Dirigida en 1939 por Victor Fleming, narra como la joven Dorothy mientras se escondía en el interior de su casa para huir de un tornado, se golpea en la cabeza y cae aturdida en su cama. Al poco, sorprendentemente, se despierta junto a su perro Totó en el fantástico mundo de Oz. Un mundo de fantasía y lleno de color, donde junto con sus nuevos amigos el León, el Espantapájaros y el Hombre de Hojalata, deberá llegar hasta la ciudad esmeralda y conseguir que el poderoso Mago de Oz la devuelva a Kansas, su hogar.

El mago de Oz

Película musical que se ha vuelto todo un icona del cine familiar. Seguramente junto a Cantando bajo la lluvia (1952) es de los musicales que más gente ha visto y sigue viendo. Todo un clásico para todo tipo de público, con el que te diviertes con la historia y te quedan grabadas en la cabeza muchas de las canciones de una banda sonora que ha pasado a la historia del cine.

El mago de Oz

Actualmente para muchos es una película dirigida más a un público infantil que adulto, pero seguramente a los nostálgicos nos encanta. Todo un cuento de hadas con diversión, canciones y llena de valores.
Un cuento de hadas, al mas puro estilo del cuento de Alicia en el país de las maravillas (1865), aunque en esta ocasión, la protagonista no entra en una madriguera de conejos para llegar a un mundo fantástico, sino que queda inconsciente y es arrastrada por un huracán hasta el mundo de Oz.
Esta adaptación cinematográfica, es tal vez más conocida que el propio libro de Lyman Frank Baum (publicado en 1900) y ha dejado para la memoria del cine escenas tan clásicas como Dorothy cantando Over the rainbow en su granja, o los cuatro protagonistas cantando You’re off to see the Wizard mientras recorren el camino de baldosas amarillas.

La película consigue arrancarte una sonrisa a lo largo de todo el metraje y hace que te encariñes con los ya clásicos personajes, el León, el Hombre de Hojalata, el Espantapájaros y por supuesto Dorothy.
Los personajes son presentados uno a uno en las escenas iniciales en Kansas, donde cada uno enaltece unas cualidades que curiosamente son las que ellos mismos buscan en el mundo de Oz, dado que todos los personajes principales hacen casi el mismo papel tanto en Kansas como en Oz.
El Espantapájaros desea un celebro, cuando en realidad es el que piensa con más claridad, el Hombre de Hojalata quiere tener corazón y es el personaje más bondadoso, y el León cree ser un cobarde y quiere ser valiente, aunque en realidad lo da todo por sus amigos sin importar lo que le pueda ocurrir. Un cuento de hadas en el que cada personaje busca su propia identidad. Sin darse cuenta que gracias a la amistad, todos tienen los valores que desean.
Como curiosidad de otro protagonista, el actor que encarna al Mago de Oz (Frank Morgan) realiza cinco papeles en la película, algunos de estos como habitantes del mundo de Oz.

El mago de Oz

Uno de los aciertos de la película para introducir al espectador en un mundo mágico, fue el cambio del color inicial de Kansas, a la lluvia de colores del mundo de Oz. El director rodó las primeras escenas en blanco, sepia y negro, para describir un mundo árido, para pasar luego a rodar el resto de la película con unos colores muy vivos recreando un mundo fantástico. Este mundo tan coloreado puede recordarnos al de Alicia de Tim Burton (2010)
Lo malo de esta idea, fue que a lo largo de muchos años la gente en sus casas solo podía ver la película en blanco y negro.

Una entretenida película, que como todas tuvo sus curiosidades. El director inicial, Richard Thorpe, fue despedido al no gustarles los resultados de lo que ya había rodado, tales como vestuario o maquillaje. Por lo que los estudios MGM pidieron consejo a George Cukor, que antes de iniciar el rodaje de Lo que el viento se llevó (1939) aportó las principales ideas de lo que sería el maquillaje de Dorothy y otros personajes, para luego marcharse.
Su amigo Victor Fleming continuó con el rodaje de Oz, hasta que poco antes de finalizar la película, dejó el rodaje para finalizar, curiosamente, Lo que el viento se llevó, en la que George Cukor había sido despedido.
Finalmente, lo que quedaba para terminar el rodaje de El mago de Oz lo finalizó otro director, King Vidor, aunque el producto final se le atribuye a Victor Fleming.

