En un ejercicio de fantasía y sobretodo divertimento, hoy nos planteamos lo que sería, o mejor dicho podría ser, la película El Padrino 4 (The Godfather IV), siempre según nuestra modesta opinión y a modo de planteamiento imaginativo e ilusionante.

El Padrino 4

El Padrino 4 (The Godfather IV), la realidad

Tras el fracaso de la idea de Paramount Pictures de realizar la cuarta entrega de esta mítica saga debido al fallecimiento del escritor Mario Puzo en 1999, comenzamos de cero para plantearnos lo que podría ser la continuación de esta mítica dinastía fílmica. Si bien se dice que el proyecto de la Paramount pretendía contar con Coppola de nuevo como director y por supuesto basarse en el guión que Puzzo ya había comenzado a escribir.

La trama giraría en torno a dos historias, por un lado una visión retrospectiva del ascenso de la familia al poder protagonizado por un joven Sonny Corleone al que encarnaría el actor Leonardo DiCaprio, y la segunda historia nos hablaría de la continuación de la saga con Vincent Mancini (Andy Garcia) como heredero de la familia. Según se rumorea esta segunda línea argumental nos mostraría como al entrar en el mundo de la droga la familia Corleone y su imperio acabarían completamente destruidos.

El Padrino 4

Hasta la fecha Paramount atesora la propiedad de la historia compartida con la familia Puzzo, y no hay planes oficiales para una secuela. Aún así, sí ha habido nuevas versiones de video-juegos basados en la mítica familia Corleone que demuestran que la historia todavía tiene tirón. Es por eso que nos lanzamos a imaginar lo que sería esta deseada y nueva entrega de la saga mafiosa por excelencia de la historia del cine.

 

El Padrino 4

¿El Padrino 4, otro remake?

En una época falta de inventiva como en la que nos encontramos, en que una de las vías más explotadas por parte de los grandes estudios son los remakes de clásicos del cine moderno, es lícito fantasear, y qué mejor fantasía que El Padrino 4 (The Godfather IV).

Mientras las salas de cine se inundan de nuevas versiones y variaciones de historia ya contadas, nosotros soñamos con una nueva entrega de El Padrino, que bien podría ser un remake tal y como están las modas. No es que el remake sea un fenómeno nuevo ni mucho menos, pues los cineastas siempre han actualizado (o directamente plagiado) los grandes clásicos, pero en los últimos años el fenómeno se ha descontrolado. Parece que las únicas vías para atraer al público mayoritario son las grandes sagas comerciales para adolescentes o estas actualizaciones para nostálgicos de títulos míticos.

Todo vale para atraer al público a las salas con viejas ideas y nuevas caras, desde puros remakes calcados como se hizo con la Psicosis de Hitchcock, que rozaba el homenaje, hasta reinvenciones desde cero de personajes clásicos, pasando por supuesto por pseudo-secuelas que en realidad podríamos englobar en el grupo de los remakes por su carácter de puesta al día. En este último grupo entrarían las secuelas de Star Trek y Star Wars del gran J.J.Abrams, así como títulos del estilo de la decepcionante Tron: Legacy.

Éste es el estilo de remake en el que hoy nos centramos para nuestra El Padrino IV, aunque también existen los remakes que acostumbra a hacer Hollywood de filmes extranjeros que han triunfado en sus respectivos países. Éste tipo de remakes, también lucrativos, serían casos como los de Oldboy, I Saw The Devil, The Raid o  El secreto de sus ojos, que parece ser que contará con Julia Roberts nada menos.

Hay muchos de estos remakes o secuelas modernas que están ya en proyecto, desde proyectos largamente encallados como Blade Runner 2 o una nueva entrega de Los Cazafantasmas, hasta otros anunciados más recientemente como los de Se lo que hicisteis el último verano, Ben-hur, Exploradores, Los Goonies, IT u otros despropósitos que nos tememos mucho no estarán a la altura de las originales. Eso sí, algo venderán aunque sólo sea por el título.

La fiebre de los remakes que vivimos nos ha dejado ya ejemplo más y menos afortunados. Desde las reinvenciones de sagas basadas en míticos cómics como Batman, Superman o Spiderman, hasta actualizaciones de títulos tan míticos como Noche de miedo, Robocop, Desafío Total, Carrie, Pesadilla en Elm Street, Halloween, King Kong o muchos otros.

 

El Padrino 4

El Padrino 4, o El Padrino IV …

Entrando de lleno en materia, comenzamos por puntualizar que el título sería El Padrino IV, siguiendo el formato clásico de las anteriores de numerar con cifras romanas. Por supuesto el título original sería tan simple como The Godfather IV. En ambos casos huiríamos de coletillas estilo “El Padrino IV: el legado de Michael” o “El Padrino IV: la saga continúa”, muy de moda pero francamente inadecuadas para la ocasión pues el renombre de la saga no necesita de frases atractivas.

Ni que decir tiene que la película contaría con Francis Ford Coppola como director, a precio de oro por supuesto, o de no poder llegar al caché de éste podría optarse por su sucesora y también directora de renombre, Sofia Coppola.

