Crítica:

Buen filme del director de la brillante Buried (2010), Luces rojas (Red lights) es un intrigante thriller de temática paranormal que nos lleva continuamente de la duda a la certeza de la existencia de este tipo de fenómenos con gran habilidad.

Con una gran interpretación de Sigourney Weaver, en el papel de Margaret Matheson, y un buen trabajo del protagonista, el actor irlandés Cillian Murphy, que vimos en la reinventada saga Batman o en la rebuscada Origen (Inception, 2010), destaca en Luces rojas la excelente interpretación del peso pesado Robert De Niro, que una vez más nos deslumbra con una brillante actuación representando a un enigmático personaje al que hace altametne atrayente y misterioso a la vez que humano.

En filme, dirigido, escrito, producido y montado por el triunfante realizador gallego Rodrigo Cortés, se basa en una pareja de incrédulos investigadores al más puro estilo Expediente X, que se dedican a desenmascarar supuestos fenómenos paranormales trabajando para una universidad. Su convencimiento queda gráficamente resumido en una frase de Murphy: “para que un mago saque un conejo de un sombrero éste tiene que haber sido metido antes en su interior“. Y eso es precisamente lo que intenta hacer Cortés en esta película.

Empujados por la necesidad del complejo personaje de Weaver de encontrar finalmente una prueba de que en realidad existe algo más allá de lo racional y así aplacar el dolor de ésta causado por el coma irreversible en el que esta sumido su hijo desde hace años, esta pareja de científicos afronta y desenmascara todo tipo de supuestos fenómenos amparados en la certeza absoluta de lo empírico. Su mundo y su trabajo parecen venirse abajo junto a sus creencias cuando aparece en escena la figura de Simon Silver, personaje de De Niro, un famoso psíquico invidente ya retirado que treinta años después ha decidido volver a los escenarios dispuesto a demostrar definitivamente la existencia de lo sobrenatural, y para ello está dispuesto a recurrir a los métodos que sea necesario, fijando a nuestros investigadores en su punto de mira y reavivando un antiguo enfrentamiento personal con el personaje de Weaver.

Luces rojas es una expresión que en el filme hace referencia a “notas discordantes, cosas que no deberían estar ahí. Es como si hubiera pequeñas luces destellantes en la realidad que delatan que algo sucede”. Estas cosas que destacan, que sobresalen por estar fuera de lo usual, de lo esperado, que están fuera de lugar, es lo que el director nos quiere hacer buscar durante el filme. Cortés nos manipula brillantemente manteniéndonos durante gran parte del filme en la duda y la sospecha constantes, convirtiéndonos muy hábilmente en buscadores de Luces rojas.

El filme cuenta con una excelente realización y una fantástica fotografía, que apoyadas en este ingenioso guión nos sumergen en lo profundo de este mundo gris y ambiguo que es Luces rojas, en el que chocan lo racional y lo espiritual cual guerra abierta entre las dos disciplinas por conseguir el respeto del mundo a través de los medios. En conclusión podemos afirmar que Luces rojas mantiene por los pelos, a costa de un enorme presupuesto, el prometedor nivel mostrado por Cortés en Buried (2010), sin llegar en ningún momento a subir ese listón pero aguantando bien la presión y las enormes expectativas creadas hacia un filme ampliamente promocionado y largamente esperado, que seguro entretendrá y quizás sorprenderá incluso a los más escépticos.

 JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

Imágenes:

 

Tráiler:

 
Ficha técnica:

DIRECTOR: Rodrigo Cortés
GUIÓN: Rodrigo Cortés
PRODUCCIÓN: Rodrigo Cortés y Adrián Guerra
MÚSICA: Víctor Reyes
FOTOGRAFÍA: Xavi Giménez
REPARTO: Cillian Murphy, Sigourney Weaver, Robert De Niro, Elizabeth Olsen, Toby Jones, Joely Richardson, Leonardo Sbaraglia, Craig Roberts, Burn Gorman
DIRECCIÓN ARTÍSTICA: Antón Laguna
VESTUARIO: Patricia Monné
DISTRIBUIDORA: Warner Bros. Pictures International Spain
PRODUCTORA: Coproducción España-USA; Nostromo Pictures / Antena 3 Films / Cindy Cowan Entertainment
DURACIÓN: 119 minutos
ESTRENO EN ESPAÑA: 2 Marzo 2012
CALIFICACIÓN: No recomendada para menores de 12 años