Crítica:

Un amor entre dos mundos comienza como una especie de aventura fantástica de ciencia-ficción, rápidamente puesta en antecedentes con una narración ligeramente enrevesada en la que rápidamente se nos sientan las bases sobre las que gira este sorprendente mundo en un sistema solar que es el único con dos gravedades. El preludio nos ofrece el típico momento dramático del pasado que inevitablemente marca el futuro de la trama. A partir de aquí, el filme nos sitúa en un mundo dividido entre la gente del mundo superior y la gente mundo inferior, cada uno atraído a su propio suelo por su gravedad, que afecta a personas y objetos pertenecientes al mismo atrayéndolas implacablemente hacia el lado al que pertenecen. Evidentemente, la división de los mundos es también a nivel económico, quedando un mundo adinerado que desprecia al otro y que intenta mantener la segregación entre ambos permanentemente. Es un entorno tan parecido al extraordinariamente polarizado mundo actual que ni siquiera puede considerase una metáfora, sino un simple reflejo o incluso caricatura del mismo.

Tras ponernos en situación, el filme se transforma progresivamente en un thriller futurista, que recuerda en momentos a la fantástica tensión que vive Ethan Hawke en la brillante Gattacca (1997) para ocultar que no es quien aparenta ser, inmerso en un mundo al que irremediablemente no pertenece. Aún así, las diferencias son evidentes, no solo por la interpretación Jim Sturgess, quizás demasiado desenfadada, sino por el tono casi cómico que intenta darle el director a esta ssupuestamente tensas y peligrosas situaciones. Finalmente, y sin desvelar nada no previsto de la trama pues el filme ya se presenta des de un comienzo como una muestra de que el amor lo puede todo, la película acaba siendo poco más que una gran historia romántica hollywoodiense, acaramelada y inesperadamente superficial.

Un amor entre dos mundos cuenta con unos efectos visuales francamente impresionantes, consiguiendo recrear este doble mundo opuesto, con la dificultad que eso conlleva. El modo de filmar este universo dual que coexiste en vertical por parte del director argentino Juan Diego Solanas se hace difícil a ratos de asumir para el espectador, obviamente no acostumbrado a este tipo de planos dobles que se hacen constantemente extraños por su frecuencia y atrevimiento, recordando en ocasiones a algún fragmento de la Origen (Inception, 2010) Christopher Nolan. Solanas demuestra por su parte mucha valentía al atreverse a reflejar este realidad contrapuesta tal y cual la imagina el guión, sin caer en la tentación de facilitar el visionado ni permitir al público relajarse con tomas fáciles habituales, persistiendo en mostrarnos que un mundo está “al revés” del otro, como refleja la traducción del título para latinoamérica.

Por desgracia, el filme no consigue acabar una historia que, a pesar de mantener una sorprendente coherencia durante gran parte del filme, acaba por desmoronarse completamente, convirtiéndose en el típico ejemplo de filme en el que justo cuando el espectador está atrapado por la narración y el entorno, ansioso por saber cuál puede ser el desarrollo de tan prometedora fábula, simplemente aparecen los títulos de crédito, y uno se queda sin justificaciones, ni aclaramientos, ni razones en definitiva para aconsejar el visionado del filme hasta su conclusión. A pesar de ello, la puesta en escena es impresionante y el despliegue técnico también, aportándonos varias secuéncias que podrian calificarse de espectaculares a nivel conceptual, que no es poco.

   JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

 

Imágenes:


 

Tráiler:

 

Ficha técnica:
TÍTULO ORIGINAL: Upside down
DIRECTOR: Juan Diego Solanas
GUIÓN: Juan Diego Solanas, Santiago Amigorena
MÚSICA: Benoît Charest
FOTOGRAFÍA: Pierre Gill
MONTAJE: Paul Jutras
REPARTO: Jim Sturgess, Kirsten Dunst, Timothy Spall, Blu Mankuma, Nicholas Rose, James Kidnie, Vlasta Vrana, Kate Trotter, Holly O’Brien, Elliott Larson, Maurane Arcand, Janine Theriault, Vincent Messina, Cole K. McKenzie, Paul Ahmarani, Carolyn Guillet, Pablo Veron, Don Jordan, Edward Langham, Holden Wong, Keir Cutler, Alex Bisping
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Alex McDowell
PRODUCTORA: Coproducción Canadá-Francia
PRODUCCIÓN: Claude Léger, Dimitri Rassam, Aton Soumache, Jonathan Vanger y Alexis Vonarb
DISTRIBUIDORA: Tripictures
ESTRENO EN ESPAÑA: 5 de Abril 2013
CALIFICACIÓN: Apta para todos los públicos
DURACIÓN: 108 minutos

WEB OFICIAL: http://upsidedown-movie.com/