Rocky_banner

Ante el próximo estreno de Creed, vamos a repasar la saga Rocky, de donde bebe esta nueva película.

La saga hasta ahora la formaban seis películas donde Rocky era el verdadero protagonista. Ahora se suma una nueva visión a partir de este spin off con Creed.

Muchos se alejan de esta saga por considerarla como una serie de películas “de boxeo” o de carácter violento, pero Rocky es mucho más que eso. Es cierto que al ir creciendo, la saga se ha ido centrando más en la acción y el espectáculo, pero el trasfondo de Rocky permanece en todas las películas. Los valores personales son a lo que uno se debe aferrar y no dejarse llevar por nadie. Creer en uno mismo es la clave. Aprovechar las oportunidades que la vida te da, la lealtad, la familia y la amistad serán los otros factores que a los que hará constante referencia.

Un Stallone en ruinas ideó la historia y luchó sin vender el guión si no lo protagonizaba él mismo. Conseguido esto, la película fue un éxito que relanzó su carrera y acabó con 10 nominaciones a los Oscar, ganando 3 de ellas (película, director y montaje).

Stallone fue doblemente nominado a los Oscar de 1977, como actor y como guionista de Rocky. Ahora, 39 años después, ha dado un paso más ganando ya un Globo de Oro y obteniendo otra nominación al Oscar por este personaje.

ROCKY (1976)

Rocky es un boxeador de tercera que vive en los barrios bajos de Filadelfia. Sobrevive como matón en los muelles combinado con una poco productiva carrera en los cuadriláteros. Su momento parece haber pasado, perdiendo hasta la taquilla en su gimnasio a manos de su entrenador que dejó de creer en él pese al talento poseía. A pesar de esto, Rocky es un luchador y no pierde las ganas de luchar. Siempre mira hacia adelante. Intentará sin desfallecer conseguir la atención de Adrian, chica tímida e introvertida que trabaja en la tienda de animales del barrio. Mantendrá su amistad con el hermano de Adrian, Paulie, cascarrabias alcoholizado que pondrá a prueba su relación en todo momento.

Los personajes en Rocky buscan libertad. Al final el sueño americano se presenta en su puerta y abre la de todos los demás. La película mantiene un tono dramático y comedido pero lleno de optimismo. Cuenta con una banda sonora que pasará a la historia, así como momentos cumbre como el entrenamiento por las calles de Filadelfia o la subida de las escaleras del Museo de Arte. Los entrenamientos de Rocky y su chandal gris serán uno de los iconos más reconocidos y se mantendrán durante toda la saga.

Todos los entrenamientos de Rocky

ROCKY II (1979)

Stallone coge las riendas y esta vez también dirige la película. Es una extensión directa de la primera parte. Mantiene la estructura. Drama, entreno, combate. Un Rocky retirado de la lucha para crear una familia no se sale con la suya ya que aunque intenta varios trabajos no consigue salir hacia adelante. El drama se ceba con Adrian que tras un mal parto queda inconsciente. Paulie sigue encerrado en la carnicería buscando una salida. Otra vez la luz al final del túnel da una oportunidad única que esta vez sí llevará a Rocky a lo más alto. Luchar por lo que uno es y uno cree es lo que al final da sus frutos.

ROCKY III (1982)

El cambio es notable en esta tercera parte. Stallone ha cambiado y Rocky también. Esta vez se presenta con una mejor forma física, con el cuerpo más fornido y musculoso. Si en la primera parte la música fue esencial, en esta vuelve a acertar con el Eye of the tiger de Survivor que marcará otro hito en la historia de la saga. Aparecen Hulk Hogan y Mr.T para dar grandiosidad al conjunto.
Pasamos del frío y la oscura Filadelfia al sol y las playas de Los Angeles. Pierde el tono dramático para pasar a uno más comercial pero el mensaje continúa intacto. El éxito lleva a la comodidad pero no se puede perder la esencia por que te sales del camino a seguir. Se ha de recuperar lo que es uno mismo y tener metas que superar. Se ha de recuperar la mirada del tigre y el instinto asesino que te hacía sobrevivir.

Rocky III – Eye of the tiger

ROCKY IV (1985)

La rivalidad con la Unión Soviética dentro de un cuadrilátero para callar bocas a base de tenacidad. Esta vez Rocky no subirá las escaleras de Filadelfia, subirá las montañas nevadas de Rusia para acabar teniendo a un país a sus pies.
El lema de la película es Pase lo que pase. Lo dice Apollo a Rocky y lo repite Rocky a Adrian. Pase lo que pase se debe continuar. No se puede ser algo que no sé es. No se puede luchar contra el destino. Pase lo que pase se debe hacer lo que uno cree.
Puro espectáculo. Puros años 80. James Brown haciendo de las suyas, un robot parlante con música discotequera, una banda sonora otra vez acertadísima que da momentos sublimes a la película.

Rocky IV – No Easy Way Out

ROCKY V (1990)

Esta vez Stallone se aparta de la dirección y vuelve a confiar en John G. Avildsen, director de la primera parte. Rocky pierde el dinero, pierde las casas y los lujos y vuelve a las calles de Filadelfia. Lo que quería ser una vuelta a los orígenes, mantiene la esencia pero no la magia. Puede que sea la más floja de la saga. Stallone se acompaña de su hijo real (el malogrado Sage). Aunque vuelve a los orígenes se quiere dar un cambio de estilo. Se pierden los típicos videoclips que esta vez se acompañan de música hip-hop y no enganchan como los del resto de la saga. Rocky se sigue creyendo luchador pero los problemas físicos le empujan a la retirada del ring. Lo que debía ser una vida familiar tranquila pasa a calvario al perder todas sus propiedades y volver a los barrios bajos de Filadelfia. Entonces, otra oportunidad de seguir en la brecha. Rocky pasa a ser entrenador de una futura promesa pero no todo saldrá como el desea. La lealtad como punto fuerte otra vez aparecerá en la saga.

ROCKY BALBOA (2006)

16 años después Stallone recupera las riendas en la dirección. Al igual que a Rocky ,a Stallone le debía quedar algo en las tripas y decidió dar el cierre que no había conseguido con Rocky V. A diferencia del resto de secuelas pierde la numeración en el título y la continuidad temporal. Es la única que no empieza con el final de la anterior. Rocky Balboa, la película, sí recupera la magia. Es un canto al amor y un canto a la vida. El amor a la familia, al prójimo y a uno mismo es lo más importante. Va soltando mensajes sin parar. En el paso del tiempo, el corazón es lo último en envejecer. No importa que piensen los demás. Si uno no cree en él mismo nunca podrá vivir en libertad. El miedo es importante para estar atento y esforzarte más. Al final todo esto te lleva a la libertad buscada desde el inicio.

Personalmente este era un cierre perfecto de la saga. Veremos que a motivado a Stallone a seguir en la piel de Rocky y reinventarlo en Creed.

OSCAR

logo findelahistoria

rocky_saga