y deseando que la tercera llegue antes de que se desmorone nuestro mundo.