Terminator: Destino Oscuro llega con el regreso de James Cameron (en papel de productor) y de Linda Hamilton como Sarah Connor. Esto hace retroceder a la saga de nuevo hasta Terminator 2 obviando las otras secuelas (Terminator 3: La rebelión de las máquinas, Terminator Salvation y Terminator: Génesis).

Este aspecto tiene como punto positivo el regreso de Hamilton pero también ofrece una parte negativa ya que se vuelve a crear otro universo dotando a esta saga de 4 versiones distintas de futuros.

Entristece ver como no han sabido llegar a ese futuro tan bien creado en las dos primeras entregas y que formaba parte del imaginario colectivo. Aunque con matices distintos, las otras tres secuelas partían de las mismas premisas para intentar llegar a él. En Terminator: Destino Oscuro acaban con ellas y crean un nuevo imaginario. Este es el gran error de esta película ya que deja atrás los pilares en los que se basa todo el universo Terminator. Por esto, Terminator: Destino Oscuro solo funciona como producto de acción individual.

La idea de intentar atraer productos clásicos a las nuevas generaciones no está funcionando y se queda a medias. No convence a los nostálgicos y no impacta a las nuevas generaciones.

Camerón repite la jugada de Alita dando la dirección del film a otro director mientras él sigue peleándose para sacar adelante su mega proyecto de Avatar. Esta vez el elegido es Tim Miller, director de las aclamada y a la vez mediocre Deadpool.

Arnold Schwarzenegger ha participado en las seis películas de la saga (aunque en Salvation era de forma virtual) y se apunta de nuevo a la función. Cumple en su cara a cara con Hamilton y como máquina de matar. El “nuevo” T-800 se presenta desde un inverosímil punto de vista alejado totalmente del cànon inicial (en esto T3 y hasta Génesis ganan la partida) pero en su función de protector tanto el personaje como Arnold estan a buen nivel.

El malo de la función es Gabriel Luna en calidad de modelo Rev-9 y aunque realiza un rol similar no tiene la presencia que ofreció Robert Patrick en Terminator 2. No le ayudan los excesivos CGI que le acompañan a cada momento. Su Terminator, mezcla de T-800 y T-1000 funciona mejor de lo que los tráilers preveían pero no pasará a la historia.

Tampoco lo harán Natalia Reyes (como la nueva heroína) ni Mackenzie Davis (como la nueva protectora) por bien que estén en su papel.

 

OSCAR

 


Título original: Terminator: Dark Fate
Año: 2019
Duración: 128 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Tim Miller
Guion: David S. Goyer, Billy Ray, Justin Rhodes (Historia: James Cameron, Charles H. Eglee, Josh Friedman, David S. Goyer, Justin Rhodes. Personajes: James Cameron, Gale Anne Hurd)
Música: Junkie XL
Fotografía: Ken Seng
Reparto: Linda Hamilton, Mackenzie Davis, Natalia Reyes, Arnold Schwarzenegger, Gabriel Luna, Diego Boneta.

 

Tráiler de Terminator: Destino Oscuro