strong>Chucky ha vuelto, y eso de por sí ya es una fantástica noticia para cualquier fan del cine de terror. Si encima se nos presenta con una cuidada producción como es La maldición de Chucky (Curse of Chucky), la eufória es ya inevitable. Lejos de caer en la tentación de autoparodiarse, la saga despliega en esta sexta entrega grandes dotes de glamour, respeto y buen hacer para ofrecernos el esperado retorno de este mítico Muñeco Diabólico de la mano de Don Mancini, su eterno creador que como de costumbre escribe y dirige el filme.

La maldición de Chucky

“Es hora de jugar”

Mucho ha llovido desde que Tom Holland dirigiera en 1988 esa perla que todavía es Muñeco diabólico, originalmente titulada Child’s Play, que vendria a ser Juego de niños, dando lugar al nacimiento de un mítico personaje surgido de la perturbada mente del creador Don Mancini. Su fulgurante éxito propició las posteriores El Muñeco Diabólico 2 (1990), El Muñeco Diabólico 3 (1991), La Novia de Chucky (1998) y La Semilla de Chucky (2004).

La maldición de Chucky

Con su corta melena rojiza y su mono tejano, este simpático y aparentemente inanimado juguete irrumpe en la vida de Nica, una joven discapacitada que vive en una gran casa con su madre, que a la vez que ayudarla no puede evitar sobreprotegerla y compadecerla por estar en silla de ruedas a tan temprana edad. Un dia reciben por correo un extraño paquete con remitente no identificado que contiene una desconcertante sorpresa, un peculiar muñeco. Pronto la infeliz madre con profundos traumas personales se erige en el centro de la gran primera escena en que nuestro pequeño granuja se cobra su primera víctima, resultando en una gran secuencia muy visual y de gran plasticidad.

La maldición de Chucky

A partir de aquí, el realizador se ciñe a lo esperado, lo qual en este caso es una fantástica noticia, demostrando poco a poco y de forma progresiva que, una vez más, este inocente muñeco es mucho más divertido de lo que parece a primera vista. Apoyado por sus grandes frases y su inolvidable voz, que vuleve a poner Brad Dourif, Chucky monopoliza el filme con gran maestria. Este pequeño personaje se come la pantalla y eclipsa cuanto hay alrededor de forma excepcional.

“Solo es un muñeco, que es lo peor que puede pasar”

Buen papel de la protagonista, Fiona Dourif, y aceptables actuaciones del resto del reparto, puras comparsas, en el que destacan el actor Adolph Larrue Martinez, cara conocida de la televisión, y las actrices Maitland McConnell y sobretodo Jennifer Tilly, veterana que vimos en La novia de Chucky (Bride of Chucky, 1998) y que en esta ocasión tiene un fugaz pero importante papel.

La maldición de Chucky

Podemos concluir que es una estupenda noticia tener de vuelta en los cines a ese pequeño monstruo de retorcidas intenciones que es el maligno Chucky. La maldición de Chucky consigue dejar la serie b para situarse a la altura del cine comercial de miedo del momento. Un clásico instantáneo ya antes de ser visionada, y continua la tradición con absoluta dignidad y sin desmerecer, quizás al contrario, una mítica saga del cine de terror que ha conseguido crear un personaje tan carismático como siniestro y cuya fama supera ampliamente la de sus películas y lo eleva al nivel de absoluto icono del género equiparado con gigantes como Freddy Krueger o Jason Vorhees.

   JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 
 

Imágenes de La maldición de Chucky

 

Trailer de La maldición de Chucky


 
Ficha técnica:
Título original: Curse of Chucky
Año: 2013
País: Estados Unidos
Director: Don Mancini
Guión: Don Mancini
Fotografía: Michael Marshall
Reparto: Brad Dourif, Danielle Bisutti, Fiona Dourif, Brennan Elliott, A Martinez, Chantal Quesnelle, Maitland McConnell, Kally Berard, Kyle Nobess, Will Woytowich, Kevin Anderson, Adam Hurtig
Productora: Universal Home Entertainment / Universal Pictures
Lanzamiento en DVD (alquiler): 16/10/2013
Duración: 97 minutos