Anita Ekberg (1931 – 2015) ha fallecido hoy en Castelli Romani, cerca de Roma. Anita fue una exuberante actriz Sueca que realizó su papel más destacado en la película de Federico Fellini La Dolce Vita (1960), en la que realiza una de las escenas inolvidables del cine, bañándose junto a Marcello Mastroianni en la fontana de Trevi. Todo un atrevimiento para la época. La película fue catalogada de obscena por su contenido, y no se estrenó en varios países, entre ellos España donde fue en 1980 cuando finalmente tuvo su estreno en los cines.

La Dolce Vita
obtuvo La palma de Oro en Cannes en 1960, y es considerada por muchos como una obra maestra del cine. Anita Ekberg puso su grano de arena en esta película, una mujer que fue capaz de decirle a Howard Hughes “Si me hago famosa el público aprenderá a pronunciar mi apellido; y si no, no me importa”, justo cuando éste le proponía operarse la nariz y cambiar su apellido por otro más fácil.

Llegó al cine de la mano de un concurso de belleza, nada menos que Miss Mundo, en el que quedó entre las 6 finalistas. Este hecho le supuso un contrato con Universal Pictures, y su debut en el cine en la película Abot y Costello van a Marte (Charles Lamont, 1953).
Tras esta película, llegó Artistas y modelos, un pequeño pape en Blood Alley y su participación en Guerra y paz. Pocas películas más realizó, sobretodo participando en muchas de ellas con pequeños papeles. Pero fue en el año 1960 cuando realizando una escena dentro de la Fontana de Trevi que Anita Ekberg, o Kerstin Anita Marianne Ekberg, pasó a la historia del cine, y todavía perdura a pesar de que su luz se haya apagado.

Descanse en paz.

Muere Anita Ekberg.

Muere Anita Ekberg

Anita en la Fontana de Trevi