Big Bad Wolves

Big Bad Wolves, Los maníacos temen a los maníacos

Big Bad Wolves es sin duda la película de terror más comentada del año pasado fuera del circuito comercial. Producida en Israel, fue estrenada el 15 de Agosto de 2013 en Israel, el 17 de Enero de 2014 en las salas de Estados Unidos, y todavía no tiene fecha de estreno en España, aunque es probable que llegue, si lo hace, directamente en formato doméstico.

La película está dirigida por los directores israelíes Aharon Keshales y Navot Papushado, anteriormente responsables de Rabies (2010), que ya tuvo cierto revuelo en el circuito de festivales fantásticos en su día. Definida como un violento thriller por unos, y como una comedia ácida por otros, Big Bad Wolves cuenta con un reparto inspirado que componen los desconocidos Guy Adler, Lior Ashkenazi, Dvir Benedek y Gur Bentwich.

 

“Los maníacos temen a los maníacos.”

 

La película nos muestra como confluyen tres personajes claramente inperfectos, lastrados, disfuncionales, a raíz de la aparición de una niña pequeña en un bosque asesinada brutalmente. Por un lado el guión nos presenta al policía que está llamado a resolver el caso, que lleva tiempo tras este asesino en série cuyo esta víctima es solo su último trabajo.

Con problemas familiares y personales, se ha convertido en un policía casi al margen de la ley con espíritu de justiciero pero ejecución chapucera, y su situación le llevará a obsesionarse con el único posible culpable a la vista para intentar resovler finalmente los asesinatos y quedar en paz consigo mismo, su trabajo, y su vida en general. Seguidamente tenemos a un pobre desgraciado viviendo en casa de sus difuntos padres y abandonado por su mujer por ser en realidad un pederasta aunque rehabilitado. Cuando se rumorea su posible implicación como sospechoso en los asesinatos, ve como es despedido de su trabajo como profesor de escuela y su mujer no le permite ver a su hija pequeña. Y finalmente tenemos al padre de la víctima, este adinerado hombre duro pero destrozado por dentro por el brutal crimen sufrido por su querida hija, que lo ha perdido todo excepto sus padres y la serena obsesión por la venganza.


“Puede parecer que estoy disfrutando de esto, y quizás lo estoy en cierto modo … pero creeme, me gustaría parar de romperte los dedos.”

 

Big Bad Wolves pasó por Tribeca Film Festival estadounidense y el Fantasia International Film Festival de Canadá, por el Film4 FrightFest de Reino Unido y el Fantasy Filmfest alemán. También se proyectó en el L’Étrange Festival francés, el Athens Film Festival griego, el Lund Fantastisk Film Festival sueco y el Horrorthon Festival Dublin irlandés. El finlandés Night Visions Film Festival, el italiano Torino Film Festival y el International Film Festival Rotterdam holandés también la tuvieron en cartel.

A pesar de estar presente en una larga lista de festivales de todo el mundo, el filme es y será recordado por estar en la lista de las diez mejores películas de 2013 para el gran cineasta Quentin Taratino. Éste publicó la citada lista en  su web desatanda la locura alrededor de esta película de bajo presupuesto. Incluso, estando en el Festival Internacional de Busan, de Corea del Sur, Tarantino se presentó en la rueda de prensa que daban los directores Keshales y Papushado, para micro en mano tomar la palabra y declarar al mundo que “Big Bad Wolves no es la Mejor Película de Busan, sino que es la mejor película del año”.


Realmente es difícil juzgar justamente y valorar de forma objetiva una película tras el comentario de Taratino, extendido a los cuatro vientos. Podriamos decir que aún y teniendo esas afirmaciones en mente, uno puede ver la película sin sentir-se en absoluto decepcionado o engañado, lo cual debe significar por fuerza que la película vale la pena. Nos da pistas de ello el que ganara los premios a mejor director y mejor banda sonora en el pasado Sitges Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, cuyo criterio es más meditado y seguro que menos impulsivo que el del famoso y brillante director de Reservoir Dogs (1992).


La verdad es que el filme es absorbente y goza, efectivamente, de una banda sonora espectacular, que dota de humor momentos que de otra forma serian de extrema tensión y crudeza, y acompaña perfectamente una trama pausada pero constante que se va desarrollando poco a poco hasta dejarnos con la boca abierta en un final inesperado. Podriamos decir que Keshales y Papushado han logrado en Big Bad Wolves una impresionante mezcla de thriller, humor negro, y horror, con un arranque absolutamente espectacular y una historia que reta la moral del espectador plagada de personajes verosímiles con los que identificarse, todo en un tono gamberro de gran frescura y con una excelente factura técnica. Poco más se puede pedir.

JORDI CIERCO

 

 

Trailer de Big Bad Wolves

 

Posters de Big Bad Wolves

 

Ficha técnica:

Título original: Big Bad Wolves
Año: 2013
Duración: 110 min.
País: Israel
Director: Aharon Keshales, Navot Papushado
Guión: Aharon Keshales, Navot Papushado
Música: Haim Frank Ilfman
Fotografía: Giora Bejach
Reparto: Lior Ashkenazi, Tzachi Grad, Rotem Keinan, Dov Glickman, Menashe Noy, Dvir Benedek
Productora: United Channel Movies

Deja un comentario