Asistimos a la proyección en el Auditori Melià de La cumbre escarlata, de Guillermo del Toro, en el marco del Sitges Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya. La cinta se proyectaba tras Suspiria, de Daria Argento, y a continuación de un entretenido Q&A en el escenario con el director mexicano y el mítico cineasta italiano acompañados por Angel Sala, director del Festival.

Del Toro, como padrino del certamen, escogió esta cinta para acompañar la proyección del clásico de culto de Argento por ser un filme inspirado en Suspiria a muchos niveles según relató el propio realizador. Ciertamente el colorido y la crudeza de algunas escenas de La cumbre escarlata pueden recordar esos intensos colores que marcan el mítico filme que protagoniza Jessica Harper.

Así pues, pudimos disfrutar en el Festival de Sitges de esta Crimson Peak que el mismo Del Toro sitúa entre sus cinco mejores realizaciones y que fue estrenada hace ya dos años. Personalmente no la había visto, y la verdad es que resultó ser una grata sorpresa por la calidad de la realización de la película así como por el entorno en que pude visionarla. Es por eso que nos permitimos re-valorar este filme que ya fue brillantemente criticado anteriormente.

Como puntualizaba el propio director, el filme no es de terror, por mucho que la productora optara por venderla como tal en su momento, és más “una historia de romance antiromántica” como la definió Del Toro. Si bien en el filme vemos fantasmas y/o espíritus atormentados que se manifiestan de forma claramente siniestra, no son estos los protagonistas sino que ejercen de ayuda a un hilo argumental que nos habla de aspectos muy reales y tangibles del género humano.

Como consecuencia de una tragedia familiar, una escritora es incapaz de elegir entre el amor de su amigo de la infancia y la tentación que representa un misterioso desconocido. En un intento por escapar de los fantasmas del pasado, se encuentra de pronto en una casa que respira, sangra… y recuerda.

Destacan en La cumbre escarlata un muy buen trío de protagonistas encarnados por Mia Wasikowska, Jessica Chastain y Tom Hiddleston, que aportan credibilidad a estos personajes de época envueltos en una historia de amor, ambición y maldad, que cuenta con una gran mansión al borde del colapso como telón de fondo visualmente excepcional. Juega Del Toro con los colores gracias a situar parte del filme en una tierra con una arcilla rojiza que sin duda se asemeja a la sangre y que efectivamente nos evoca esa colorida escuela en la que transcurre Suspiria. Como en el clásico, aquí el director nos regala escenas que rozan el cine gore de gran fuerza visual y de mayor crudeza, siempre manteniendo la pulcritud que caracteriza del clásico de Argento.

Al margen del reparto, el aspecto visual es el que domina La cumbre escarlata, pero eso no quita que el filme goce también de caras tan conocidas como las de Charlie Hunnam y Doug Jones, e incluso cuente con nuestro gran Javier Botet.

En resumen, poco más se le puede pedir a una película con un guión redondo, una estética perfecta y un reparto inspirado. Coincido absolutamente con el realizador mexicano en situar este filme entre sus mejores trabajos.

JORDI CIERCO

logo findelahistoria
 
 

Tráiler de La cumbre escarlata

LA CUMBRE ESCARLATA – Tráiler Internacional HD

 
La cumbre escarlata, vista de SitgesTítulo original: Crimson Peak
Año: 2015
Duración: 119 min.
País: Estados Unidos
Director: Guillermo del Toro
Guión: Guillermo del Toro, Matthew Robbins
Música: Fernando Velázquez
Fotografía: Dan Laustsen
Reparto: Mia Wasikowska, Jessica Chastain, Tom Hiddleston, Charlie Hunnam, Doug Jones, Javier Botet, Jim Beaver, Burn Gorman, Leslie Hope, Kimberly-Sue Murray, Emily Coutts, Gillian Ferrier, Matia Jackett, Martin Julien
Productora: Legendary Pictures. Distribuida por Warner Bros.