 
El Padrino 4

El guión de El Padrino 4 (The Godfather IV)

Puestos a desbarrar, la historia la situaremos en la Nueva York actual, en la que un joven rebelde de apellido Corleone y rasgos italo-americanos malvive en un suburbio marginal trabajando en una fábrica enorme. No conoce su pasado ni la historia de su familia, pero sí lleva en sus genes el liderazgo y la valentía que sirvió a sus antepasados para hacerse con el control de la ciudad en el pasado. Descubrimos a un tipo con principios pero también con cojones, discreto pero seguro de sí mismo y predestinado a grandes cosas.

Nuestro atrevido protagonista es profundamente respetado por sus compañeros en la fábrica en la que está empleado, por su incansable dedicación al trabajo, su seriedad y su compañerismo con el resto de desafortunados currantes. Al atravesar la fábrica por duros momentos económicos, el dueño intentará provocar un gran accidente industrial para cobrar el seguro arriesgando la vida de todos los trabajadores. Es entonces cuando nuestro listo pequeño Corleone conseguirá descubrir lo que se avecina avisando a todos los trabajadores y liderando una revolución que culminará con él mismo dando muerte al malvado empresario mientras la gel complejo entero se colapsa de forma espectacular.

Con este comienzo en formato breve daríamos forma a la historia y al personaje, que se situaría años después, en los que junto a todos esos compañeros que quedaron desempleados ese día, nuestro Víctor (para no ponerle directamente Vito) ha aglutinado a su alrededor un numeroso grupo de hombres files a los que ese día salvó la vida y que quedaron desempleados con familias que mantener. Ahora él los lidera y éstos sobreviven sin apuros en un barrio común gracias a él y su dominio del tráfico de documentación para inmigración que domina desde la zona. Un gran negocio que no solo enriquece a Víctor y le está permitiendo crear un pequeño imperio, sino que permite ayudar a muchas familias desesperadas. Buscamos así un símil de lo que en la saga original era el juego, y que pueda ser comprendido sin dañar la imagen de nuestro protagonista ni su empatía con el público, y manteniendo la tradición original de huir de la venta de droga.

En el barrio donde todos habitan, con vistas a Manhattan, Víctor es el amo. La vida le trata bien y conoce a una inteligente muchacha con la que se casa. Aún así, la ambición de los genes Corleone va mucho más allá del suburbio, y es en este intento de expandirse que se nos irán presentando impedimentos para nuestro hombre. Veremos cómo los irá salvando con diplomacia y su palabra primero, y con dureza y violencia después, ya sin ensuciarse las manos y convertido en un hombre de familia.

Todo para terminar la película, como no, con un baño de sangre a varias bandas, como es tradición, mientras Víctor inaugura su gran proyecto, una nueva y espectacular fábrica en el viejo emplazamiento donde todo empezó. Ésta dará empleo encubierto a estos inmigrantes ilegales cuyos documentos fabrica, compra y vende nuestro protagonista, consiguiendo así dar un gran paso en la expansión de su negocio, proporcionar empleo a todo la zona y legitimar su imagen pública. Así es como comienza a gestarse el nuevo imperio Corleone.

 

El Padrino 4

El reparto de El Padrino 4 (The Godfather IV)

Una opción fantástica para el papel protagonista podría ser por supuesto Shia Labeouf, un actor con multitud de registros y una trayectoria ya más que sólida. Le acompañarían varias caras conocidas en los papeles de sus enemigos, víctimas a la postre, y jóvenes prometedores, que no le hagan sobra, en los papeles de sus amigos primero y secuaces después.

La película debería contar con un corto cameo del gran Al Pacino, como todo buen remake, en algún papel muy secundario. Quizás abrir esa puerta nos permitiría incluso añadir un también corto y a ser posible divertido cameo del que fuera el gran Sonny Corleone, el actor James Caan que encarnó a ese mítico Santino. El tiempo apremia en la producción si realmente aspiramos a contar con estos dos mitos en pantalla.

 

Detalles El Padrino 4 (The Godfather IV)

La espectacularidad, casi imprescindible en el cine actual, la aportarían secuencias como la inicial, con una impresionante revolución en la fábrica seguida de impresionantes explosiones e implosiones, con alguna cámara lenta al estilo Michael Bay y momentos emotivos tipo película de catástrofes.

Quizás en algún momento habría que incluir alguna persecución espectacular por las callejuelas del suburbio donde acontece la acción, eso no puede faltar en El Padrino 4, y por supuesto una banda sonora a la altura de la original. Quizás con Junkie XL re-mezclando la que el gran Nino Rota compuso para la primera película de la saga.

 

Y hasta aquí el soñar, que como siempre es gratis.

Qué os parece mi propuesta para El Padrino 4?

Se hace lo que se puede, uno no es Mario Puzzo ni lo pretende, la verdad.

 

Para terminar os dejamos con varios fanmade posters de El Padrino 4 que hemos encontrado por la red.

El Padrino 4 fanmade posters