Wolf, el hijo del Doctor Frankenstein regresa al castillo de su padre años después de la destrucción del Monstruo. Una vez allí el pueblo sigue viviendo bajo la sombra de los sucesos del pasado y siguen temiendo y odiando el apellido Frankenstein.
Al poco, Wolf conoce a Igor, quién ha escondido a la criatura en un lugar secreto del castillo. Buscando limpiar el nombre de la familia, el profesor intentará revivir al Monstruo y rehabilitarlo.

El hijo de frankenstein

El hijo de Frankenstein es la tercera entrega de películas de La Universal en las que el Monstruo creado por Mary W. Shelly es el protagonista, y como no podía ser de otra manera está interpretado por Boris Karloff en su última aparición en el papel del Monstruo que le hizo famoso. Segun sus própias palabras -“no quedaba mucho en el personaje del monstruo para ser desarrollado; habíamos alcanzado su límite”.-
Ciertamente no quedaba demasiado más para interpretar de esta fantástica criatura. En la película La novia de Frankenstein el personaje del Monstruo tal vez llegaba a su esplendor, con alguna secuencia inolvidable, pero en esta ocasión el personaje casi pasa a un segundo plano bajo la presencia de Igor (Bela Lugosi) quién realiza un papel protagonista dominando al Monstruo y siendo él en realidad el cerebro de las atrocidades que realiza la criatura.

El escenario utilizado para esta producción se aleja del castillo y los decorados utilizados en las anteriores películas, y la puesta en escena que nos presenta el director Rowland V. Lee se acerca más a las sombras y decorados que podemos ver en películas alemanas como El gabinete del Doctor Caligari (Robert Wiene, 1920). Un castillo lleno de sombras de puertas y ventanas, con esquinas muy imposibles. Escenario que resulta algo claustrofóbico para un rodaje que sucede casi por completo en dos o tres salas.

El hijo de frankenstein

Otro acierto es el guión, lejos de poder aburrir al público con otra historia de la criatura de Frankenstein, el guionista Wyllis Cooper hace una historia en la que aparecen tres personajes principales a la sombra del Monstruo (Karloff) y no vuelve a narrar el cuento de la creación tal y como sucede posteriormente en otras películas en que se recupera al personaje de el Doctor Frankenstein.
Uno de estos actores principales es el Inspector de Policía Krogh, interpretado por Lionel Atwill, que en todo momento se encuentra investigando al doctor Wolf Frankenstein de una manera incisiva. Un personaje que tiene un brazo articulado, hecho que en el año 1974 seria parodiado en la película de Mel Brooks titulada El jovencito Frankenstein, en la que el actor Kenneth Mars caricaturiza al mismo personaje.

El Monstruo de Frankenstein es un mito interminable, explotado en infinidad de películas a lo largo de los años y nunca deja de sorprendernos. Algunas películas envejecen mal, y a muchos puede que no gusten, pero no se puede negar que forman parte de la historia del cine y algunas de ellas tienen momentos perfectos. El hijo de Frankenstein tiene alguno de estos momentos, ya sea por decorados, interpretaciones o el saber alargar una historia que podía resultar difícil a estas alturas. Otro clásico de la criatura de Frankenstein llevada a la vida por un sabio o un loco, que no sabia si creaba hombres o monstruos.

 

SALVA VILA

logo findelahistoria


 
 

El hijo de Frankenstein


 
El hijo de frankensteinFicha Técnica
Título original: Son of Frankenstein
Director: Rowland V. Lee
Guión: Wyllis Cooper (Novela: Mary Shelley)
Música: Frank Skinner
Fotografía: George Robinson
Reparto: Basil Rathbone, Boris Karloff, Bela Lugosi, Lionel Atwill, Josephine Hutchinson, Donnie Dunagan, Emma Dunn, Edgar Norton, Perry Ivins, Lawrence Grant, Lionel Belmore
Año: 1939
Duración: 99 min.
País: Estados Unidos
Productora: Universal Pictures