El actor británico Richard Griffiths, conocido últimamente por su papel de tío malo de Harry Potter, ha fallecido este 28 de marzo a la edad de 65 años, en complicarse una operación en el corazón.
Griffiths tenía tras de sí una larga carrera como actor de teatro, cine y televisión, aunque su mayor éxito mundial le llegó de la mano del personaje del Tío Vernon, en la saga Harry Potter. Debutó en frente de las cámaras en el año 1974, en la serie Crown Court, a partir de entonces participó en diferentes películas como Superman II (1980), Carros de fuego (1981) o Sleepy Hollow (1999)
Pero su gran afición y donde ejercía su profesión, era el teatro. Actor en la Royal Shakespeare Company realizó grandes papeles en obras como The white Guard, o Enrique VIII. Su mayor éxito fué en la obra de teatro The History boys (2004), que llegó a Brodway ganando el premio Tony.
Un gran actor que nos deja. Descanse en paz.

 

SALVA VILA

logo findelahistoria