planet of the vampires

Varias películas del conocido spaghetti western han aportado una gran influencia en muchas producciones americanas. Pero si hay otra producción Italiana que ha aportado algo al cine, y en concreto a la historia del cine de ciencia ficción, ésta es sin duda El planeta de los vampiros.
El cine italiano de ciencia ficción no es muy conocido, son más conocidas las producciones estadounidenses de los años 50 – 60, dado que el cine Italiano se movía mejor por otros géneros que dieron películas como Rufufú (1958), o El Gatopardo (1963).
Pero en 1965, el director Mario Bava cogió los mandos para realizar esta curiosa película, donde narra el aterrizaje de dos naves espaciales en un lejano planeta del que reciben una señal desconocida. Las dos naves se estrellan y una de las dos queda inutilizada. Una vez en la superficie, una extraña fuerza controla a los miembros de la tripulación en contra de su voluntad.
Solo el capitán Mark Markary (Barry Sullivan) puede resistirse a este control. No obstante, los extraños fenómenos seguirán sucediéndose en el planeta y atacando a los navegantes mientras estos intentan huir de su superficie.

planet-vampire

Os suena de algo este argumento? Los guionistas de Alien (1979) utilizaron diferentes ideas surgidas de películas de ciencia ficción, como El terror del espacio exterior (1958). En este caso, se utilizaron diferentes conceptos como la extraña señal emitida desde el planeta, la constante niebla en la superficie que provoca que no se tenga una clara visión del área, y unos gigantescos esqueletos humanoides encontrados en el interior de otra nave alienígena.

A pesar de todas estas buenas ideas que aporta la película, no deja de ser una cinta de serie B que presenta una buena historia en la que fallan muchas de las situaciones que se van sucediendo. Con un desarrollo muy rápido, sin entrar demasiado en explicar diferentes aspectos, terminando con situaciones que al final parecen absurdas, sobretodo por los diálogos entre los personajes.
Eso si, a excepción del final de la película, que termina con un buen giro.

3595411255_18d45bc561

En lo que a las características técnicas se refiere, puede sorprender una ambientación interior de la nave muy pobre pero que da el pego futurista, y unos decorados de cartón piedra para simular el planeta, cubierto con una intensa niebla y luces de colores para dar sensación de terror y misterio, aunque tal vez son demasiado descarados.
El gran toque de de película lo vemos en los trajes que llevan los tripulantes de la nave. Vestidos con un traje de cuero negro, al mas puro estilo X-Men actual.
Por el año en que nos encontramos tal vez se vea demasiado excéntrico, pero personalmente, este traje espacial de “motero”, aporta un punto futurista.

Otra buena diferencia de las producciones americanas de ciencia ficción de los pasados años, la encontramos en las protagonistas femeninas, Norma Bengel (Sanya) y Evi Marandi (Tiona), las cuales ya son presentadas como mujeres mucho más modernas, con peinados y maquillajes al estilo italiano de La Dolce Vita, y con un papel algo mas importante.
El director también nos muestra una manera de rodar a cámara lenta en situaciones donde aparecen hombres saliendo de sus tumbas, o realizando aproximaciones a las caras de los personajes (parecido al estilo utilizado por Sam Raimi en “Evil dead”) para intentar dar mas suspense y terror a la acción.

Un último apunte, sobretodo no hacer caso a la traducción del título en la versión castellana El planeta de los Vampiros, por qué no veréis ninguno, más bien todo lo que aparece son zombis.

 

SALVA VILA

logo findelahistoria


Ficha técnica:
TÍTULO ORIGINAL: Terrore nello spazio.
DIRECTOR: Mario Bava
GUIÓN: Mario Bava, Alberto Bevilacqua, Callisto Cosulich
MÚSICA: Gino Marinuzzi Jr.
FOTOGRAFÍA: Antonio Perez Olea, Antonio Rinaldi,
EFECTOS ESPECIALES: Mario Bava, Carlo Rambaldi.
REPARTO: Barry Sullivan, Norma Bengell, Angel Aranda, Evi Marandi, Stelio Candelli, Franco Andei, Fernando Villena, Mario Morales, Ivan Rassimov, Federico Boido, Alberto Cevenini
PRODUCCIÓN: Samuel Z. Arkoff, Salvatore Billitteri, Fulvio Lucisano, James H. Nicholson.
PRODUCTORA: Italian Int. Film.
ESTRENO: 10 Abril 1966
DURACIÓN: 86 minutos