Otra curiosa situación, se sucedió con el cambio del actor que interpretaba al Hombre de Hojalata. Inicialmente empezó el rodaje Buddy Ebsen, quien al cabo de unas semanas tuvo que ser ingresado por una intoxicación en los pulmones, al respirar el polvo de aluminio que tiraban por encima del traje de hojalata. Este polvo fue substituido posteriormente por otra sustancia y retomó el personaje el actor Jack Haley, realizando el papel más famoso de su vida como actor. Está claro que Ebsen no quedaría demasiado contento por lo que le sucedió, perdiendo la oportunidad de realizar este gran personaje del cine.

El mago de Oz

En definitiva, El mago de OZ es un largometraje con un buen ritmo narrativo, que hace que el visionado sea entretenido y rápido, que tendríamos que recuperar o ver por primera vez, para poder disfrutar de sus canciones y de sus ya míticos personajes tanto como de los principales actores, la Bruja mala del Este, la Bruja del Oeste, el ejército de monos voladores, los Munchkins (habitantes de Oz) o las clásicos zapatos rojos de Dorothy. Una película, que a pesar del paso de los años, no ha envejecido mal, y se sigue disfrutando con ella.

Como muchos otros clásicos, también ha sido parodiada o referenciada por series televisivas como Los Simpsons y Futurama o en películas como Top Secret, Avatar o incluso en The Matrix, cuando Neo va a ser extraído de Matrix y Chipher le recuerda: “Abrocha tu cinturón Dorothy, porque vamos hacia el mundo de Oz”

La película obtuvo 5 nominaciones a los Oscar’s de 1939, entre ellos al de Mejor película. Finalmente obtuvo el Oscar a Mejor canción (Over the rainbow) y el de Mejor música Original, a demás de ganar el Premio Juvenil de La Academia para Judy Garland.

Hay varias versiones de este clásico infantil, la más conocida es precisamente la que dirigió Victor Fleming en 1939. Aunque tenemos la primera versión en 1910 El maravilloso mago de Oz, una versión muda en 1925 dirigida por Larry Semon y alguna otra del 1925 como La tierra del mago de Oz, junto con un musical de 1974.
En 2013 se estrena la nueva versión de Sam Raimi Oz: Un mundo de fantasia, aunque también hubo rumores de que Todd Mcfarlane rodaría otra versión algo mas retorcida.

 

SALVA VILA

logo findelahistoria
 
 


 

 
Ficha técnica:
TÍTULO ORIGINAL: The Wizard of Oz.
DIRECTOR: Victor Fleming, Sin acreditar: George Cukor, Mervyn LeRoy, Norman Taurog, King Vidor.
GUIÓN: Noël Langley, Florence Ryerson, Edgar Allan Wolf (basado en el libro de Frank L. Baum)
MÚSICA: Herbert Stothart (canciones: E.Y. Harburg, Harold Arlen)
FOTOGRAFÍA: Harold Rosson
REPARTO: Judy Garland (Dorothy), Frank Morgan (El mago de Oz, Profesor Marvel…), Ray Bolger (El Espantapájaros, Hunk), Bert Lahr (El León, Zeke), Jack Haley (Hombre de Hojalata, Hickory), Margaret Hamilton (La bruja mala del Este), Billie Burke (Glinda, La bruja buena del Norte)
DECORACIÓN DEL ESCENARIO: Ewin B. Willis
PRODUCCIÓN: Mervyn LeRoy, Arthr Freed
PRODUCTORA: MGM
ESTRENO EN USA: 15 Agosto 1939
DURACIÓN: 110 minutos