El pasado jueves pudimos disfrutar de una nueva sesión de la iniciativa Phenomena Experience en el Cine Urgell de Barcelona. Con una moderada asistencia como acostumbran a ser las sesiones de este evento en sus versiones Grindhouse, en esta ocasión el todopoderoso Nacho nos ofreció la proyección de los clásicos Cobra (1986) y Calles de fuego (Streets of fire, 1984).


La velada comenzó como siempre con una palabras del presentador, para seguidamente ofrecernos los tráilers de Dónde te escondes hermano? (Basket case, 1982),  gran clásico del terror de serie b, Agua azul, muerte blanca (Blue water, white dead, 1971) filme sobre el gran tiburón blanco en formato falso documental, y La caliente niña Julieta (1981), otro delirio sexual del director Ignacio F. Iquino.


A continuación pudimos ver Cobra (1986), con un gran Sylvester Stallone acompañado por la que seria su mujer, la famosa y bella Brigitte Nielsen, en un filme de pura acción en el que destacan los actores Andrew Robinson, que vimos haciendo de malvado en Harry, el sucio (Dirty Harry, 1971) y que estuvo presenta en la sesión de Phenomena en que se proyectó este clásico de Clint Eastwood, y el actor Brian Thompson, que posee una cara inolvidable ideal para ejercer de malvado psicópata. Película muy ochentera para simplemente disfrutar de la actitud del duro protagonista, Cobra, y de sus ingeniosas frases, sin llegar a preguntarnos por ejemplo: qué objetivos tiene la maligna secta de enemigos aparte de venerar un Nuevo Mundo? Que pasa con el ketchup y Brigitte Nielsen? Que tipo de palillo es el que masca Stallone durante todo el filme?

Os dejamos con el gran momento de “el crimen es una plaga y yo soy el remedio” y a continuación tenéis el tráiler de este clásico:

Seguidamente, y previo pase de los tráilers de las prometedoras Warrior, el guerrero del futuro y El Anticristo (1974), pudimos ver la esperada Calles de fuego (Streets of fire, 1984), un gran exponente del cine ochetero protagonizado por el guaperas Michael Paré, una joven Diane Lane y un gracioso Rick Moranis.


El filme también cuento con un enorme Willem Dafoe en el papel de malo que clava un personaje tan simple como claro. El filme, que no deja de ser un seguido de videoclips, nos muestra un supuesto futuro apocalíptico con bastante gracia y nos brinda una impresionante banda sonora inolvidable cuyo mayor exponente es el impresionante clip inicial llamado Nowhere fast que no os podéis perder:

 

Os emplazamos a todos finalmente a la próxima sesión de esta interesante iniciativa, que tendrá lugar el dia 8 de Junio y constará de Flash Gordon (1980) y Cónan el Bárbaro (Conan the Barbarian, 1982). Allí os esperamos.