Nos encontramos con The Purge. La noche de las bestias ante uno de esos por desgracia demasiado frecuentes casos en que una idea que podría resultar en un filme brillante se acaba difuminando a lo largo de un guión progresivamente más mediocre y falto de sorpresas a medida que avanza el filme. Una auténtica pena pues la premisa es magnífica: una noche al año los ciudadanos estadounidenses tienen el derecho, y el deber, de saciar por completo sus ansias de asesinar y matar a modo de venganza o simplemente alivio para su naturaleza. Todo amparado por una amnistía que dura 12 horas y que ha sido instaurada en territorio americano en un futuro cercano como medida eficaz para reducir drásticamente el número de crímenes durante el resto del año.

The Purge

Hasta aquí la presentación de la trama, que promete ofrecernos una noche inolvidable de pura supervivencia del más fuerte. También nos muestra el filme con mucho criterio como tras algunos años de esta práctica, y como sucede habitualmente, la idea no es tan eficaz como parecía ser sino que ha acabado por convertir la fatídica cita anual en una especie de cacería en la que los que pueden pagar armas y protección aprovechan la ocasión para cebarse en los menos afortunados, a modo de limpieza de pobres de las calles de la mano de los más adinerados.

The Purge

Es en todo este entorno que encontramos a la familia protagonista de The Purge, formada por el padre (Ethan Hawke), la madre (Lena Headey) y sus dos hijos. El cabeza de familia es un convencido defensor de la filosofía de la noche de las bestias, y gracias a ésta se ha convertido en un acaudalado vendedor de sistemas de seguridad para las casas de, entre otros, todos los vecinos del privilegiado barrio en el que vive.

Cuando son las 19h del día señalado y suena la sirena que da comienzo a esta masacre, nuestra familia protagonista se encierra en casa con la esperanza de vivir una tranquila velada en familia protegidos en el interior de su vivienda gracias a uno de los sistemas de defensa del hogar que comercializa el propio padre. No hace falta que os avance que la situación se tuerce hasta limites insospechados que dejaran al descubierto la propia naturaleza y moralidad de cada uno, poniendo a prueba sus principios enfrentados a su afán de supervivencia.

The Purge

Sorprende que en nuestro país The Purge. La noche de las bestias, dirigida por James DeMonaco, que ya está al cargo de la secuela, venga promocionada con la muletilla “de los productores de…” en este caso Paranormal Activity e Insidious, pues a pesar de fer muy buenos referentes, un filme que cuenta con un protagonista de la talla de Ethan Hawke no debería promocionarse como si necesitara de estos precedentes para venderse. Centrándonos de nuevo en el filme, hay que mencionar que éste peca quizás de ser demasiado oscuro en ocasiones, pues así lo exige el guión, pero consigue transmitir con bastante acierto la tensión y locura inevitables que provoca la famosa noche, regalándonos finalmente buenos momentos de tensión y situaciones demasiado previsibles por igual.

Digna actuación del reparto de The Purge, con algún acierto destacable de casting entre los villanos (evidentemente me refiero al australiano Rhys Wakefield) y con un siempre correcto Ethan Hawke sorprendentemente bien apoyado por la actriz Lena Headey, que no por el resto de actores que componen la familia. También nos ofrece el filme la conocida cara del actor Chris Mulkey en un papel secundario para ayudar a superar el desafortunadamente flojo desarrollo del guión. Si bien este consigue presentar la trama de forma correcta, no acierta a mantener el nivel en su desarrollo para hundirse finalmente en el clímax de la película. Aún así, esta se deja ver gracias a un ritmo bastante alto y a las connotaciones morales que entran en juego en tan descabellada y cruel noche.

The Purge

Podemos concluir que The Purge parte de una gran idea que no acaba de aprovechar del todo, pero que expone de manera más que suficiente para aportarnos lo mejor de el filme, que no es otra cosa que preguntarnos si la idea nos parece buena o no. La mayoría no dudará en afirmar que es una auténtica aberración propia de sociedades tan disfuncionales como la estadounidense, y es justamente en este entorno que debemos valorarla, siempre como el divertimento que es y sin olvidar que cine es fantasía y ficción , aunque siempre basada en la imaginación humana. Los que os atreváis a plantearos si esta libremente traducida “noche de las bestias” seria en realidad aplicable o tan siquiera posible habréis abusado del cine de acción hollywoodiense tanto como el que escribe, y disfrutareis fantaseando con la idea que expone el filme. Poder hacer justicia por uno mismo al igual que arriesgarse a ser objeto de venganzas y envidias, o simplemente dar rienda suelta a la naturaleza humana sin restricciones durante una noche al año, son las propuestas de The Purge para los que estén suficientemente equilibrados como para planteárselo sin miedo a traspasar la línea que separa el séptimo arte de la realidad. Solo por eso ya vale la pena darle una oportunidad a la película.

   JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

Imágenes de The Purge. La noche de las bestias

 

Tráiler de The Purge. La noche de las bestias:

 

Ficha técnica:

TÍTULO ORIGINAL: The Purge
AÑO: 2013
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: James DeMonaco
GUIÓN: James DeMonaco
MÚSICA: Nathan Whitehead
FOTOGRAFÍA: Jacques Jouffret
MONTAJE: Peter Gvozdas
VESTUARIO: Lisa Norcia
REPARTO: Ethan Hawke, Lena Headey, Max Burkholder, Adelaide Kane, Rhys Wakefield, Edwin Hodge, Tony Oller, Tom Yi, Tyler Jaye, Alicia Vela-Bailey, John Weselcouch, Chris Mulkey
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Melanie Jones
PRODUCTORA: Universal Pictures / Blumhouse Productions / Platinum Dunes / Why Not Productions
ESTRENO EN USA: 07 de Junio 2013
ESTRENO EN ESPAÑA: 12 de Julio 2013
DURACIÓN: 86 minutos
CALIFICACIÓN: No recomendada para menores de 16 años