La película de Martin Scorsese, todo un éxito para Netflix, nos presenta a tres protagonistas a los que seguimos a lo largo de varios años. Y como debe ser tienen que ir envejeciendo a lo largo de la historia que nos narran. Tras ello existe un gran número de personas encargadas de este laborioso trabajo mediante el ordenador. Se trata de la técnica de-aging, rejuvenecer a un actor en pantalla.

Esta técnica la hemos visto en varias películas como en El curioso caso de Benjamin Button, en la que Brad Pitt inicia la película de mayor y a medida que avanza la película el actor va rejuveneciendo. En Tron Legacy tenemos el ejemplo de Jeff Bridges, o más recientemente tenemos el ejemplo de Robert Downey Jr en una escena de Avengers.

En el filme de Scorsese esta técnica es utilizada a lo largo de toda la película con el equipo de ILM (Industrial Light and Magic). Un trabajo que se crea sobre las caras originales de Robert De Niro, Al Pacino, y Joe Pesci.
Podéis ver un resumen de este trabajo en el siguiente vídeo que han compartido los responsables de la película.

El trabajo de rejuvenecer a los actores en El Irlandés