Impresionante despliegue de medios, recursos y presupuesto, Battleship es la adaptación al cine del popular juego de mesa de la compañía Hasbro conocido como Hundir la flota. Esa es la escusa para ofrecernos un filme propagandístico de 200 millones de dólares cuyos objetivos principales parecen ser tanto recaudar como reclutar. Para lo primero, el filme ha contado con una impresionante campaña publicitaria que comenzó hace ya más de un año, y para lo segundo, cuenta con una típica historia de  potencial desaprovechado que se convierte en honor y heroísmo de la mano de un joven que podría ser cualquiera, que podrías incluso ser tú si te apuntaras cuanto antes a la potente Marina de los Estados Unidos. Carísimo panfleto repleto de efectos y forzadas emociones en el que, por no faltar, no falta ni la famosa cantante Rihana, en una desesperada búsqueda de joven carne de cañón en tiempos de necesidad económica.

Battleship

Gran comienzo del filme en el que se nos muestra como des de unas enormes antenas situadas en una montaña de una isla en Tahití el gobierno americano pone en marcha un proyecto dedicado a comunicarse con un lejano planeta llamado G-6, que parece tener unas características muy parecidas a las de La Tierra. Des del principio se nos vende el miedo a lo desconocido con la por otra parte excelente teoría de que si éstos supuesto alienígenas recibiesen la citada comunicación y decidiesen presentarse en nuestro planeta, sería probablemente como cuando Colón se presentó en el continente americano, y la raza humana seríamos, en este símil, los pobres indios nativos. Como premisa de este filme de Hasbro, extraña mezcla entre la saga Transformers, a la que recuerda en demasiadas ocasiones, y Independence Day (1996), a la que aspira a recordarnos, el de Colón y los indios es un argumento sorprendentemente lógico, que no solo da al filme una digna justificación argumental sino que también refuerza la premeditada y manipuladora idea de agruparse y reforzarse en contra de un enemigo común de América, que, a falta de indios, alemanes, rusos o talibanes, pueden ser algún día los temibles extraterrestres.

Battleship

Battleship arranca con la necesidad del protagonista, Hopper, de encontrar su camino en la vida, de dar un sentido a una existencia descarriada que en el filme se nos presenta a modo de comedia, con bastante acierto, cuya consecuencia inevitable es la entrada de Hopper (no es un guiño al Topper de Hot Shots!) en la Marina obligado por su hermano, Stone , el típico brillante y siempre excelente hermano mayor. A partir de aquí, honor, banderas, patria, superación personal, acción, romance y por supuesto, el famoso y polémico homenaje a los veteranos de la guerra de Korea, que entran en acción en una especie de homenaje a Armageddon (1998) que seguro arrancará una risa a más de uno. Pero no nos confundamos, probablemente en América esta secuencia se viva como un climax de honor y orgullo patrio, y hasta pueda que en Japón más de uno vea el paralelismo entre los veteranos que bienen a salvar al mundo en el filem y los llamados Héroes de Fukujima.

Dirigida por Peter Berg, director de la absolutamente genial La sombra del reino (The Kingdom, 2007) y la sorprendente aceptable Hancock (2008), Battleship abusa y disfruta de la cámara lenta, al estilo del gran Michael Bay, para pecar como es habitual en este tipo de filmes de darnos una visión completamente americana de una invasión de abasto mundial. Berg dejó frases tan vulgares sobre el filme y su clara voluntad militarista como “La Marina se sintió halagada de que salvara al mundo en la película”, o “Los soldados de los destructores se alegraron de que, por primera vez, una película no se centrara en los portaaviones”.

Para sorpresa de muchos, el título Battleship no se refiere en ningún super-portaviones ni a lo último en tecnología militar estadounidense, sino al Missouri, barco de la Marina que tiene una larga historia que se remonta a la II Guerra Mundial, en la que fue el escenario de la rendición de Japón ante el general MacArthur y el almirante Chester Nimitz. El buque pesa 41.000 toneladas, tiene 266 metros de eslora, algo menos que el Titanic, y tiene cabida para unos 2.700 oficiales y marinos. En la actualidad es un museo flotante que en realidad fue aprovechado durante un breve espacio de tiempo para localizar algunas escenas de la cinta, que fue rodada en enormes decorados ubicados en Oahu, Hawai y el en Pacífico.

Battleship

En cuanto a la relación del filme con el clásico juego de Hasbro, llamado Hundir la flota o también Batalla Naval, realmente Battleship consigue reflejar este juego de mesa con gran habilidad y sutileza en una secuencia del filme sin parecer en ningún momento que se fuerce la situación, cosa desgraciadamente habitual en adaptaciones cinematográficas de juegos de ordenador. Si éstos son habituales en las carteleras de cine, los juegos de mesa no lo son tanto, pero tenemos algún ejemplo como el de la película Cluedo, el juego de la sospecha (Clue, 1985).

Hay que destacar en Battleship la presencia, puramente testimonial, del gran actor Liam Neeson, que en esta ocasión sucumbe al talonario para encarnar al padre de la novia de nuestro protagonista, el actor Taylor Kitsch que pudimos ver recientemente en la interesante John Carter (John Carter of Mars, 2012). Evidentemente hay que destacar también la participación en el filme de la cantante Rihana, que afortunadamente consigue pasar sorprendentemente desapercibida.

Resumiendo, Battleship es una gran superproducción hollywoodiense que nos ofrece simplemente lo que uno espera de un título como este, ni más ni menos: espectáculo visual de alto nivel, situaciones trascendentes de forzada emotividad, toques de comedia, un romance con final feliz, prepotencia yanki y, eso sí, mucha Marina de los Estados Unidos.

   JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

Imágenes de Battleship:

 

Tráiler de Battleship:

 

Ficha técnica:

DIRECTOR: Peter Berg
GUIÓN: Erich Hoeber, Jon Hoeber
MÚSICA: Steve Jablonsky
FOTOGRAFÍA: Tobias A. Schliessler
REPARTO: Taylor Kitsch, Liam Neeson, Alexander Skarsgård, Brooklyn Decker, Josh Pence, Rihanna
MONTAJE: Colby Parker, Billy Rich y Paul Rubell
VESTUARIO: Louise Mingenbach
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Neil Spisak
DISTRIBUIDORA: Universal Pictures International Spain
PRODUCCIÓN: Sarah Aubrey, Peter Berg, Brian Goldner, Bennett Schneir, Scott Stuber y Duncan Henderson
PRODUCTORA: Universal Pictures / Film 44 / Hasbro / Stuber Productions
ESTRENO EN USA: 18 de Mayo 2012
ESTRENO EN ESPAÑA: 13 Abril 2012
CALIFICACIÓN: No recomendada para menores de 7 años

WEB OFICIAL: http://www.battleshipmovie.com/