ukquad6yi3hb

En esta ocasión el director Terence Fisher, gran clásico del cine de terror de los 60’s, nos presenta la cinta S.O.S El mundo en peligro (1966), donde nos mete en la piel de unos hombres con un gran sentido del deber, que luchan contra unos terroríficos monstruos.

La acción se sitúa en una tranquila isla de Irlanda, donde el encuentro con el cadáver de un humano que carece totalmente de sus huesos, hace que el Doctor Reginald Landers (Eddie Byrne) les solicite ayuda al Doctor Brian Stanley (Peter Cushing) y al Doctor David West (Edward Judd) para que averigüen la razón de tales hechos. Su investigación les llevará por descubrir una serie de terribles criaturas que intenta acabar con la vida de los isleños.

bscap0002

Ese es el sencillo argumento de la cinta, muy común en la época. El hombre juega con las leyes de la física y acaba por crear un ser que parece proceder de otro mundo, que intentará eliminar a la raza humana para sobrevivir.

Lo curioso de ver este tipo de películas y el encanto que tienen hoy día, es que nos damos cuenta de lo difícil que a veces era el recrear con pocos medios una serie de criaturas terroríficas, y el gran papel que tenían los protagonistas de la cinta para hacer que estas pareciesen vivas.
Actores de reparto malos, que tenían que coger con sus propios brazos al monstruo fabricado con látex, y moverlo para hacer ver que estos les atacaban.
Monstruos, cabe decir, que en la mayoría de cintas eran todos muy similares. En este caso nos encontramos con una criatura informe, de la que le sobresale un simple tentáculo que les hace de garra, todo fabricado con goma y movido por simples cables.
Esta simpleza en los efectos especiales va a juego con la interpretación de los actores, donde la mayoría aparecen en escena casi mirando al frente y recitando su dialogo, para desaparecer de pantalla casi segundos después.

Los actores protagonistas son los únicos que se llevan el mérito en esta película, aunque con una discreta interpretación por su parte, simplemente destacando la buena actuación de Peter Cushing (el Doctor Bryan Stanley), actor estrella del momento. Mostrando así que el papel del resto de los actores del film no están nada trabajados.

ok

Remarcar una curiosidad de algunas de las películas de estos años, sobretodo las llamadas de serie B, en las que el director, sin utilizar formato panorámico y para no tener que realizar diferentes planos de las escenas, colocaba a los actores uno al lado de otro, para que estos “recitaran” su dialogo mirando directamente a la cámara.
Todo ello acompañado por la clásica música que se vuelve más o menos estridente en los momentos con mayor tensión.

La cinta no aporta nada al género, incluso al igual que otras, tiene su crítica hacia la manipulación genética por parte del hombre. Pero siempre es una gozada ver estos clásicos de serie B, en los que los protagonistas se dejan la piel para salvar a la humanidad, con una actuación con cierto grado de interpretación amateur.

 

SALVA VILA

logo findelahistoria


Ficha técnica:
TÍTULO ORIGINAL: Island of terror.
DIRECTOR: Terence Fisher
GUIÓN: Edward Mann, Al Ramsem
MÚSICA: Malcolm Lockyer
FOTOGRAFÍA: Reginald H. Wyer
REPARTO: Peter Cushing, Edward Judd, Carole Gray, Eddie Byrne, Sam Kydd, Nial MacGinnis, James Cafrey, Liam Gaffney, Roger Heathcote
EFECTOS ESPECIALES: Michael Albrechtsen, John St. John Earl, W. T. Partleton
DIRECCÓN DE PRODUCCIÓN: Roy Baird
PRODUCCIÓN: Tom Blakeley, Gerald A. Fernback, Richard Gordon
PRODUCTORA: Universal Pictures
ESTRENO EN REINO UNIDO: 20 Junio 1966
DURACIÓN: 89 minutos