Nick Carraway se traslada a vivir a West Egg, Nueva York, donde será vecino de un misterioso personaje, Gatsby (Robert Redford). Un hombre que ha hecho su fortuna después de la Primera guerra mundial y que no para de organizar majestuosas fiestas para ricos, en las que el no aparece nunca.
Nick empezará a relacionarse con este misterioso caballero y verá que todo lo que busca es recuperar el amor de Daisy (Mia Farrow), la prima de Nick.

Drama basado en la novela homónima de F. Scott Fitzgerald publicada en 1925, desarrollando una historia de amor en los años 20, donde el Charleston, el Jazz y la ley seca estaban a la orden del día.
La película deja recaer todo el peso encima de los dos protagonista, Redfort y Farrow, sobretodo en el papel de Robert Redfort interpretando magistralmente a un misterioso y callado hombre, Gatsby.

Es una historia de amor en la que a lo largo de la película quedarán implicados todos los personajes que aparecen. Nick como primer confidente, el marido de Daisy, la amante de este, su marido y los propios Gatsby y Daisy. Ésta narración está muy bien llevada por el director, que a pesar de que la película para muchos puede ser demasiado lenta y pesada, con largas miradas entre los protagonistas, en la que no sucede nada, el director junto con el guión de Francis Ford Copola, consigue transmitir al espectador la que es en realidad una turbulenta historia de amor que relaciona a los dos protagonistas. Con todas las pausas en la acción, y la cantidad de silencios entre Gatsby y Daisy, consiguen mostrar sus sentimientos más profundos y ese amor que en apariencia no puede ser correspondido.

El gran acierto de la película es sin duda la actuación de Robert Redford. La película puede parecerle aburrida a la mayoría, y llena de silencios, pero no se puede discutir la interpretación del hombre misterioso y elegante que realiza Redford. En contra, el que tal vez es el gran error, tenemos la interpretación de Mia Farrow (Daisy). Un personaje extravagante, que no parece conectar en nada con el de Gatsby, una interpretación que roza la caricatura o la estupidez.

El film muestra todo lo que era el sueño americano, reflejado en su esplendor en las grandes fiestas que realiza el protagonista, donde la moral se dejaba por unas horas un poco de lado. Todo el esplendor de una época bastante bien reflejado en al película.

En definitiva, El gran Gatsby es una película que ha envejecido mal, con un ritmo lento, donde predominan los silencios y los pensamientos de algún protagonista como es el caso de Nick, y en la que la actuación de Mia Farrow puede hacer pensar a más de uno en que es una película estúpida. A pesar de esto, la propia calma en la filmación, reflejando el estado de ánimo de Gatsby, hacen que sea una bonita historia de amor y una turbulenta relación a tres, en la que los buenos tiempos ya pasaron.

El gran Gatsby se ha llevado 4 veces a la gran pantalla, la primera en 1926 (Herbert Brenon) de la que ninguna copia ha sobrevivido y solo hay algunas escenas sueltas. En 1949 por Elliot Nugent, en la que el protagonista era Alan Ladd, en 1974 dirigida por Jack Clayton con Robert Redford, la cual se considera la definitiva y la mejor. También hubo en 2001 una versión para televisión dirigida por Robert Markowitz, con Toby Stephens y Mira Sorvino, y la última adaptación de 2013 es la del director Baz Luhrman, en la que aparece Leonardo Di Caprio y Carey Mulligan.

 

SALVA VILA

logo findelahistoria


Ficha técnica:
TÍTULO ORIGINAL: The great Gatsby.
DIRECTOR: Jack Clayton
GUIÓN: Francis Ford Coppola (novela de F. Scott Fitzgerald)
MÚSICA: Nelson Riddle
FOTOGRAFÍA: Douglas Slocombe
REPARTO: Robert Redford, Mia Farrow, Bruce Dern, Karen Black, Sam Waterston, Scott Wilson, Lois Chiles, Howard Da silva, Roberts Blossom
PRODUCCIÓN: David Merrick, Hank Moonjean
PRODUCTORA: Paramount Pictures
ESTRENO EN USA: 29 Mazo 1974
DURACIÓN: 144 minutos