20130805-025744.jpg

Elysium

En el año 2159, los seres humanos se dividen en dos grupos: los ricos, que viven en la estación espacial Elysium, y todos los demás, que sobreviven como pueden en una Tierra devastada y superpoblada. Rhodes (Jodie Foster), una dura gobernante, promueve una rígida ley antimigración, cuyo objetivo es preservar el lujoso estilo de vida de los ciudadanos de la estación espacial. A pesar de ello, los habitantes de la Tierra harán todo lo posible por emigrar a Elysium. Max (Matt Damon), que siempre ha tenido el deseo de poder vivir en Elysium, sufre un grave accidente en la fábrica donde trabaja. A causa de este, acepta una misión casi utópica, pero que, si tuviera éxito, significaría la conquista de la igualdad entre las personas de esos dos mundos tan opuestos

Entretenida cinta de ciencia ficción, donde nos narran una historia similar a la que hemos visto en otras ocasiones, el mundo dividido en dos clases sociales (Un amor entre dos mundos… etc) los pobres y los privilegiados, pero con un gran guión y muy bien llevada por parte de su director. Narración distraída desde el inicio, con toques precisos de afecto, la acción ideal y los efectos especiales precisos y necesarios para narrar la historia.

Cuando Holywood coge algo bueno y le pone las manos encima, siempre da miedo de que interfiera demasiado en algún proyecto, en el guionista o en el director. En esta ocasión parece que no ha sucedido esto. Con un presupuesto de 120 millones de dólares el director Neil Blomkamp, que nos sorprendió a todos gratamente con su cinta Distrito 9 ( que tuvo 30 millones de presupuesto), aparentemente ha podido realizar la película que quería y ha dirigido Elysium con un estilo similar al de su anterior cinta.

En Elysium, Neil Blomkamp, vuelve a utilizar la ciencia ficción para mostrar el futuro de un planeta tierra, que bien podría ser el actual, donde los menos favorecidos están marginados sin la posibilidad aparente de mejorar, y los ricos son, como siempre, los que se aprovechan de esta situación, viviendo sin problemas y con todas las necesidades cubiertas.
El director, que ya trató temas sociales en Distrito 9, como la Xenofobia, desalojos forzosos, o cargaba contra las grandes corporaciones o privatizaciones. En esta ocasión nos vuelve a sorprender con una perfecta cinta de ciencia ficción, donde vuelve a cargar contra las privatizaciones y el lujoso estilo de vida de unos, al lado de la extrema pobreza de otros.
Aunque a pesar de este mundo utópico que nos muestra en Elysium, nos enseñan cómo siempre parece suceder lo mismo, el que tiene poder y riqueza siempre quiere más.

Con un reparto muy bien llevado, un aceptable papel de Matt Damon, Jodie Foster, y sobretodo los actores secundarios como Wagner Moura o Sharlto Copley que llenan la cinta a la perfección, unido a una buena historia y unos perfectos efectos especiales totalmente a cargo de la narración, Blomkamp consigue una entretenida película de ciencia ficción, que puede atraer a todo tipo de público, al que solo quiere divertirse y al que le interesan más las películas con temas sociales. Cinta muy bien narrada, llena de detalles, y con un excelente sentido del ritmo.

 

SALVA VILA


 
 

Tráiler de Elysium

 

Imágenes de Elysium

Imágenes:

 

Ficha técnica:
TÍTULO ORIGINAL: Elysium
DIRECTOR: Neill Blomkamp
GUIÓN: Neill Blomkamp
MÚSICA: Ryan Amon
FOTOGRAFÍA: Trent Opaloch
REPARTO: Matt Damon, Jodie Foster, Sharlto Copley, Wagner Moura, Alice Braga, Diego Luna, William Fichtner
PRODUCCIÓN: Sue Banden-Powell, Bill Block, Victoria Burkhart
PRODUCTORA: Columbia Pictures / Media Rights Capital / QED International / Sony Pictures Entertainment (SPE)
ESTRENO EN TAIWAN: 7 Agosto 2013
DURACIÓN: 109 minutos

8 comentarios en “Elysium”

  1. Después de las espectativas generadas por su primer filme (Distrito 9), Blomkamp nos presenta una película sin ninguna novedad, con una trama social de fondo con muy poco peso y un desperdicio de Jodie Foster encarnando el poder político.

    Me recuerda más al cine de superhéroes por la lucha final entre el gran villano y el rebelde bueno que a una película de ciencia ficción con trasfondo. Esperando ver algo parecido a Oblivion nos quedamos con un blockbuster veraniego.

    La primera media hora de la película nos da esperanza de ver una producción de nivel pero se pierde en un descontrol de escenas de acción con poco sentido.

    Lástima, esperamos que la próxima no esté tan contaminada por el cine comercial como esta.

