En los primeros años de su carrera Bruce Springsteeen daba grandes discursos introductorios en algunos de sus temas. Con los años se fueron perdiendo pero ahora los recupera a lo grande para dar un nuevo espectáculo. Aunque ya ha realizado giras en solitario y en teatros en esta ocasión se trata de un nuevo concepto con el que ha conseguido un premio Tony especial.

Tras años girando con la E Street Band parecía que iba a tomarse un respiro pero publicó el libro de memorias Born to run donde explicaba su vida, sus vivencias, sus miedos, la relación con sus padres y el camino al éxito entre otras cosas.

El libro fue acompañado por un disco llamado Chapter and Verse que acompañaba a través de su música el camino que trazaba la historia. Al final libro y disco evolucionaron hasta el espectáculo teatral en Broadway.

Springsteen on Broadway nació para ocho semanas y se ha alargó durante año y medio. Se ha representado en el minúsculo teatro Walter Kerr Theatre de New York donde solo unos afortunados fans podían conseguir entrada a través de una lotería y de un desorbitado precio.

Gracias a Netflix ahora podemos acercarnos un poco a revivir la magia de esas noches en el salón de casa justo el día después de la ultima función.

Un solitario Springsteen vestido de negro, en un escenario oscuro acompañado de guitarra, piano y armónica va desgranando la historia. Las canciones van precedidas de unos discursos teatralizados con gran sentimiento y dosis de humor.

Después de ver la visión del fan en Sprinsteen y yo ahora podemos ver la visión de Springsteen des de su interior. Habla des de dentro de su ser, des de el sentimiento. Directamente a la audiencia, al fan, a quien escuche. Tan directo que en ocasiones sin uso de micro. Explora sobre todo su infancia y la difícil relación con su padre, su pueblo natal y la influencia cristiana en su vida y entorno.

Springsteen consigue atraparte y las más de dos horas de duración se hacen cortas y pasan en un suspiro. En esta ocasión prevalece el mensaje por encima de todo y las canciones tantas veces coreadas pasan de hits a potentes versiones acústicas que encajan a la perfección con la puesta en escena. Patti Scialfa, su mujer, le acompaña en un par de temas cuando habla de familia, amor y compromiso.

Netflix ofrece el espectáculo subtitulado al castellano aunque las canciones no lo están. Éstas se pueden subtitular en ingles CC si se desea.

 

OSCAR