Nosferatu

En la ciudad de Wisborg viven el joven Hutter y su mujer Ellen, cuando su jefe, el agente inmobiliario Knock, decide enviar a Hutter a Transilvania para cerrar un negocio con el conde Orlok. Se trata de la venta de una finca de Wisborg, que linda con la casa de Hutter.
Durante el largo viaje, Hutter pernocta en una posada, donde encuentra un viejo tratado sobre vampiros que encuentra en su habitación. Una vez en el castillo, es recibido por el extraño y siniestro conde. Al día siguiente, Hutter amanece con dos pequeñas marcas en el cuello, que interpreta como picaduras de mosquito. Una vez firmado el contrato, descubre que el conde es, en realidad, un vampiro. Al verle partir hacia su nuevo hogar, Hutter teme por su esposa e intenta huir del lugar.

Nosferatu relata la historia del vampiro más famoso, Drácula, creado por Bram Stoker, basándose libremente en esta novela F. W. Murnau dirige esta oscura película en la que divide la narración en diferentes actos. Realizada en 1922 esta film mudo y en blanco y negro, se restauró a lo largo de los años, e incluso se realizó una copia coloreada, para obtener el resultado que tenemos en la actualidad.

El film de Murnau resulta ser, todavía hoy, una joya para ser vista. A pesar de ser cine mudo, su manera de dirigir con un rápido ritmo de los acontecimientos, y la genialidad de mostrar diferentes acciones que se entrelazan en el tiempo (Hutter, junto al conde Orlok, Ellen y Knock) hacen que sea una fantástica y hipnótica película de terror con un gran dinamismo.
Rechazando mostrar escenas repulsivas o sangrientas, cómo veríamos hoy en día, dirige toda su atención en ahorrar esto al espectador consiguiendo crear un ambiente terrorífico, gracias a la atmosfera que envuelve el film, con el decorado y los paisajes tanto exteriores como interiores. La fotografía en blanco y negro y el maquillaje de los diferentes personajes que aparecen, mención especial al conde Orlok , provocan esa deseada atmosfera de miedo.
El juego realizado con las sombras sobre el vampiro, caminando totalmente erguido para desplazarse, mostrando esos oscuros ojos o alargando sus manos o brazos, viendo su silueta solo a través de las sombras, consiguen crear el efecto deseado, incertidumbre, miedo, angustia. Un gran reflejo de una novela gótica.

Añadiendo los tradicionales elementos del vampirismo, Murnau quiere resaltar el hecho de que el amor vence al mal, por lo que al contrario de otras adaptaciones en esta vemos el importante papel de Ellen sobre la cinta y el sobre el final de la criatura. Este hecho provoca que como única pega podríamos encontrar que el final de la película, para algunos pueda resultar algo flojo, al no existir lucha ni nada parecido con el Conde Orlok. Pero de esta manera resulta un final poético, con una fantástica escena final entre sombras y rayos del sol.

Como todo cine mudo de esos años, hoy día siguen sorprendiéndonos las actuaciones realizadas por los protagonistas, con unos gestos muy exagerados. Tal es el caso del protagonista del film, el joven Hutter, interpretado por Gustav Von Wagenheim y claro ejemplo de esto, quién a lo largo de la primera parte de la película se muestra muy alegre, siendo curioso verlo abrir tanto la boca cuando ríe, o estirar sus largos brazos al desperezarse, realizando para ello gestos muy bruscos.
Todo esto al inicio del film, posteriormente, al avanzar los capítulos la trama se vuelve más oscura y el personaje varia totalmente, aunque esos gestos rápidos continúan. Una manera de actuar que iba acorde con la situación sonora y la sobreactuación de esos años.

En definitiva, a pesar de encontrar algún hecho del film que pueda parecernos “simpático”, como los dibujos que vemos en los papeles del agente inmobiliario Knock al inicio de la película, o los efectos realizados para desplazar cosas sin que nadie las toque, junto a los gestos más que expresivos de los actores, Nosferatu resulta una película que mezcla el terror con una especia de poesía visual, resultando ser un film eterno. Está claro que los gustos actuales del cine han cambiado, pero no por ello no deja ser todavía una gran película.

El director Werner Herzog realizó en 1979 un homenaje a este clásico, con su Nosferatu, vampiro de la noche. Posteriormente en el año 2000 el director E. Elisas Merhige realizó otra película fantástica y menospreciada, homenajeando el film de Murnau, La sombra del vampiro. Muy recomendable.

 

SALVA VILA


Ficha Técnica:
TÍTULO ORIGINAL: Nosferatu, eine Symphonie des Grauens
DIRECTOR: F. W. Murnau
GUIÓN: Henrik Galeen
MÚSICA: James Bernard, Hans Erdmann, Carlos U. Garza, Timothy Howard, Richard Marriott, Richard O’Meara, Hans Posegga, Peter Schirmann, Bernardo Uzeda, Bernd Wilden (Varios según época y versión)
FOTOGRAFÍA: Fritz Arno Wagner (B&W)
REPARTO: Max Schreck, Gustav von Vangenheim, Georg. H Schnell, Ruth Landshoff, Gustav Botz, Alexander Granach
PRODUCTORA: Prana-Film GmbH
ESTRENO EN ALEMANIA: 4 de Marzo de 1922
DURACIÓN: 91 minutos.

Deja un comentario