  2. Personalmente me ha gustado Elysium, la verdad. Goza de unos cuidadísimos efectos especiales y nos ofrece una trama con el punto justo de complejidad. Cierto es que la historia no es nueva, pero el enfrentamiento entre ricos y pobres es un tema infinito siempre de actualidad, más en este caso en el que Blomkamp hace clarísima alusión a la inmigración ilegal. Utilizando la atmósfera entre la Tierra y Elysium como un perfecto símil de una vigilada forntera, que podría perfectamente ser la de Estados Unidos, el director refleja el recelo de la parte rica de la misma así como el negocio montado alrededor de la promesa de una vida mejor para los inmigrantes desesperados por llegar a la tierra prometida donde todo es perfecto, que en este caso no es América sinó la estación espacial Elysium.

    Buena interpretación de Jodie Foster, que aporta esa rabia contenida que tan bien sabe transmitir, así como del protagonista, Damon, que se mantiene correcto y ligéramente fuera de sus papeles habituales en cuanto al registro. No podemos decir lo mismo de la sobreactuada participación del villano del filme, Sharlto Copley, que si bien estuvo magnífico a las órdenes de Blomkamp en Distrito 9, en esta ocasión no consigue convencer por lo exagerado de su papel, muy poco ayudado por el guión, que no nos pone en antecedentes como debería sobre este personaje importante para la trama. Eso sí, gran Diego Luna, por supuesto.

    Personalmente aconsejo ver Elysium, y evidentemente en el cine. Atentos por cierto al guiño del director hacia Distrito 9, detalle fugaz pero muy evidente!

  3. A mí me ha dejado un poco frío. Mucho mejor distrito 9. Eso sí las naves y los efectos rozan la perfección y la alcanzan en ciertos momentos. Ya no sabes con seguridad (salvo cuando se estrella la nave hacía al final) que está generado por ordenador y que no. Todo tiene una foto y textura perfecta para parecer real.

    Aparte de esto, que por otro lado se le presupone en mayor o menor medida a una peli de Hollywood el guión se desinfla rápidamente. Más le hubiese valido a Blomkamp ahinadar en la avaricia y dehumanización del poderoso en lugar de liarse en la construcción de un héroe salvador. Algo que se antoja previsible desde casi al principio. Además no se puede ser más naïf y Disney en cuanto a las escenas finales, algo que tocó la moral sobremanera pues esto pide mucha más crítica y menos miramentos. Que la crisi es real y dramática coño.

    En cuanto al Sharlto Copley coincido contigo Cierco. Es tan malo maloso y está tan loco que parece que se vaya a ir de la película. Personaje copiado de Distrito 9, el de mercenario sin escrúpulos, que aquí pasa a ser un psicópata ultraviolento y extremado. Admemás sus secuaces dan penica de lo bobos que son.

    En fin, una lástima, daba para mucho más. Se agradece la crítica pero se desprecia que se quede en algo superficial. Almenos yo

  4. Por cierto el guiño a Distrito 9 es una bandera de Sur Africa que aparece en una de las naves ??

    Me imagino que ese es el guiño que comentas….

    La vi en cine y me dije: » …epa un guiño a Distrito 9… «

  5. Cuendo vives en un país subdesarrollado donde la clase política y empresarial aplica el modelo neoliberal con un fanatismo que ya envidiarían los talibanes, donde la salud se paga caro, donde la educación de calidad es sólo para quien tiene el dinero para pagarla, donde cada año se le quitan más derechos a los trabajadores en pos de beneficiar gigantescas empresas transnacionales, el guión llega a identificarte con la película.

    Más que un tema «moralino» o de moda, la trama usa como recursos situaciones absolutamente reales, que exageradas un poco tienen completo sentido. Realmente, creo que única tecnología aparecidas en el filme que aún no tiene desarrollo son las cápsulas de salud. ¿El resto? Pura realidad inteligentemente ambientada.

    En mi propio país (Chile) hay un 5% de la población que tiene un estándar de vida similar al de Luxemburgo, y alrededor de un 60% que se las ingenia con un nivel de ingreso similar al de Angola. Si no tienes dinero para una costosa clínica privada tienes que ir a un hospital público falto de recursos donde te dan hora para algunos meses más, y si te mueres en el intertanto es tu problema. ¿Dónde está la ficción?

    Saludos

  6. Arranca muy bien y se mantiene en un excelente nivel durante su primera mitad pero que después se pierde en una acción sin sentido. Todo lo bien llevada que está la presentación de la situación se acaba perdiendo por dar espectacularidad a las escenas de acción cuando la película ya era espectacular en si misma en un puesta en escena.
    Aunque haya una diferenciación clara entre ricos y pobres al final la condición humana siempre buscará llegar a más poder y siempre en los dos mundos habrá quien quiera tener el control.
    Bastante bien Matt Damon y poco creíble Foster.
    En definitiva, pese a perderse y estropearse al final es bastante disfrutable.

Deja un comentario