idus-de-marzo-poster

Los idus de marzo

Crítica:

Buen filme sobre los entresijos de la política americana, Los idus de marzo (The Ides of March) nos muestra como el joven idealista Stephen Meyers pasa de ser un fiel colaborador miembro de la campaña por las primarias del Partido Demócrata del gobernador Mike Morris a un tiburón del mundo de la política cuya ambición le lleva a triunfar. La historia es una adaptación de la obra teatral «Farragut North» de Beau Willimon, y nos muestra la crudeza de la política estadounidense sin tapujos.

Dirigida y producida por el llamado soltero de oro Goerge Clooney, que ya dirigió Buenas noches, y buena suerte (Good Night, and Good Luck, 2005) y Ella es el partido (Leatherheads, 2008), el filme cuenta con Leonardo DiCaprio en la producción ejecutiva y el beneplácito de Universal Pictures. Clooney se hace acompañar en la película por un gran reparto de actores, encabezados por Ryan Gosling en el papel protagonista, actor que vimos recientemente protagonizando Drive (2011), y que en Los idus de marzo realiza un buen trabajo retratando la transformación de este inocente joven, aplicado y soñador, en un maduro luchador en el juego de la política, cosciente que la única manera de jugar és hacer lo que sea necesario para ganar. También es un placer ver a actores como los grandes Paul Giamatti, Marisa Tomei y Philip Seymour Hoffman, auténticos monstruos de la interpretación que aportan su talento a este proyecto personal de Clooney, que se reserva el papel del engañoso candidato, el gobernador Morris.

Resulta muy oportuno su estreno en plenas primarias y con una sociedad desencantada de la política en gran parte debido a la crisis, que ha podido con muchas de las esperanzas puestas inicialmente en el ilusionante cambio que prometía la llegada de Obama a la presidencia. La relación entre su estreno y el desarrollo de la política americana lo demuestra sin duda el hecho de que estando ya listo el guión de la película en 2008, se pospuso su producción debido a la campaña de Obama en la que participó activamente Clooney, quizás para evitar posibles paralelismos con un personaje, el gobernador Morris de Los idus de marzo, que no es lo que parece ser a pesar de su gran popularidad e imagen pública.

Podemos resumir que Los idus de marzo es un filme ideal para aquellos aficionados a los complejos entresijos de la política americana, que somos muchos, que nos ofrece también una historia dramática bien elaborada aunque poco original que, manteniendo siempre las formas, señala a la corrupta clase política americana pecando quizá de benevolencia, en mi opinión personal, hacia un mundo absolutamente podrido que parece estar lejos de su fin.

  JORDI CIERCO

 

 

Imágenes:


Tráiler:

 

Ficha técnica:

DIRECTOR: George Clooney
GUIÓN: George Clooney, Grant Heslov (Obra: Beau Willimon)
MÚSICA: Alexandre Desplat
FOTOGRAFÍA: Phedon Papamichael
REPARTO: Ryan Gosling, George Clooney, Paul Giamatti, Marisa Tomei, Philip Seymour Hoffman, Evan Rachel Wood, Jeffrey Wright, Max Minghella, Jennifer Ehle
MONTAJE: Stephen Mirrione
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Sharon Seymour
VESTUARIO: Louise Frogley
DISTRIBUIDORAS: Universal Pictures International Spain y Wide Pictures
PRODUCTORA: Cross Creek Pictures / Exclusive Media Group / Smoke House
ESTRENO EN USA: 7 de Octubre 2011
ESTRENO EN ESPAÑA: 9 de Marzo 2012
CALIFICACIÓN: No recomendada para menores de 12 años
DURACIÓN: 101 minutos

3 comentarios en “Los idus de marzo”

  1. En mi opinión es un muy buen trabajo de Clooney a todos los niveles. Señalar que las ideas planteadas por este candidato demócrata de los EEUU són válidas, valientes y ojalá se plantearán aqui en España o por algún aspirante a presindente en EEUU. Clooney no es un villano podrido, ningnún personaje lo es. Todos quieren ser buenos, todos los actos de sus personajes los motivan un futuro mejor. El cómo es lo interesante aqui.Su desenlace es otro de sus puntos fuertes.

  2. Sin querer desvelar la trama, hay que decir que el personaje de Clooney en la película no me parece honesto, y creo que el filme nos hace ver exprésamento lo buen candidato que puede parecer ser a pesar de tener mucho que esconder en realidad. Quizás no es un villano de cómic, pero ciertamente se puede notar que esconde aún más de lo que el filme nos acaba mostrando.

  3. El personaje de Clooney es mejor político que persona, cierto. Como el resto de personajes en este filme, está interesado sólo en ganar y en su propio interés. Tanto el protagonista como la periodista, como el personaje de Giamatti van desvelándose a medida que avanza el metraje. Lo que quiero decir es que todos són egoístas y ambiciosos aún cuando trabajan para algo bueno en lo que creen. Eso es lo que me gustó más del film.

Deja un comentario