El destino de Jupiter nos cuenta historia de una desgraciada inmigrante que pasa sus días limpiando inodoros de casas de lujo mientras convive con una familia numerosa marcada por el machismo y la falta de recursos.

El destino de Jupiter

Atrapada en un espiral de mala suerte, sus decisiones en lo referente s los hombres son tan erróneas como las que toma para sí misma y su propia vida. Lo que ella no sabe y pronto descubrirá es que está predestinada a grandes cosas y que procede de un linaje perteneciente a uno de los clanes com más poder de todo el universo.

El destino de Jupiter

La película está dirigida por los hermanos Andy y Lana Wachowski, y ese es su peor pecado, pues la sombra de sus famosos creadores es demasiado alargada para una película que no está a la altura de la fama que estos cineastas se labraron con la saga Matrix. Tras revolucionar con Matrix (The Matrix, 1999) el mundo de los efectos especiales en el cine aportando su ya mítico “efecto Matrix”, las expectativas de un filme con 150 millones de dólares de presupuesto eran enormes.

El destino de Jupiter

No habíamos visto a finales de los años noventa nada tan nuevo e impactante como el citado “efecto Matrix” de los Wachowski desde que James Cameron nos presentara su sorprendente morphing en Terminator 2: el juicio final (Terminator 2: Judgment Day, 1991). Después de la saga de Neo estos peculiares y polémicos hermanos se arriesgaron con Speed racer (2008), una película que para algunos fue una obra maestra mientras que a otros nos dejó más bien fríos. Seguidamente Andy y Lana nos sorprendieron con El Atlas de las nubes (Cloud Atlas, 2012). Digo sorprendieron porque con Tom Hanks, Halle Berry y Hugh Grant, el filme prometia mucho más de lo que realmente resultó ser.

El destino de Jupiter

Jupiter ascending debía ser, por espectacularidad, presupuesto y promoción, el retorno de los Wachowski por la puerta grande de Hollywood. Por desgracia no ha sido así pues el filme no consigue conectar con el espectador por su historia ni tampoco impresionar con sus costosos alardes visuales y técnicos. Lo demuestran los 20 millones recaudados en su estreno en Estados Unidos, un auténtico fracaso que sin duda pasará factura a estos dos reconocidos cineastas. También el estreno de la película en España pasó sin pena ni gloria, a pesar de la prolongada promoción anticipada del filme, lo cierto es que el boca a boca puede hacer mucho daño.

El destino de Jupiter

Protagonizada por Mila Kunis y Channing Tatum, que no destacan en ningún momento por sus actuaciones, El destino de Jupiter cuenta también con Eddie Redmayne en el papel de malvado. Si bien Redmayne nos dejó alucinados con su papel en La teoría del todo (The Theory of Everything, James Marsh, 2014) después de encandilarnos en Los Miserables (Les Miserables, Tom Hooper, 2012), en esta ocasión cae descaradamente en la sobre-actuación mostrándose como un villano clásico que el filme falla en justificarnos debidamente. Sean Bean por su parte se muestra sólido pero perdido en una trama con muchos personajes y gran cantidad de buenos actores con mediocres actuaciones.

El destino de Jupiter

La verdad es que las secuencias de acción se hacen caóticas y eternas en El destino de Jupiter, y su espectacularidad no lo compensa. Si tenéis la “suerte” de ver la película en 3D, veréis que hay un solo instante en que las tres dimensiones te hacen saltar de la silla, muy poco para un filme que derrocha efectos por todas partes. Pero hay más, mucho más que justifica el fracaso en taquilla de Jupiter Ascending. La forma y ritmo en que se nos revela la trama hacen que el espectador se sienta perdido durante gran parte de la película, y momentos que deberían quedar para el recuerdo no consiguen ponernos la piel de gallina.

El destino de Jupiter

Sorprende también la facilidad con la que la protagonista asume sin despeinarse la existencia de vida inteligente más allá de La Tierra, así como su propio y aristocrático destino en la élite de un clan galáctico que comercia con la vida de los seres humanos. Igualmente impacta la facilidad con que el personaje de Mila Kunis es capaz de pasar a través de increíbles revelaciones quedándose casi únicamente con que puede haber encontrado el hombre de sus sueños. Demasiada comedia romántica para un filme de carácter épico y supuestamente trascendental en el que está en juego el destino de todo el planeta.

El destino de Jupiter

Podemos concluir que la presión ha podido con los Wachowski a la hora de llevar a cabo esta super-producción, es uno de esos casos en que habría que recordarles que ‘menos es más’. Porque realmente en el filme hay mucho, demasiado, que en conjunto acaba resultando en muy poquito. Una auténtica lástima pues la historia, bien contada, no es tan descabellada ni absurda como el filme nos hace pensar, pero la interminable sucesión de escenas de acción con breves momentos de calma para volver otra vez al caos visual dejan la trama en poco más que una anécdota.

El destino de Jupiter

Si intentamos encontrar cosas positivas en la película, que es lo mínimo que podemos hacer tras dilapidar la Warner Bros. una enorme cantidad de medios, recursos y dólares para contarnos esta increíble historia, nos cuesta. Quizás nos quedamos con la parte moral del guión, que nos recuerda que, como en nuestro mundo, para que unos vivan más otros deben vivir menos.

JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

 

Tráiler de El destino de Jupiter


El destino de JupiterFicha técnica

Título: El destino de Jupiter
Título original: Jupiter Ascending
Director: Andy Wachowski, Lana Wachowski, Hermanos Wachowski
Guión: Andy Wachowski, Lana Wachowski, Hermanos Wachowski
Música: Michael Giacchino
Fotografía: John Toll
Reparto: Mila Kunis, Channing Tatum, Eddie Redmayne, Sean Bean, Doona Bae, Douglas Booth, Vanessa Kirby, Jo Osmond, Christina Cole, Spencer Wilding, Tuppence Middleton, Nikki Amuka-Bird, Nicholas A. Newman, Ramon Tikaram, Ariyon Bakare, Maria Doyle Kennedy, Frog Stone, David Ajala, Jermaine Tindell, Symara A. Templeman, Clem So, Charlotte Rickard, Sophie Porley, Ryan Paddock, Jo Osmond, Edd Osmond, Jon Norris, Kenny Knight, Demi Kazanis
Productora: Warner Bros. Pictures, Village Roadshow Pictures, The Aaron Sims Company
Año: 2015
Duración: 127 min.
País: Estados Unidos
Web oficial