Una lluvia de meteoritos convierte en monstruos a unas plantas que en su tiempo llegaron del espacio. A demás, este sorprendente fenómeno de la lluvia de meteoritos, deja ciega a la mayoría de la población mundial. Los pocos que conservan la vista, son la única esperanza para el futuro de la humanidad y poder destruir a estas plantas carnívoras, a estos Trífidos.

La semilla del espacio

Realizada en 1962, The day of the triffids, es todo un clásico de la ciencia ficción, circunstancia que tal vez se dé por estar basada en la novela homónima de John Wyndham, que por la propia calidad del filme. Dirigida por Steve Sekely, director que sin ninguna gran película en su filmografía, es una cinta que muestra como una curiosa lluvia de meteoros lleva a una situación apocalíptica a todos los habitantes de la tierra.
La ceguera producida por esta lluvia y la transformación de las plantas en criaturas carnívoras, transforma la faz de la tierra en un paisaje casi desierto y con bandadas de personas ciegas deambulando por las calles al estilo zombi.

La semilla del espacio

Lo peor de la película, es que tal vez no ocurren demasiadas cosas. En gran parte de la primera mitad del filme, el director se dedica a mostrarnos imágenes del caos producido por la ceguera en los habitantes de las grandes ciudades, y otros desastres que se van produciendo por el mismo hecho, como barcos que van a la deriva, o aviones que se estrellan al no poder aterrizar. Diferentes situaciones caóticas, todas observadas por el protagonista de la película, Howard Keel, uno de los pocos que conserva la vista.
A esto se le suma la visión de los hechos por parte de las dos historias que cuenta la película. La primera y más importante, protagonizada por Bill Mansen (Keel) que va en busca de gente y de algún lugar donde se pueda volver a restablecer el orden. Deambulando por diferentes lugares sin parecer que le afecte nada (todo hay que decirlo, parece demasiado ajeno a todo) y la segunda historia sobre una pareja de científicos encerrados en un faro. Esta segunda historia flojea por todos lados, no interesa y parece puesta con calzador.
Al final, sumando estas dos historias, tenemos una cinta que cojea.

La semilla del Espacio termina siendo una película floja, sin ningún tipo de tensión. Con unas criaturas (los Trífidos) que dan más penita que otra cosa y con una narración dispar, que termina por ser un filme muy normalito, cuando en realidad podría haber sido otra cosa mejor.
En cuanto a los efectos especiales, bueno… lo dicho, los pocos que hay son las propias plantas carnívoras (Trífidos) que simplemente parecen un maniquí de plástico movido por cables, y el resto de efectos se basan en decorados pintados de destrucción y de grandes ciudades. Como cualquier otra cinta de serie B.

The day of the triffids, ha tenido otras versiones en formato serie televisiva. En 1981 y 2009. También, por momentos, toda esta situación narrada en la película, nos recuerda a “El incidente” (2008) cinta de M. Night Shyamalan con toques parecidos a la de Sekely.

 

SALVA VILA

logo findelahistoria


 
 

Tráiler de La semilla del espacio

 

Imágenes de La semilla del espacio

Ficha técnica:
TÍTULO ORIGINAL: The day of the Triffids
DIRECTOR: Steve Sekelly
GUIÓN: Philip Yordan, Bernard Gordon (Novela: John Wyndham)
MÚSICA: Ron Goodwin
FOTOGRAFÍA: Ted Moore
REPARTO: Howard Keel, Nicole Maurey, Janette Scott, Kieron Moore, Mervin Johns, Ewan Roberts
PRODUCCIÓN: George Pitcher, Philip Yordan, Bernard Glasser
PRODUCTORA: Security Pictures Ltd
ESTRENO EN USA: Julio 1962
DURACIÓN: 93 minutos