Francisca es una niña de apenas nueve años que vive con su padre y su madre en una apartada granja. Un día recibe en su casa la visita de un extraño. A partir de los acontecimientos de ese día vemos a una Francisca ya adulta cuyo mundo gira alrededor de su familia y su granja.

The eyes of my mother supone el debut del joven director Nicholas Pesce. Se trata de un film de un horror sosegado ambientado en un entorno aislado y rural. La historia de Francisca, personaje principal sobre el que gira toda la trama se estructura en tres partes separadas por un fundido a negro y un rótulo. Tres separaciones que el joven director y guionista usa para marcar tres etapas vitales de todo ser humano y que a través de alguien al margen de la sociedad como Francisca toma giros dramáticos y provoca escenas de auténtico horror.

El aislamiento y sus consecuencias ha sido un tema recurrente para el cine de horror y terror. Un miedo a las antípodas de mitos como Drácula o El Hombre lobo que se basa en hechos reales. Un terror que despertó cuando a mediados de los años 50 se descubriera la casa de los horrores de Ed Gein. Personaje traumatizado por su madre, no muy inteligente y que tenia la casa llena de partes de cuerpos, además de vestidos cosidos con la piel de sus víctimas. Este caso evidenciaba los horrores que la América rural podía albergar. Influida por este suceso La Matanza de Texas (The texas Chainsaw Massacre, 1974) se convertía en el primer y más inspirado acercamiento a los horrores de este aislamiento, si bien es cierto que también sirvió de inspiración para la novela de Robert Bloch y posterior filme Psycho (Alfred Hitchock, 1960), es el filme de Hooper donde el ambiente tiene un papel destacado, casi como si ese ambiente seco, caluroso y áspero fuera un personaje más.

The eyes of my mother

En el caso de The eyes of my mother también encontramos reminiscencias de Henry, retrato de un asesino (Henry, portrait of a serial killer, John McNaughton 1989) pero en el filme de Pesce las imágenes están rodadas con una bella fotografía en blanco y negro, con imágenes crudas que contrastan con otras delicadas. Sin la sequedad de las imágenes del film de McNaughton ni el de Hooper, ni su tono documental. La historia que aquí se nos presenta está llena de ternura hacia un personaje inadaptado que sigue teniendo las mismas necesidades vitales y afectivas que todo ser humano. Es decisión del espectador averiguar cómo las satisface.

La joven  Kika Magalhaes lleva el peso de toda la película y hace un trabajo realmente notable sobretodo en los momentos en que Francisca nos es accesible, cuando siente y padece lo que el común de los mortales y somos testigos de su tragedia y soledad. En este sentido el filme encuentra un equilibrio casi perfecto entre drama y horror, aunque decantándose en última instancia por este último.

El debut de Nicholas Pesce es un interesante y bello filme horror que presenta de un modo original los peligros del aislamiento.

ROGER MONTFORT

logo findelahistoria

 

Tráiler de The eyes of my mother

 

Título original: The eyes of my mother
Año: 2016
Duración: 76 min.
País: Estados Unidos
Director: Nicholas Pesce
Guión: Nicholas Pesce
Música: Ariel Loh
Fotografía: Zach Kuperstein
Reparto: Kika Magalhaes, Olivia Bond, Will Brill, Flora Díaz, Pol Nazak