Dentro de los actos del SITGES – Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya se ha celebrado un programa doble muy especial. Enmarcados en la sección Sitges Clàssics se han proyectado Suspiria y La Cumbre Escarlata. Se trataba de un acto presentado por el padrino del Festival, Guillermo del Toro, con la presencia del aclamado director de Suspiria, Dario Argento y del director del Festival Ángel Sala.

Según a comentado del Toro, tenía carta blanca por parte del Festival para escoger la película que quisiera homenajear y éste se decidió por Suspiria por que la considera una obra colosal.

La sesión ha estado marcada en máximos elogios hacia Argento que con muy buen humor los ha aceptado gratamente.

Argento ha comentado lo difícil que fue para él el rodaje de Suspiria y lo que intentó plasmar en pantalla. Quería asemejarse lo máximo a la paleta de colores de Tecnicolor y lo consiguió con un tipo de película Kodak que encontró en Estados Unidos. También se basó en los clásicos Disney como Blancanieves y los siete enanitos, del que ha comentado en tono humorístico que estaba enamorado de la bruja.

La cópia proyectada de Suspiria rebosaba calidad ya que se trataba de una minuciosa restauración realizada en Alemania que había podido recuperar fotogramas que se habían perdido en el tiempo.

Entre la emisión de las dos películas se ha realizado un pequeño turno de preguntas por parte del público asistente con todos los protagonistas sentados en el escenario.

Guillermo del Toro y Dario Argento

Del Toro ha estado encantador en todo momento, con gran complicidad con Ángel Sala y Dario Argento, para el que ha pedido en repetidas ocasiones ovaciones que el público ha realizado apasionadamente.

La sesión se ha completado con el pase de La Cumbre Escarlata en la que Del Toro ha comentado que también queria utilizar el uso del color de forma narrativa tal como éra el caso de Suspiria. También la ha colocado en su Top 5 de entre las películas que ha dirigido.

Un buen acto donde revisionar un clásico en pantalla grande que ha dejado con buen sabor de boca a los asistentes.

OSCAR