"Líbranos del mal" puede provocar algo de confusión en su visionado. Se nos está vendiendo como una película de terror al uso y en realidad se trata de un thriller policíaco con algunos tintes sobrenaturales. Por lo tanto, no esperemos algo parecido a "Sinister" anterior trabajo de su director Scott Derrickson (El Exorcismo de Emily Rose, Ultimátum a La Tierra) porque no lo vamos a encontrar. Estaríamos más en la línea de títulos como "Seven" mezclado con "El Exorcista" (no en calidad) si se me permite la comparación.

Líbranos del mal

La historia está basado en la novela de Ralph Sarchie y Lisa Collier Cool donde se narraban las experiencias reales del propio Sarchie, que en su periplo como policía en el Bronx, fue testigo de múltiples casos paranormales.

Sarchie (Eric Bana) es un policía obsesionado con su trabajo, que investigando una serie de asesinatos con tintes esotéricos junto a su inseparable compañero Butler (Joel McHale) les llevarán a conocer a un peculiar sacerdote llamado Mendoza (Édgar Ramírez) con bastante información sobre el caso, y así juntos resolver dichos asesinatos.

Líbranos del mal

Película oscura, donde casi todo transcurre de noche o con poca luz, lluvia y demás escenarios ténebres. Con una ambientación opresiva, que hace que no te relajes en su visionado, con la sensación de un mal rollo permanente, recordando como he dicho antes a la aclamada "Seven" en ese aspecto. Nos encontramos ante para mí el problema del "terror" de hoy en día, y es que la mayoría de sustos se basan en efectos de sonido, algo que me parece fácil, y con lo que podría estar de acuerdo, siempre que no se abuse de ello. Con una historia que hemos visto miles de veces en pantalla, no aporta nada nuevo. Topicazos y más topicazos. Te sabes la película de memoria. Típica historia de policía obsesionado con trauma del pasado que descuida a su familia, formada por su mujer (Olivia Munn) y su hija pequeña. Bana no puede desconectar de los espeluznantes casos que presencia durante las noches, y su trabajo se convierte en su único refugio, con las consecuencias familiares que eso tiene.

La inquietante música corre a cargo del siempre interesante Christopher Young. Por cierto, papel destacable tiene en el film la música de "The Doors", casi siendo un personaje más.

Dicho todo esto, la película entretiene, no se hace pesada, incluso tiene escenas bastante potentes visualmente, pero para mí se queda en algo inferior a lo que podría ser. Un guión flojo, con un final que no le hace ningún bien. Para pasar una tarde sin más en el cine sin muchas pretensiones.

Lo mejor: La dirección de Derrickson, el ambiente oscuro, los exorcismos, la escena del niño en el zoo. El interrogatorio final.
Lo peor: Te la sabes desde el principio hasta el final. Guión pésimo. Los cada día más comunes sustos de sonido fáciles basados en el volumen.

  ROBERTO VILLODRES

El cielo es real

 

 

Tráiler de Líbranos del mal

Líbranos del malFicha técnica

Título: Líbranos del mal
Título original: Deliver Us From Evil
Director: Scott Derrickson
Guión: Paul Harris Boardman, Scott Derrickson (Libro: Ralph Sarchie, Lisa Collier Cool)
Música: Christopher Young
Fotografía: Scott Kevan
Reparto: Eric Bana, Edgar Ramirez, Olivia Munn, Joel McHale, Sean Harris, Dorian Missick, Antoinette LaVecchia, Scott Johnsen, Valentina Rendón, Daniel Sauli, Olivia Horton, Chris Coy, Mike Houston, Sean Bennett, Lolita Foster, Lulu Wilson, Jenna Gavigan
Productora: Columbia Pictures, Jerry Bruckheimer Films. Screen Gems
Año: 2014
Duración: 118 min.
País: Estados Unidos
Web oficial