Aunque se ha podido ver algún pase en algún cine, llega al mercado doméstico LOGAN Noir, versión en blanco y negro de la película LOGAN.

Según dice su director James Mangold, fue a través de comentarios en las redes sociales sobre fotos en B&N que iba colgando durante el rodaje de la película lo que le decidió a reeditarla en este formato (el estreno comercial fue a todo color). Suponemos que el éxito del Black&Chrome de Mad Max también habrá ayudado.

Después de interpretarlo en 9 ocasiones Hugh Jackman ha decido poner fin a su personaje franquicia en LOGAN. Se podría decir que LOGAN cierra una trilogía de películas del personaje en solitario, pero como en las otras ocasiones también nos podemos enfrentar a ella de forma totalmente independiente.

El B&N le queda de maravilla a esta adaptación, sobre todo cuando se centra en la figura del cansado y mermado viejo Logan. En algún otro momento podría ser prescindible, pero el momento oscuro que está viviendo el personaje encaja a la perfección.

En esta ocasión Logan deberá embarcarse en una nueva lucha de la que ya no quería participar. Alejado de toda actividad pública se encuentra en casi clandestinidad cuidando del viejo y enfermo Profesor Xavier y deberá ayudar a un nuevo grupo de mutantes a escapar de sus perseguidores.

No se trata de la típica peli de superhéroes con un festival de efectos especiales si no que es una visión más seria con una realización sobria adentrándose en las entrañas de sus protagonistas. No quita esto que no haya escenas de acción, es más, se trata de una propuesta con una violencia explícita que no se encuentra normalmente en este tipo de producto.

Falla un poco en su tramo final con el doble y el grupo de niños pero el conjunto es de buen nivel y un cierre muy digno a los personajes de Lobezno y Charles Xavier.

LOGAN Noir Tráiler

OSCAR