una-bala-en-la-cabeza_1_1565221

Una bala en la cabeza

El nuevo trabajo de Sylvester Stallone se llama nada más ni nada menos que Una bala en la cabeza (Bullet to the head), toda una declaración de intenciones.

El filme, narrado con la profunda voz en off de Stallone al estilo clásico recordando ligeramente aquellas típicas películas de detectives de antaño, nos cuenta la historia de Jimmy Bobo, un criminal veterano que se ve inmerso en una trama de corrupción política y asesinatos que le llevará a enfrentarse a un variopinto grupo de maleantes con la ayuda de un policia bienintencionado pero poco experimentado. Éste está interpretado por Sung Kang, al que hemos visto en la saga A todo gas (Fast&Furios).


Una bala en la cabeza, del director experto en acción californiano Walter Hill, director de la interesante Invicto (Undisputed, 2002) y productor de filmes tan espectaculares como Prometheus (2012), Alien vs. Predator (2004) o Alien resurrección (Alien resurrection, 1997), nos ofrece una curiosa secuencia que vale la pena resaltar, en la que podemos ver la increíble evolución del rostro de este viejo rockero que es Stallone a lo largo de los años, en fotos de la ficha policial del personaje, que nos permiten ver de forma muy reveladora como el paso de los años ha hecho mella en su persona. A pesar de ello, este dinosaurio mantiene no solo la forma sinó también el carisma, y aguanta por sí solo el peso del filme sin nisiquiera despeinarse.


La película tiene un ritmo trepidante contrastado solo por la calma y serenidad que transpira como siempre Stallone en su interpretación, que vuelve a estar entre la reflexión y la apatía sarcástica, en una actitud y gestualidad que ha convertido ya en marca registrada y que sigue funcionando. Es un placer también poder ver a un renacido Christian Slater en el papel de uno de los villanos, dejandonos una actuación más que aceptable teniendo en cuenta el tono general del filme y de su reparto, en el que ofende un malo malísimo interpretado por el guaperas Jason Momoa, todo músculos y sin carisma ni carácter, que ejerce de gran oponente de nuestro protagonista. Podriamos afirmar que éste es el principal responsable de la poca pegada que tiene el filme más allá de los frecuentes chistes de Stallone, el más destacado de los cuales se resume en la frase «Me tenías con el Jódete«. Realmente el flojo guión parece hecho a medida de este veterano actor empeñado en mantener vivo el cine de los ochenta, con su violencia y es personajes chulescos e insensibles, antihéroes de otra época, que personalmente, y aquí coincido con el gran Rocky, considero dorada.


Sorprende mucho en Una bala en la cabeza el abuso de los subidones de música blues para pasar de una escena a otra, cual serie de televisión ochentera, que en su exceso consigue provocarnos en momentos la sensación de estar viendo simplemente una concatenación de secuencias individuales inconexas a modo de sketch. Aún así la banda sonora es buena y eso siempre se agradece en filmes con poco que ofrecer como es el caso, aparte de acción y disparos. Uno llega a la conclusión de que el numero de fallecidos en la película por «una bala en la cabeza», aún siendo alto y habiendo perdido personalmente la cuenta, es menor de lo que esperaba, aunque las víctimas caen también con distintos y variados métodos, y casi siempre a manos de nuestro todopoderoso Stallone. Se puede definir el filme como honesto, y aunque ciertamente peca de un guión claramente mejorable y un reparto falto de talento en su gran mayoría, nos ofrece todo lo que promete, y eso hoy en día es mucho.

No me queda más que celebrar la estabilidad que parece haber alcanzado Sly en la cartelera tras su regreso por todo lo alto con el cementerio de elefantes para mitómanos que fue Los Mercenarios (The Expendables), gran regalo de este mítico actor de acción a toda una generación que pudimos disfrutar de ese gran revival nostálgico de tiempos mejores gracias a la voluntad y esfuerzo de este inexpresivo actor que, no lo olvidemos, sigue teniendo un gran olfato para el éxito en Hollywood, que se sigue midiendo como siempre por la taquilla más que por los galardones o las críticas.

