Crítica:

Buen filme canadiense de terror y comedia, Tucker & Dale contra el mal (Tucker and Dale vs. Evil) nos narra la historia de un grupo de jóvenes universitarios que van de excursión al oeste de Virginia, lugar exacto donde en los años setenta hubo una masacre en la que un grupo de estudiantes murió a manos de unos palurdos pueblerinos, quedando solo con vida una chica para contar al mundo la tragedia.

En su camino hacia estos frondosos bosques, este grupo de inconscientes y a la vez desconfiados estudiantes se para en una gasolinera a comprar cerveza, y allí se cruzan con Tucker y Dale, nuestros auténticos protagonistas, que son dos colegas palurdos de campo que van de vacaciones a una cabaña semi-abandonada en medio del bosque supuestamente para pescar, beber cerveza y descansar.

La primera noche los jóvenes acaban bañándose felizmente en el lago sin esperar que de repente verán cono Tucker y Dale suben a la guapa Allison a su barca, ya inconsciente, y desaparecen en la bruma del lago. A partir de aquí, sus amigos intentaran recuperarla enfrentándose a estos extraños y sospechosos desconocidos con la peor de las suertes y un sinfín de malentendidos tan cómicos como escalofriantes.

Con un inicio cámara en mano en un oscuro sótano, Tucker & Dale contra el mal nos hace temer lo peor, pero el filme mejora para pasar pronto a convertirse en lo que parece un típico filme de terror juvenil, para seguidamente mostrarnos que nos encontramos frente a una película distinta a lo habitual en cuanto a su rocambolesca trama, consiguiendo que pasemos de ponernos en la piel de los jóvenes primero, para después comprender el punto de vista de los dos cazurros de campo que finalmente la protagonizan.

Buen representante del genero de terror cómico, Tucker & Dale contra el mal sigue la estela de títulos como El Diablo metió la mano (Idle Hands, 1999), Zombies party (Shaun of the Dead, 2004), Juan de los muertos (Juan of the dead, 2011) o Deadheads (2011), filmes que combinan hábilmente la comédia con el terror. Este interesante subgénero acostumbra a estar por desgracia limitado a filmes de poca repercusión comercial y mediática, debido a que es complicado mantener el equilibrio adecuado entre la risa y el miedo, y siempre se corre el riesgo de convertir el filme en poco más que una soberana tontería. No es el caso de Tucker and Dale vs. Evil, que nos ofrece mucho más que terror cómico gracias a una buena definición de los personajes y a un guión muy digno.

Tucker & Dale contra el mal está dirigida y escrita por el realizador californiano Eli Craig, que debuta en la dirección con este largometraje y cuyo trabajo más destacado hasta el momento fue su interpretación del la versión joven del personaje de Tommy Lee Jones en el filme Space Cowboys (2000). En cuanto al reparto, destaca el actor Alan Tudyk, que interpreta a Tucker, y que tiene una larga carrera en la televisión, por ejemplo lo vimos vimos en la serie Firefly (2002-2003), y también en filmes como Serenity (2005), Un funeral de muerte (2007) o más recientemente en Transformers 3: El lado oscuro de la Luna (Transformers: Dark of the Moon, 2011). El papel de Dale está interpretado por el actor Tyler Labine, al que vimos en El origen del planeta de los simios (Rise of the Planet of the Apes, 2011) o anteriormente en Flyboys (2006). Aparte de los dos protagonistas, destacan el actor Jesse Moss, que participó en filmes de terror como Destino final 3 (Final Destination 3, 2006) y Presencias extrañas (The Uninvited, 2009), y la actriz Katrina Bowden, a la que podemos ver en American Pie: El reencuentro (American Reunion, 2012) y también veremos pronto en Piranha 3DD.

Estrenada en enero de 2010 en el Sundance Film Festival, y llegada en abril de este año a nuestro país, Tucker & Dale contra el mal es el típico buen filme de género no habitual que se ve limitado al formato DVD o a festivales locales y maratones temáticas, aun siendo un filme de buena realización, destacadas actuaciones y gran diversión. Precisamente fue premiada como la mejor película en el Festival Internacional de cinema fantástic de Catalunya, el Festival de Sitges, en su edición de 2010, aparte de ganar también festivales como el Fant-Asia Film Festival, el Fangoria Chainsaw Awards o el AMPIA Awards. Podemos concluir que vale la pena darle una oportunidad a este exponente de un subgénero del que echamos en falta más representantes en la limitada cartelera comercial actual.

   JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

 

Imágenes:


 

Tráiler:

 
Ficha técnica:

DIRECTOR: Eli Craig
GUIÓN: Morgan Jurgenson, Eli Craig
MÚSICA: Mike Shields
FOTOGRAFÍA: David Geddes
MONTAJE: Bridget Durnford
VESTUARIO: Mary Hyde-Kerr
REPARTO: Tyler Labine, Alan Tudyk, Katrina Bowden, Jesse Moss, Philip Granger, Brandon Jay McLaren, Christie Laing, Chelan Simmons, Travis Nelson, Alex Arsenault, Adam Beauchesne
PRODUCCIÓN: Morgan Jurgenson, Albert Klychak, Jennfier Kraft, Rosanne Milliken y Deepak Nayar
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: John Blackie
PRODUCTORA: Eden Rock Media / Looby Lou / Reliance Motion Picture Company / Urban Island
DISTRIBUIDORA: Vértigo Films
DURACIÓN: 89 minutos