Thriller de acción trepidante, Fire with Fire, en referencia a la expresión “combatir el fuego con el fuego”, nos cuenta la história de Jeremy Coleman, un bombero amante de su profesión que por casualidad presencia un doble asesinato del que consigue escapar milagrosamente. Una vez en comisaria la policia local le convence para que declare contra el asesino en los tribunales, a lo que èl accede sin tener demasiado en cuenta las funestas consecuéncias que eso puede suponer para su vida tanto en sentido metafórico como literal. Resulta que el asesino en cuestión no es otro que Neil Hagan, un mafioso extremadamente peligroso al que el cuerpo intenta condenar des de que supuestamente mató al compañero del agente Mike Cella.

Jeremy renunciará a la vida que se ha construido entrando en el programa de protección de testigos siendo rehubicado en la ciudad de Nueva Orleans, lejos de su California natal, con la inocente promesa de poder volver a casa cuando el malvado Neil Hagan, capó mafioso y despiadado, haurà sido apresado y juzgado. Como suele ocurrir en estos casos, los secuaces del citado criminal no tardaran en descubrir la aparentemente secreta y segura localización de nuestro protagonista, que entonces deberá enfrentarse por primera vez al hecho irrefutable que Hagan no cesará en su empeño de darle caza, tanto a él como a sus series queridos, ni aunque estuviera recluido en prisión, lugar des del que seguiria dirigiendo a su pequeño ejército de malechores en la búsqueda del bombero que le encarceló. Es en ese momento cuando este ciudadano ejemplar deberá elegir entre seguir las instrucciones de las incompetentes autoridades o tomarse la justícia por su mano para ganarse su propia libertad.

El filme destaca sobretodo por contar con tres buenos y conocidos actores entre su reparto, se trata nada más ni nada menos que del gran McClane, Bruce Willis, que ejecuta con profesionalidad un simple papel secundario que apenas consigue justificar la inclusión de su nombre en el cartel promocional del filme. Parece que en demasiadas ocasiones acaba Willis en papeles como este, que si bien le dan de comer y bien, no hacen más que engrosar un curriculum con quizás demasiados contrastes que parece responder a un representante poco selectivo o a una falta notable de criterio por su parte en la elección de guiones con algo que ofrecer al espectador. En el segundo lugar de este trio de actores que aguanta Fire with Fire encontramos a Josh Duhamel, que acepta el reto de protagonizar el filme interpretando con ganas este papel que debe desencasillarle definitivamente de su trabajo como jefe de seguridad del casino Montecito del maestro James Caan en la serie Las Vegas (2003-2008). También le hemos podido ver en la saga Transformers y en la comédia romántica Noche de fin de año (New Year’s Eve, 2011). En tercer lugar tenemos a la actriz Rosario Dawson, que comenzó con un papel en la polémica Kids (1995) y posteriormente hemos visto en filmes como Hombres de negro II (MIBII, 2002) o Death Proof (2007), que en Fire with Fire hace un digno trabajo interpretando a la agente de la policia de Nueva Orleans que caerá rendida a los pies de este bombero de fuertes convicciones morales al que se encuentra metido en una lucha que le va grande.

Aparte del citado trio de actores, nada, al contrario, sobresale la actuación del malvado asesino que hace el actor Vincent D’Onofrio por ser sorprendentemente forzada e insatisfactoria, a pesar del esfuerzo del guión que se apresura a mostrarnos que este gángater es tan malvado que lleva una esbástica tatuada en el pecho, ni así consigue imponernos su aparentemente escalofriante presencia. Gran error de cásting, que no se repite afortunadamente en el pequeño papel que hay en Fire with Fire para el rapero 50 cent, que clava una actuación tan simple como acertada. Y para terminar con el reparto, solo comentar la preséncia del actor Richard Schiff, que personalmente me encantó en el papel de Toby Ziegler en la serie El ala oeste de la Casa Blanca (The West Wing, 1999-2006), y que en esta ocasión interpreta un abogado que se ha visto inmerso en la defensa del malvado Hagan.

Podemos concluir que el filme es aceptable, aunque previsible en varios momentos de la trama, que no es un tema en absoluto nuevo, pero que sí está tratado con gracia y sobretodo con un ritmo interesante. Dejando al margen la ligereza de Willis y el poco acierto en esta ocasión del por otro lado buen actor Vincent D’Onofrio, el filme nos mantiene intrigados, que ya és más de lo que consiguen muchas producciones de nivel medio que, como esta, nisiquiera pasan por las salas de cine de nuestro país.

JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

Imágenes:


Tráiler:

 

Ficha técnica:

DIRECTOR: David Barrett
GUIÓN: Tom O’Connor
MÚSICA: Trevor Morris
FOTOGRAFÍA: Christopher Probst
MONTAJE: Paul Harb
VESTUARIO: Mia Maddox
REPARTO: Josh Duhamel, Rosario Dawson, Bruce Willis, Vincent D’Onofrio, Curtis ‘50 Cent’ Jackson, Quinton ‘Rampage’ Jackson, Vinnie Jones, Richard Schiff, Bonnie Somerville
DIRECCIÓN ARTÍSTICA: Frank Zito
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Nathan Amondson
PRODUCCIÓN: 50 Cent, Andrew Deane, Randall Emmett, George Furla, Richard Jackson, Matthew Rhodes
PRODUCTORA: Cheetah Vision / Emmett/Furla Films
DURACIÓN: 97 minutos