   JORDI CIERCO

 

 

 

Imágenes:

 

Tráiler:

 

Ficha técnica:
TÍTULO: Una bala en la cabeza
TÍTULO ORIGINAL: Bullet to the head
AKA: Headshot
DIRECTOR: Walter Hill
GUIÓN: Alessandro Camon (Novelas gráficas: Alexis Nolent)
MÚSICA: Steve Mazzaro
FOTOGRAFÍA: Lloyd Ahern II
MONTAJE: Tim Alverson
VESTUARIO: Ha Nguyen
REPARTO: Sylvester Stallone, Jason Momoa, Christian Slater, Sarah Shahi, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Sung Kang, Marcus Lyle Brown, Jon Seda, Brian Van Holt
DISTRIBUIDORA: eOne Films Spain
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Toby Corbett
PRODUCCIÓN: Alfred Gough, Alexandra Milchan, Miles Millar, Joel Silver y Kevin King Templeton.
PRODUCTORA: Warner Bros. Pictures / Dark Castle Entertainment / IM Global / After Dark Films
ESTRENO EN USA: 1 de Febrero 2013
ESTRENO EN ESPAÑA: 22 de Marzo 2013
CALIFICACIÓN: No recomendada para menores de 16 años
DURACIÓN: 91 minutos

WEB OFICIAL: http://bullettothehead.warnerbros.com/

4 comentarios en “Una bala en la cabeza”

  1. Alguna vez termino por ver una peli que creo que no me gustará y resulta que me sorprende. Esta es la ocasión. Creía que lo nuevo de Sly seria una cinta pésima sin ningún atractivo, aburrida y con un guión lleno de peleas y tiros. Pero finalmente no me ha decepcionado, ha hecho lo que tenia que hacer, distraerme y no acabar aburriendo estas películas de acción, como ya me ocurre con alguna de Jason Stathman.
    Creo que la cinta cumple. El guión no lo he visto tan malo, e incluso me ha recordado al ritmo de películas de acción de hace años, en los que no todo lo que premia es la sangre, sino que la relación entre compañeros, el carisma del protagonista y su manera de resolver los problemas, estaban más de moda que ahora.

    En lo que te doy la razón, Cierco, es en el poco carisma que tiene Jason Momoa , ya lo demostró en Conan.

  2. El problema de crearse altas espectativas es que la caída es más dura. Floja, muy floja esta película. Se salva la relación entre los dos protagonistas de esta buddy-movie que parte de una buena idea como juntar un asesino y un policia en una misma causa, pero que carece por completo de ritmo e interés.
    Se entienden todos los problemas que ha tenido en la sala de montaje ya que debía ser difícil escojer que salvar de la quema.
    No sé donde ha quedado Walter Hill, ni hay resurrección de Cristian Slater (està bastante mal, eh?), Momoa sin ningún tipo de carisma, etc…
    Stallone recordando un poco al de Asesinos o El Especialista, con buen humor y aguantando la película junto a su compañero.
    Se une a la nueva moda de violencia más visual y sangre en CGI.

  3. Por mi parte tuve el acierto y la suerte de no hacerme ilusiones, la verdad es que de entrada consideré el filme como una simple via para Stallone para rentabilizar su recién adquirida resurrección a nivel personal. Estoy de acuerdo en que el filme tiene una estructura poco solida y una trama floja, pero tenia tantas ganas de ver de nuevo a Sly como único y principal protagonista que quizás se me hizo más agradable de lo esperado.
    Personalmente creo que hay mitos que estan por encima ya de todo ojo crítico, y diria que ése es el caso de Stallone, me pareció que hacía la película por y para él mismo, y eso es lo que deben hacer monstruos del cine como él, disfrutar del presente sin renegar del pasado.
    De acuerdo en que el filme es mejorable, pero para mí ofrece lo que promete, y eso no es más que al gran Sly en toda su inmensidad.

  4. El problema de esta peli es Sun Kang, es totalmente nulo su carisma y la química con Stallone. La historia es muy vista pero Walter Hill ya ha hecho esta historia en otras ocasiones con filmes que no se mencionan en la crítica ¿Cómo es posible que no se mencionen maravillas como Limite 48 horas o Forajidos de leyenda? pero narrarlo con su estilo habitual cosa que en el cine de acción actual prefieren meter mucho relleno y movimientos de cámara y poco más.

Deja un comentario